lunes, 5 de diciembre de 2011

El "Gran Hermano" y las cámaras en las escuelas.

Compartir
Atar firmemente a tu hijo es un acto de amor, mientras que dejarlo suelto casi un homicidio.

La frase del encabezamiento le pertenece a un servidor y daría para polemizar si no fuera que está sacada de contexto intencionalmente. Así suelta y sin anestesia da para que las fuerzas de la ley me pasen a buscar y me provean de alimento y sombra por un buen rato, pero si le digo que estoy hablando del cinturón de seguridad de su bendito auto ya es otra cosa ¿no?
Lo mismo pasa cuando la gente comienza a sacar de contexto la obra de George Orwell, 1984 con su "Gran hermano" o como le dicen en otros países, "El hermano mayor" y la aplica, no a la teoría social planteada en la obra en su plenitud, sino simplemente al uso de cámaras para vigilar el comportamiento de la población.
Mire, yo tengo cámara en el palier de mi edificio, en la empresa había una frente a cada elevador, tengo al menos tres cámaras en los cruces de calles que rodean mi manzana y si tuviera todo el año una quinta en las afueras le pondría una cámara web para vigilarla a distancia.
Por algo los jardines maternales más modernos ponen a disposición de los padres una dirección web donde pueden observar a sus hijos en la salita correspondiente durante todo el día y cotejar lo bien atendidos y cuidados que están.
Otros dejan a sus hijos en casa y una cámara web para vigilar a la empleada doméstica o a la cuidadora, con resultados sorprendentes.
Y muchos padres acuerdan con los ministerios de educación de sus correspondientes distritos para que se coloquen cámaras de vigilancia y prevención en los pasillos de las escuelas, aún cuando los maestros en algunos casos se nieguen a aceptar la medida y generen movilizaciones gremiales un tanto extrañas.
Parece de perogrullo expresar que quienes se oponen a esta práctica preventiva del delito tienen algo que esconder. Las cámaras en los pasillos y calles aledañas pueden demostrar que hay venta de substancias prohibidas dentro de los establecimientos o en su exterior, que los maestros no toman las clases en horario, que los niños se escapan, que existe bulling y nadie actúa, que gente extraña a la institución o perteneciente a la misma, entra y roba o destruye material con total impunidad.
Sin embargo los padres que se niegan a esta protección para sus hijos aducen que se violan sus libertades individuales y su derecho a la privacidad (en un lugar público ?).
El viejo tema de usar los Derechos Humanos para lo que les conviene y cuando les conviene.
El único argumento que considero medianamente válido es el de un papá que dijo que le preocupaba que extraños escucharan las conversaciones de sus hijos pues podrían obtener información confidencial del estilo de: cuando salen de vacaciones; cuando hay dinero en la casa; las actividades privadas del núcleo familiar y otras cosas similares. Señor, si señor, a usted le digo, ¿y si ponen cámaras sin micrófono? ¿No le gustaría saber que sus hijos están protegidos y nadie puede escuchar lo que de todas formas dirán a voz en cuello en el colectivo o mientras devora una hamburguesa en McDonalls? ¿Usted leyó lo que publica su hijo en Facebook? Bueno, mejor empiece por allí.
Por suerte hay muchos más padres que han expresado su apoyo a la instalación de dichas cámaras aún en contra de los deseos de algunos docentes.
No jodamos, de 300 cámaras que existían en Capital Federal pasamos a más de 3000 y se siguen instalando, con un éxito asombroso. El delito se previene, los culpables son atrapados y los accidente son fácilmente periciados.
Por ejemplo.
Hace poco ocurrió un accidente muy grave en la estación Flores (video abajo) Pasó muy temprano pero tres cámaras diferentes grabaron todo lo sucedido. Así usted vio que lamentablemente el colectivero avanzó en una esquina sin ochava que le permita ver la proximidad del tren que llega con exceso de velocidad. Si cualquier pasajero hubiera dicho "macho, bajo, te indico, y después vuelvo a subir" no pasaba nada, pero una barrera en constante falla y la rutina de pasar todos los días por allí, tentaron a la suerte y la tragedia ganó la parada.
Pero además de poder ver el accidente apenas diez minutos después de ocurrido, usted se enteró que el tren venía con exceso de velocidad, que el colectivero avanzó mal, que la barrera estaba rota y no bajaba porque le habían colocado una madera que la sostenía en alto y, tal vez lo más grave, que el guardabarrera había estado dirigiendo el tránsito toda la noche pero como su turno terminó abandonó el sitio sin esperar su reemplazo.




Con un video y en diez minutos, usted supo lo que sin cámaras demoraría meses de investigación y miles de pesos en gastos por parte de la fiscalía interviniente.

Otro.
Señora de apariencia humilde pide limosnas sentada en el piso con un bebe en brazos y otro mayor a su lado. El bebe, llora incansablemente llamando la atención de los transeuntes que dejan su limosna. Cuando el niño se cansa o calma dejando de llorar, la señora lo pellizca para que siga produciendo ingresos. Desde las cámaras de seguridad se registra todo y pocos minutos después la policía llega para aplicar las medidas de protección al menor que corresponden.





Otro.
El notero de un canal de noticias es enviado a cubrir una nota en pleno centro donde ocurrió un accidente. Sale al aire inmediatamente y comienza a contar la poca información que ha obtenido mientras en el estudio ya han recibido la filmación de las cámaras de seguridad y acompañan el relato.
Lamentablemente desde estudios deben cortar el informe del periodista pues las imágenes cuentan otra historia. Incluso el titular del S.A.M.E. Alberto "Figuretti" Crescenti maneja en los primeros minutos información cambiada. La autobomba no había chocado a un auto sino lo contrario y el colectivo que había entrado en un local a 100 metros no pertenecía a otro accidente sino que era del mismo. (No encontré el audio del notero). ¿No le parece que debe haber muchas más noticias que tienen más de invento que de realidad ? Nadie quiere ver éste tipo de imágenes, pero antes que recibir información cambiada, yo prefiero ser testigo con mis propios ojos.





Por último ya que los ejemplos serían interminables y le pueden dañar el estómago.
Al joven Matías "Jano" Fernández lo mataron unos locos que portaban un bate de beisbol en el auto. Un intercambio de palabras callejero con estos desconocidos y los mismos detienen el auto y se bajan para apalear al muchacho que caminaba por el lugar sin tener nada que ver con la actividad de estos sujetos. "Jano" fue asesinado y los homicidas atrapados por esta cámara de seguridad que muestra claramente la patente del rodado. Incluso el que se queda cerca del auto recibió tratamiento diferenciado debido a que se puede observar claramente que no participó activamente en el hecho.






Si además de éstos y todos los videos que previenen o evitan delitos a cada momento usted sigue pensando que las cámaras violan su privacidad y que el 1984 de George Orwel está a la vuelta de la esquina, le sugiero estimado lector que sea consecuente con sus ideales y transporte a su hijo sin cinturón de seguridad para demostrarle cuanto lo quiere.

Taluego.

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo El "Gran Hermano" y las cámaras en las escuelas. fue publicado por O Pin el lunes, 5 de diciembre de 2011. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 10 comentarios: en el post El "Gran Hermano" y las cámaras en las escuelas.

10 comentarios:

  1. Convencida. Como podria ser de otra manera? los ejemplos son concluyentes.

    Buena entrada, como siempre con razones que claman al cielo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo.

    Las càmaras son necesarias.

    Salvo en los albergues transitorios.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Doña Noah. Me alegro que comparta la idea. ¿Por qué será que algunos no solo se oponen, sino que hacen retirar las cámaras de seguridad?
    Gente rara...

    Gracias por comentar.

    Cariños, socia.

    ResponderEliminar
  4. Don Gaucho. No se, no se... mire si uno se quiere llevar un recuerdo de algún partido que merecería pertenecer a un mundial.
    O si lo descubren y se convierte en estrella porno y se llena de guita...
    No se. Por las dudas revise los espejos.

    Un abrazo y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  5. Muy estimado:
    1) Disculpe pero falta la foto de señorita sin ropas a la que Ud nos ha acostumbrado...
    2)La foto antedicha la puede sacar de 1 cámara en 1 albergue transitorio, le apuesto que hay unas cuantas escondidas ahí...
    3)Si apareciera el Sr Gaucho en la misma se la sube a YouTube y se le avisa....
    Atte/
    PD1: En Londres hay 3 mil cámaras en las calles, pero el día que salieron a romper todo por la crisis se taparon la cara los más vivos...
    PD2: Y la docente que entregó (sin querer queriendo) un video con su novio a los alumnitos (felices...)...ella sí que quería cámara...no será que todos queremos cámara??

    ResponderEliminar
  6. Don Jorge. Me queda claro que usted a las señoritas las desnuda con la mirada, porque yo siempre intento ponerles algún trapito encima , como para usar el bocho vio? ;)

    Usted tiene razón, hecha la ley hecha la trampa. Acá también las rompen a piedrazos para poder actuar impunemente y les dan mucho mal uso. Pero, que quiere que le diga, nunca pensé que serían tan baratas como para que no importe.

    Recuerdo el centro de tránsito en el Cid Campeador. Una vez dí cursos allí y los muchachos se entretenían desviando una cámara para enfocar el dormitorio de una señorita que no cerraba las ventanas.
    Que vergüenza dios...ya debe tener como sesenta años y nunca supo que fue estrella porno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Madre mía, qué aportación gráfica... Los vídeos impactan, aunqeu no dicen nada que no suceda en cualquier parte del globo.Eso sí, lo de las cámaras de seguridad no termino de entenderlo. Porque sólo funcionan en algunas películas, en algunas, digo.

    Voy a leer la entrada anterior, que hay una portadora de felicidad visual esperándome.

    Un abrazo.

    Mario

    ResponderEliminar
  8. Don Mario. Lo que me impulsó a escribir esta entrada fue la negativa de algunos maestros y padres a que se pusieran cámaras de seguridad en los pasillos de las escuelas.
    Por suerte se siguen colocando y cada día ayudan un poco más a solucionar variado tipo de delitos.

    Un abrazo filmado.

    ResponderEliminar
  9. Amigo Opin, creo que aca voy en minoria, pero bueno, dejo mi humilde opinion, agradeciendo como siempre, este espacio. Cuando leo notas relacionadas a este tipo de accionar, siempre me producen cierto resquemor, no hay nada que hacer, y mire que intento que la cosa me cierre, pero no hay caso. Alguna vez un psicologo me dijo que tenia una falta de sentido a la autoridad porque me habia criado sin padre...puede ser, no voy a andar discutiendo con el licenciado. En fin, el punto es que siempre me viene la cabeza una frase de Thomas Jefferson, en la que dijo " una sociedad que cambia un poco de libertad por un poco de seguridad, terminará perdiendo a ambas y no merecerá ninguna....” (Mire Ud. Un norteamericano diciendo esas cosas!!!)
    La verdad es que, si bien 1984 es una linda novela, con una connotación social y política marcada, ya que Orwell imaginó una sociedad totalmente controlada en un sistema socialista totalitario, la paradoja del caso es que terminamos siendo vigilados en un sistema capitalista…en fin. De todas formas como ocurre en estos casos, Orwell no invento nada, ya que claramente el sistema de control esta inspirado en el panoptico de Jeremias Bentham. Bentham ideó una forma de control carcelario, alla por 1791, que podría resumirse en una construcción circular donde los reclusos, mediante una torre central con observadores, eran permanentemente vigilados, si que los presos sepan en qué momento se ejercía esa vigilancia. Las celdas tenían un diseño donde la mirada del vigilante trapasaba el interior de la misma. Era un diseño barato en cuanto a su construcción y demandaba menos personal. Bentham, que era filosofo, se dio cuenta que esto se podía aplicar a cualquier ámbito social, hospitales, cuarteles, escuelas, etc. Años mas tarde dio origen al libro “Vigilar y castigar” donde Michell Foucault plantea la idea de la “sociedad disciplinaria” debido a las nuevas formas de vigilancia que se comportan como un panoptico moderno.
    El punto es, que particularmente me incomoda el tema de las cámaras, básicamente, por quién ejerce el control. Realmente no gusta la idea de que el Estado sepa lo que estoy haciendo. Ya bastante cuando salgo de un super o de algún local, tengo que estar mostrando que no me llevé nada sin pagar. Realmente no tengo que estar mostrando nada, ese es SU problema de vigilancia y control y si es defectuoso es un problema suyo. No tienen porqué molestarme a mi, a mi esposa o a mis hijas. De hecho ya he tenido unas cuantas discusiones en varios centros comerciales.
    Sabemos que en la mayoría de los delitos cometidos, hay personal policial involucrado direca o indirectamente, ya sea porque hay una zona liberada, para ejercer la prostitución, la venta de drogas, el robo de autos, la venta de repuestos, etc, etc. Y no solo la policía. Me pregunto: porqué tengo que soportar cámaras que controlen el delito que ellos mismos promueven??? Si jueces y policías hicieran lo que deberían hacer, no harian falta cámaras que miren a todos los ciudadanos a todas horas.
    Parece que el asunto es dejar tranquila a la gente, no brindándole seguridad, sino una “sensación” de seguridad. Esta claro que las cámaras funcionan para los delitos que ellos quieren,, lo que me resulta sospechoso…en definitiva, el Poder ahora también tiene el control de lo que se vigila y lo que no. Particualrmente, siento que los verdaderos delincuentes están del otro lado de las cámaras. Estamos perdiendo nuestra intimidad en función de una supuesta seguridad que los que controlan dicen brindarla….la verdad…me sigue sin cerrar.
    Le mando un abrazo (pero con disimulo, me parece que nos estan mirando...)

    ResponderEliminar
  10. Don Carlos. Se respeta su punto de vista aunque no se comparta.
    Sin ánimo de simplificar, podríamos criticar también que la policía porte armas.
    Claro, hasta que nuestras vidas estén en peligro y uno de ellos nos tenga que salvar haciendo uso de aquello que criticamos.
    Soy de los que piensan que la única forma de evitar que existan corruptos que le den mal uso a las herramientas que se les brindan para asegurar nuestro bienestar es con más control, y controles que controlen al mismo.
    No quitándoles dichas herramientas.

    Le mando un gran abrazo y le agradezco tan suculento comentario.
    (sin disimulos, pues no tengo nada que ocultar ;)

    ResponderEliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates