jueves, 3 de octubre de 2013

Pésimo Stand Up argento

Compartir
Puede que los comienzos de la llamada comedia en vivo o Stand Up Comedy  (comedia de pie) en Argentina se remonten a los inicios de la Revista Porteña o Bodeville vernáculo, que más tarde degenerara su sección de monólogos en los espectáculos de Café Concert con especialistas como Antonio Gasalla, Enrique Pinti y el gran Tato Bores, también Edda Díaz y los Uruguayos Gabriela Acher y Carlos Perciavalle. Como resultado de esta herencia es que cuando uno compara la producción nacional de Stand Up con la extranjera se encuentra con lo opuesto a lo que ocurre con el humor gráfico.
En el humor gráfico no hay mejores humoristas que los argentinos y vale como muestra un Quino, un Fontanarrosa , un Sendra, un Caloi y decenas de artistas que han emigrado a otras tierras para poder desarrollarse, mientras sus obras se traducen a todos los idiomas merced a un humor que trasciende las fronteras o se considera universal.


Pero en el Stand Up argento se trabaja para grupos cerrados, élites de poca monta que "hacen" la noche de toda gran ciudad, pues como herencia de la Revista Porteña, o el Café Concert de las épocas de censura, el Stand Up argentino no recurre a la inteligencia, al código que dispare una risa como ejercicio mental, sino que por el contrario se centra el lo escatológico o sexual, todo regado con una abundante dosis (diría sobredosis) de palabras obscenas que logran, aún en nuestros días, arrancar una risotada al argento reprimido, castrado y torpe que parece todos tenemos dentro. Y no le digo nada cuando el que se encuentra sobre el escenario se la toma con usted y lo trata como punching ball. El usar al público para focalizar la burla en algunas personas elegidas al azar, es una herramienta de la época del Café Concert  que es parte de las reglas que usted acepta al concurrir a este tipo de espectáculos. Un tipo de bulling puber que les aplican a quienes pagan su entrada con toda la buena voluntad.

Pocos son los que como Pinty pueden combinar velocidad, inteligencia crítica, malas palabras y humor en el mismo combo con simpatía, lo que con el tiempo a producido una multitud de imitadores mediocres que alquilan con poca plata una sala pequeña, para hacer reír a su escaso público con una incontinente seguidilla de vulgaridades inconexas y nada de talento.

Lejos de querer compararnos con los excelentes textos elucubrados por los capos del Stan Up yanky, hoy gracias a Comedy Central, un canal de cable dedicado a la especialidad, podemos hacer comparaciones entre los artistas argentinos y sus pares de latinoamérica. Créame cuando le digo que da vergüenza ajena ver la calidad e ingenio de los hermanos Venezolanos, Colombianos o Mexicanos, por nombrar algunos, ante la patética falta de ritmo y conexión con el público de la mayoría de los ¿humoristas? argentinos.
Un Sebastián Wainraich nunca podría llamarse cómico a no ser que su bolsillo no fuera lo suficiente grande como para pagar sus participaciones. Su esposa Dalia Gutmann tampoco llega a cumplir con las expectativas y declara que ¿estudió? Stand Up porque la gente se reía de lo que decía cuando era conductora . Mal presagio. Si alguno de los dos le saca alguna sonrisa, lo lamento por usted.
Cientos de mujeres acomplejadas y necesitadas de psicólogo pululan por las tarimas haciendo gala de un feminismo inverso que no duda en ridiculizar sus propias vaginas con tal de sacar una sonrisa forzada. Y esto no sería nada si pudieran cambiar de tema, pero no, siempre insisten en el encasillamiento de la feminista liberada.

Claro que hay otros, muy eficientes y que conectan, pero lamentablemente tienen esa malísima costumbre argentina de no saber dosificar la palabrota. Y es que cuando se abusa del uso de las mismas su efecto tiende a desaparecer. No es lo mismo decirle boludo o hijo de puta a alguien hoy en día, que hace veinte años. Ya no se pegan trompadas por el hecho y suele ser el equivalente al "flaco" o "flaca" de los 70.
Yo disfruto infinitamente con el Stand Up Venezolano, Colombiano, Mexicano y Norteamericano me parece ágil, bien pensado, con manejo de las pausas, ritmo estudiado y efecto comprobado. No hay improvisación pues sería una falta de respeto por quien ha pagado una función en la que al actor le dolía una muela y no tenía ganas siquiera de subir al escenario.
Los nuevos Stand Up argentinos tienen preparados una serie de chistes mayormente escatológicos y un precario dominio del escenario. Si ha esto le sumamos la ristra gratuita de malas palabras que vamos a escuchar, estamos frente a un espectáculo pasivo-agresivo que suele justificar la mala prensa que tienen los argentinos a nivel mundial.
Como a los chicos, lo mejor para curarlos es no reírnos cuando dicen alguna grosería. 
Es la mejor forma de indicarles que como público merecemos un producto de mejor calidad.

Taluego.

 Algunos ejemplos con filtro apto para todo publico.


Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Pésimo Stand Up argento fue publicado por O Pin el jueves, 3 de octubre de 2013. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post Pésimo Stand Up argento

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates