jueves, 21 de febrero de 2013

España no es Haití

Compartir


"Las colonias americanas habían sido descubiertas,conquistadas y colonizadas dentro del proceso de la expansión del capital comercial.Europa tendía sus brazos para alcanzar al mundo entero.Ni España ni Portugal recibieron los beneficios del arrollador avance del mercantilismo capitalista,aunque fueron sus colonias las que,en medida sustancial,proporcionaron el oro y la plata que nutrieron esa expansión." ("Las venas abiertas de América Latina",Eduardo Galeano)

Es que ya por entonces toda la plata del Potosí o el oro Maya, Azteca e Inca que se mandaba fundido hacia la Madre Patria, terminaba en el bolsillo de los banqueros y prestamistas que tenían tomado por el cuello a los reyes de España con deudas casi imposibles de pagar. Y esos banqueros, crease o no, no eran otros que , por ejemplo, ciudadanos alemanes adoradores de la cerveza y todo lo asociado a su color.
La historia pareciera volver a repetirse y aunque en lugar de oro y plata se trate de servicios y recursos naturales no renovables, las riquezas sustraídas siguen sin llegar a los españoles y se empeñan en llenar los bolsillos de quienes hablan el complejo y enigmático idioma de Goethe.
De todas formas hay miles de Españas al igual que existe más de una Argentina. Está la España de mis amigos y mis amores y la hay otra donde reaparecen los nazionalismos (si con Z), la xenofobia y las remembranzas imperiales a 200 años vista, tal vez como reacción tardía ante la socarrona broma que les hace el destino cada vez que logran llegar a pertenecer a un primer mundo que pareciera no los aprecia como debiera.
Perdidos en el limbo de las colonias arrebatadas a sangre y fuego, condenan Gibraltar y reclaman la Latinoamérica que ya ni los recuerda, en una bipolaridad resultante de un bienestar económico que les prometió agrandar la Patria en un Imperio Económico, que a la larga y de la mano de la Banca internacional y el Euro los traicionó nuevamente como traiciona a todos.
Es que la Banca no tiene patria y la Patria no debe confundirse con los intereses empresariales.
Cuando Argentina no era más que un territorio vacío que necesitaba mano de obra y Europa estaba una vez más sufriendo el hambre resultante de los períodos entre guerra y guerra , se inició una política de puertas abiertas que hasta el día de hoy permanece funcionando.
Argentina se pobló con quienes huían del hambre, las guerras o querían "hacerse la América" para salvar a sus familias que vivían a caldo de cáscara de papas y suela de zapato asada. Alemanes, italianos, polacos, húngaros, turcos, árabes, judíos, españoles y cientos de otras nacionalidades llegaron para quedarse y traer a sus familias apenas pudieran hacerse de un capital para embarcarlos. Así creció el país y sus conflictos, ya que cada nacionalidad trajo consigo sus propios problemas, roces y resentimientos.


Hoy Europa en general y España en especial, olvidan con mucha facilidad sus negras epopeyas y que países pobres como Argentina (y otros muchos) los hayan apoyado y recibido con el corazón, enviando hasta lo que no tenían para sacarlos adelante en sus peores momentos. Para todos los argentinos fue una cuestión natural, al fin de cuentas eran nuestros parientes, nuestros hermanos. Pero el español moderno de tablet y redes sociales no es de guardar recuerdos que lo molesten  y mucho menos recordar el estado en que se encontraban antes de la invención alemana del Euro.
Valga recordar que mientras los hijos de la madre patria en Argentina o Cuba habían erradicado el analfabetismo, en la patria madre del idioma y a fines del siglo XX aún había porcentajes preocupantes de personas que no sabían leer ni escribir. Eso no impidió que en cuanto abandonaran el tercer mundo, merced a un mejor estándar económico, comenzaran a rechazar a los inmigrantes en una actitud xenófoba que no toda España compartía, con policía urbana dedicada a investigar los antecedentes de cualquiera en plena calle, de acuerdo al color de su piel, estatura o condición social.
En la era del resurgimiento español se demostró que lo que tiene una porción de España de orgullosa es inversamente proporcional con la justicia de sus actos o su buena memoria.
Hoy se encuentran encaminados o directamente sumergidos en una crisis previsible como las que nos han azotado en más de una oportunidad por estos pagos, mientras ellos se solazaban en la distancia con nuestra agonía. "Que indios sois los argentinos. Tan ignorantes" , "¿Cómo permiten tanta corrupción en sus gobiernos? ", "Deben ser , además de ególatras, unos soberanos imbéciles si eligen a semejantes dirigentes" y comienzan a ver que en realidad en casa se cocinaba el mismo guisado, que ellos también deben emigrar una vez más para no volver a sufrir el hambre. (ver el video de Arguiñano). Que sus gobernantes cometen los mismos delitos que los argentos, pero con la colaboración de un periodismo que lo que mejor hace es operar en favor de la economía de mercado. Un periodismo que se ha dedicado a ocultar el delito encumbrado en el poder, mientras el alto nivel de vida de la gente permitiera su manipulación por comodidad.
La decadencia comenzó con el estallido de la burbuja inmobiliaria y de allí en más no dejó de caer en picada.



Aquí no cambiamos. Los queríamos antes cuando eran pobres, cuando se hicieron ricos y los apreciamos ahora también que no están seguros de lo que son. Porque los latinoamericanos somos gente de bien a pesar de nuestros gobernantes (biznietos, nietos, e hijos de inmigrantes), tenemos memoria afectiva y nunca nos interesó ese primer mundillo de pacotilla, que de nada sirve cuando no hay nada que mandarse al buche ni existe un trabajo remunerado.
No todos los argentinos somos esos insoportables porteños del estereotipo, y Serrat y Sabina lo saben y se nos unen.
En general en Argentina se acoge por igual a nuestros vecinos del Paraguay, Uruguay, Bolivia y Perú (o de donde sean) que vienen a atenderse gratuitamente a nuestros hospitales, estudiar gratuitamente en nuestros colegios y universidades mientras muestran orgullosos sus dobles ciudadanías. Los recibimos con alegría porque aunque los argentinos lo paguen con sus impuestos y quienes recién llegan "vivan de arriba" hasta regularizar su situación, preferimos ayudar a nuestros hermanos y no vaciarles las empresas estatales como han hecho los empresarios con YPF o Aerolíneas Argentinas y menos armar corridas bancarias como la del 2001, donde los fondos de los ahorristas terminaron en las cajas europeas para financiarles el "Primer Mundo" a países que no cuentan con ninguna riqueza natural y sobreviven mediante las apuestas financieras y la corrupción de nuestros gobernantes.
Por algo aún siendo rica Argentina permanece sumergida.
Es verdad que en nuestros hospitales públicos tampoco hay mantas ni agua mineral gratuita como reclaman ahora en España, pero nunca faltará la atención profesional y los medicamentos, lo demás es hotelería y eso aún les falta entenderlo por allá.
Mientras Javier Bardén habla del Sahara y piensa en los impuestos que debe pagar por sus propiedades en Estados Unidos, Candela Peña habla de la falta de trabajo que la apabulla porque tiene que criar a un hijo (sabrá que siempre hubo y habrá gente con menos recursos que ella y que tiene que criar a cuatro o más ?). Los dos demuestran cuanto se han desconectado de la realidad y lo duro que es el choque contra el suelo cuando no se está tan acostumbrado al sube y baja social como lo estamos en el tercer mundo.
  
"En estos tres años he visto morir a mi padre en un hospital público donde no había mantas para taparlo y le teníamos que llevar el agua", se ha lamentado Candela Peña."


Seguramente este tipo de expresiones son usuales en toda España, no lo sé con certeza, lo que puedo decir es que para que los españoles pudieran tener mantas y agua, se le debió quitar todo a quienes en los países que aún explota la Madre Patria, no tienen para un plato de comida. Cualquiera que haya trabajado como yo para alguna de las empresas que expandieron sus tentáculos fuera de España, sabe la cantidad de dólares que emigraban hacia aquellos bolsillos merced a nuestros políticos corruptos y que debimos pagar con las periódicas y constantes crisis manipuladas desde la banca extranjera que casi nos hacen cerrar las fronteras.

Tristemente algunos piensan que pueden comportarse como los familiares cosanguíneos, que cuando andan en las malas se acercan a pedir ayuda y cuando están en las buenas no reconocen ni a la madre.
Tal vez nos estemos cansando de este jueguito que se repite a través de la historia.
América ha tenido las venas abiertas por demasiado tiempo.

El verdadero pueblo español sigue siendo aquel que es solidario, que ayuda a quienes lo necesitan, el que siempre está disponible a la hora de dar una mano en una emergencia, el que tiene planes asistenciales para los más pobres aunque no sean españoles.
Lamento profundamente que ese pueblo español la pase un poquito menos bien a lo que están acostumbrados, lo lamento porque hay un vínculo que nos une con ellos, un vínculo afectivo inquebrantable, pero los otros, los españoles imperialistas asociados a la Banca y aquellos que hacen de la xenofobia un mecanismo de venganza, creo que deberían pasarla peor, mucho peor aún, para que vivan en carne propia el mal que le han hecho históricamente a otros pueblos para mantener su aún alto estándar de vida.




Taluego

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo España no es Haití fue publicado por O Pin el jueves, 21 de febrero de 2013. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post España no es Haití

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates