lunes, 20 de junio de 2016

El Parkour del bisabuelo

Compartir
Resulta difícil no quedar atrapado por la belleza de movimiento del Parkour, esa disciplina donde el humano se desplaza por su entorno de manera fluída y acrobática. El término deriva de "parcours du combattant" ("parcours" significa recorrido en Francés), la clásica pista de obstáculos utilizada en los entrenamientos militares propuesta por Georges Hébert. un oficial de la Marina Francesa durante la Primera Guerra Mundial e instructor de educación física, promotor de un método de entrenamiento, el Método Natural, que no es otra cosa que una forma de entrenamiento deportivo metódica y completa dentro de la naturaleza.
El Método Natural fue diseñado y desarrollado por Georges al ver a indígenas africanos "en acción" y decidió que era una muy buena idea entrenarse de esa manera. Hébert anotó sobre lo observado en Africa: "sus cuerpos eran espléndidos, flexibles, ágiles, hábiles, exactos y resistentes, sin más entrenador en la gimnasia que su vida en la naturaleza".
Como oficial de la Armada Francesa, Hébert había sido asignado a la aldea de St. Pierre en Martinica. En 1902 hubo una catastrófica erupción volcánica y Hebert heroicamente coordinó la evacuación y rescate de alrededor de setecientas personas. Esta experiencia tuvo un profundo efecto en él, y reforzó su creencia en que la habilidad atlética debe ser combinada con coraje y altruismo. Desarrolló este ethos en su frase: «Etre fort pour être utile» - «Ser fuerte para ser útil».


Posteriormente se convirtió en profesor de educación física en la universidad de Reims, en Francia donde estableció el método de entrenamiento, el "méthode naturelle" (método natural) consistente en diez grupos fundamentales: caminar, correr, saltar, movimiento cuadrúpedo, escalada, equilibrio, lanzar, levantar, defensa personal y natación. Estos tenían la intención de desarrollar "las tres fuerzas principales": Energética (fuerza de voluntad, coraje, serenidad y firmeza), moral (benevolencia, asistencia, honor y honestidad) y física (músculos y respiración).
Durante la primera y segunda guerra mundial, la enseñanza del método natural continuó expandiéndose, convirtiéndose en el sistema estándar de la educación física militar y civil francesa.
Inspirado por Hébert, un arquitecto suizo desarrolló una "parcours du combattant" —pista de obstáculos— la primera de las que ahora son estándar en el entrenamiento militar y que condujeron al desarrollo de pistas de ejercicios civiles "parcours".
Con lo dicho creo que ya queda claro que la práctica es anterior a la nueva moda que ya lleva tres décadas de vida, y que tan sólo la falta de cámaras de video Go Pro o similares ha hecho que la gente no reconozca al Parkour como una práctica que al menos nos llega desde inicios del siglo XX.
Apenas sobreviven algunas películas de los años 30 y miles de la actualidad, donde cualquiera puede hacer toma tras toma hasta lograr el objetivo sin tener que gastar fortunas en rollos de film y revelado.


El Parkour siempre nos sorprende alegremente y la fluidez de los movimientos nos hace creer que hasta podríamos hacerlo nosotros mismos sin ningún entrenamiento. Pero no, hay que practicar, estudiar el entorno, volver a practicar y tener mucho entusiasmo.
Hoy en día es normal que las películas de acción cuenten con muchas tomas donde los dobles de riesgo o especialistas en Parkour mezclan sus aptitudes con las mejores peleas de Kung Fu.
Los practicantes son denominados traceurs si son hombres, o traceuses si son mujere, en referencia al acto de trazar o hacer un recorrido, y tienen como objetivo trasladarse de un punto a otro en un entorno de la manera más útil y eficiente posible, adaptándose a las exigencias del mismo con la sola ayuda de su cuerpo.
El parkour es practicado tanto individual como colectivamente en cualquier entorno, no exclusivamente en espacios urbanos. Cada practicante decide hasta que punto involucrase en su entrenamiento y como enfocarlo. Su práctica implica la adaptación al entorno para superar los diferentes obstáculos presentes en un recorrido.


Su versión moderna, es decir el bautizado como Parkour en lugar de Método Natural, alterando sutilmente la voz original parcours, fue desarrollado en Francia, inicialmente por Raymond Belle y posteriormente por su hijo David Belle y su grupo de amigos, los auto-denominados Yamakasi durante el final de los años 80. La disciplina se popularizó al final de los años 90 y el principio de los 2000 gracias a películas, documentales y anuncios televisivos protagonizados por los Yamakasi.
Así que no hay que olvidar a aquellos aventajados que no pudieron hacerse famosos por la falta de Internet , YouTube y las GoPro. Sin zapatillas caras ni conjuntos deportivos de alta gama, nuestros bisabuelos lo practicaban mucho mejor que nosotros.

Taluego.



Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo El Parkour del bisabuelo fue publicado por O Pin el lunes, 20 de junio de 2016. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post El Parkour del bisabuelo

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates