jueves, 1 de agosto de 2013

Las putas que tenían nombre

Compartir
La profesión más vieja del mundo no siempre fue la más vergonzante. Las consignas que fueron inundando las mentes hasta bien terminada la Era Victoriana han ido perdiendo validez y aunque se quiere combatir la trata de personas nadie puede evitar que quien quiera se dedique a esta honorable profesión. Por lo tanto es importante que usted entienda que en este blog estamos en contra de la trata de personas pero a favor del libre albedrío. Dicho ésto ya podemos entrar en materia sin tener que justificar nuestros dichos.
Usted enciende su televisor y no solo ve lo mejorcito del mundo Gay argentino copando todos los canales a toda hora, sino que el llamado "gaterío" se muestra en un intento de llegar a la fama, lograr ser "botinera" o atrapar a algún viejito con plata y calentón. Y lo peor es que lo dicen francamente y sin empacho, mucho más cuando su edad les pone en la frente un aviso de caducidad inminente.
En esa carrera desafiante cuanto más caro se vendan mejor, pero solo una muy buena administración de los recursos podrán asegurar una vejez venturosa. De allí que los implantes mamarios, botox y prótesis culianas ya entran en uso como regalo de 15 para las hijas que pretendan casarse "bien" y mantener atrapado a algún marido.
Es que las chicas toman como modelo a mujeres de la farándula y suelen decir que cuando sean grandes quisieran ser como tal o cual, sin analizar si la profesión requerirá más de un sacrificio carnal para lograr el tan ansiado objetivo.
Mientras las mamás modernas alientan esta pose en la vida, uno se pregunta como llamar a esta nuevas meretrices vernáculas.
En la antigua Roma no tenían tantos problemas y habían legislado y reglamentado la actividad para evitar cualquier tipo de abuso de féminas mal intencionadas o masculinos malos administradores. 
Para el año 1 d.C. existían alrededor de 32.000 prostitutas registradas en la ciudad de Roma y unas cuantas que ejercían el oficio por simple vocación.
Dentro de esa reglamentación se le daba nombre a cada una de las profesionales en base al modo en que llevara adelante su actividad.


Así, se llamaban Delicatae a las putas de lujo a las que únicamente tenían acceso los más poderosos, algo así como las VIP de la actualidad, las que ahora se eligen con un catálogo y se les pone un bulo y colman las tapas de la mayoría de las revistas, principalmente las dirigidas a los hombres.
Las Famosae eran mujeres que sin ninguna necesidad, dada su desahogada posición social (ricachonas), practicaban sexo por puro placer. En la actualidad, a mi gusto, vienen faltando pero el caso más renombrado en el pasado es el de Valeria Mesalina, esposa del emperador Claudio. Como sería la loca de libidinosa que, aprovechando la ausencia de su esposo, organizó un concurso en palacio con las meretrices de Roma basado en ver quien se podía acostar con más hombres en un solo día. El “colegio” de prostitutas aceptó el reto y envió a Escila, una auténtica profesional que realizó veinticinco coitos antes de rendirse… Mesalina prosiguió durante la noche y, tras declarar que no se sentía aún satisfecha después de haber fornicado con setenta hombres, continuó hasta el amanecer. El recuento final fue doscientos…a eso yo lo llamaría ninfomanía, pero bueno, no soy especialista, pero estoy listo a aprender.



Las Lupae, por otro lado eran las que ejercían el oficio en los lupanares palabra que deriva de ´Lupa´ que en latín significa loba o prostituta. De allí que lupanar sería "el lugar donde estaban las lupas (o putas)" Sigue la idea de que a Romulo y Remo los habría amamantado, no una loba, sino una puta.
Siguiendo con calificativos que hoy día comparten una y muchas profesionales del sexo, Noctilucae (Polillas nocturnas)serían las chicas malas que sólo trabajaban por la noche, y no me pregunte si se encuentran incluidos los travestis, porque supongo que en la antigua Roma no hacían mucho distingo con respecto a los sexos.


Las Copae, no están lejos de ser como nuestras "coperas": las que trabajan en la Caupona (era una tienda de bebida rápida y comidas frías ya preparadas – generalmente vino, chacinados, quesos o encurtidos – que podías tomarse allí mismo o llevar, como si fueran McDonalds, pero allí no había bancos ni mesas, sino una barra al exterior en la que los clientes por unas pocas monedas podían calentarse con una copa de vino y mandar algo al buche).
Las Fornicatrices serían la rama que hoy día atienden a los camioneros y se caracterizaban por hacerlo siempre bajo los arcos de puentes o edificios. Por cierto el término fornix significa arco de donde proviene fornicar (tener relaciones con una puta).


Las Forariae, son muy parecidas a las anteriores pero dedicadas al mundo campesino, ya que ejercían su labor en los caminos rurales próximos a Roma y sus principales clientes eran los viajeros que por allí pasaban.
Las Bustuariae son tal vez las que menos tienen que ver con la actualidad a menos que se trate de seguidores de alguna saga como "Crepúsculo" o similares devociones hacia los vampiros y el embrujo del mundo de los muertos. Ellas vendían sus servicios cerca de cementerios…en realidad las Bustuariae, practicaban la prostitución en los cementerios, pero no por placer, sino por la simple razón de que durante el día trabajaban allí como lloronas, esto es, mujeres contratadas para llorar en los entierros, por lo cual conocían perfectamente la geografía extraña y sinuosa de los cementerios romanos; además de esto, y por una errata judicial, en los cementerios no aplicaba la Ordenanza de Opio, ley que prohibía a las prostitutas realizar ciertas acrobacias indecentes en lugares públicos.
Marco Valerio Marcial señala que muchos viudos, luego de enterrar a sus esposas, se entregaban obsesivamente a las Bustuariae, ya que estas ejercían una especie de encantamiento lacrimoso, una suerte de llanto sensual, acompañado de gemidos y lamentos guturales, que al parecer resucitaban la lujuria de estos desdichados deudos.
Las Ambulatae, aunque usted no lo crea, son las simples chicas que trabajaban en la calle. Casi uno podría decir que casi todas entraban en este calificativo, incluso las Prostibulae que desempeñaban su trabajo en la calle sin ningún control. 
Y termino, valga la libidinosa imagen, con las Diabolariae, damas que ofrecían sus servicios en los lugares más imprevisibles, callejones, galpones y baños públicos.



Recordemos que según escribió Tácito, historiador romano, las mujeres que querían ser prostitutas estaban obligadas a registrarse ante la oficina del edil. Una vez inscritas (nombre, edad, lugar de nacimiento, y su “nombre de guerra”) se concedía la licencia llamada "licentia Stupri". Eso sí, de un examen médico ni hablar...

Taluego.



Fuentes: Prostitutes, El latín erótico – Enrique Montero Cartelle, Aprender del pasado – José Manuel Pina Piquer http://historiasdelahistoria.com
http://elespejogotico.blogspot.com.ar

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Las putas que tenían nombre fue publicado por O Pin el jueves, 1 de agosto de 2013. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 2 comentarios: en el post Las putas que tenían nombre

2 comentarios:

  1. Cuando he empezado a leer por su título, se me ha venido a la cabeza la canción de Rafa Pons "olvídate de ti" en la que comienza con una frase que me parece genial y sencilla: "las putas tienen nombre" Vamos, ese título suyo sumado a que este amigo cantautor ha escrito una canción a "Buenos Aires" hace que todo se alinee para poder disfrutar en grado sumo de su lectura, y de su amistad y esas cosas que suelen unirnos aunque, a veces, nos sepa a poco.

    Además este texto suyo lo voy a dar a conocer. Hay una persona que ama Roma y sus escarceos. Estará encantada de poder disfrutar de sus lecciones antiguas como lo hago yo de sus pechugonas novísimas y de sus recomendaciones de cine.

    Le dejo aquí los enlaces a esas dos canciones. Quizá no le digan nada, pero vamos, me apetece que las escuche y las visualice. A mí me acercan a su país, nota a nota...

    Amigo, un abrazo, muchos agradecimientos por pasar por mi blog, por corresponderme como no merezco.

    Hasta pronto, o antes.

    Mario

    http://www.youtube.com/watch?v=0w1WSusOXg8

    http://www.youtube.com/watch?v=BjZLOqY6kUc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Mario. Que alegría leerlo por aquí nuevamente. Creo que tengo que poner títulos que lo atraigan más seguido.

      Le cuento que ya había escuchado a Rafa Ponce merced a que usted nos presentara y continúo pensando que además de ser un excelente cantautor, tiene la típica voz de rallador que tanto gusta en los juglares españoles.
      No conocía ni la primera canción, que me parece por sobre todo un bellísimo poema cargado de alegría y humor, ni la segunda dedicada a mi querida y problemática ciudad.

      Ya se han ido los dos videos a Facebook, para que mis amigos lo disfruten, pero sobretodo aquellos que se han ido y desde la ausencia, juegan a denostar a su patria.

      Un abrazo grande amigo y no deje de escribir, que sus letras son de las pocas a las que les dedico toda mi atención.

      Chau

      Eliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates