jueves, 8 de septiembre de 2011

Imparable viento argentino

Compartir


El pibe de la foto jugaba con los mismos autitos que yo, se peinaba para el mismo lado, usaba el mismo blaiser azul, camisa blanca y corbata que yo; miraba los mismos programas de tele que yo y soñaba con casi las mismas cosas que yo. Los papás lo miraban como la promesa del futuro como a mí, esperaban que destacara por sobre el resto como los míos y sentían que en Argentina se habían terminado las limitaciones y todos tendríamos nuestra oportunidad. Pero él nació un poco más lejos y apenas unos dos años antes, allá en la provincia de Santa Fe, para ser más preciso en Casilda y se le dio por estudiar en una escuela técnica también como a mí.
Bueno, hasta ahí llegan las similitudes...
...aunque a mí me pese.
Él arrancó dibujando autos y modelándolos en madera balsa. A la edad de 12 años ya había realizado sus principales obras, algunas de las cuales se conservan todavía en una vitrina intocable donde siempre se deleita contemplándolas.
Sus modelos
Después restauró dos motos y a los 15 años construyó una minimoto, junto a su amigo y compañero de aventuras mecánicas Gustavo Marani.
En la moto
Luego, con el chasis y el motor de un viejo Renault Dauphine destartalado, construyó un Buggie, que patentó y rodó por las calles de Casilda. 
Para entonces tenía tan sólo 17 años.
Su Buggie Renault
Cuando terminó el secundario, se propuso estudiar en forma autodidacta todo tema relacionado con cómo se hacen y funcionan los autos.
Carrozado para Radio Casilda
Con tal de cumplir su objetivo, hizo de todo: construyó muebles metálicos, casas rodantes, cúpulas y carrozados para camionetas, algunas herramientas agrícolas y hasta camas, sillas de ruedas y otros elementos para discapacitados.
En el taller
Ya por el `78 dio un paso importante al construir con sus propias manos un monoposto de Fórmula 2 Nacional, que de inmediato pasó a formar parte del equipo Renault Argentina y corrió con un desempeño regular durante algunas temporadas. 
Fórmula 2
Fue por entonces que conoció al gran constructor Oreste Berta, quién confió en el potencial del pibe de Casilda y se lo presentó a quien lo introduciría definitivamente en el mundo de los autos superdeportivos. Para 1982 el pibe ya tenía 27 años y desembarcaba en el aeropuerto de Malpenas en Milano con cinco cartas bien apretadas en las manos. Todas tenían la firma del querido Juan Manuel Fangio, el mismo que con su magia había apasionado a millones y seguía siendo ese mismo hombre bonachón que estaba siempre dispuesto a ayudar a todos. Las cartas estaban dirigidas a los "popes" del automovilismo italiano, entre los que se contaban Enzo Ferrari y Giulio Alfieri de Lamborghini.
Ingresó en esta última como operario de tercer nivel, pero dado su entusiasmo y capacidad se le fueron confiando algunos proyectos importantes, entre ellos el Reestyling del Countach 25º Aniversary y la construcción del Countach Evoluzione, el primer GT en el mundo construido con la tecnología de la fibra de carbono.
Countach 25º Aniversary
Countach Evoluzione
El pibe caminaba bien y para el año 1991 se decidió a fundar Modena Design S.p.A. una empresa especializada en servicios de diseño, proyecto , ingeniería y construcción de modelos y piezas especialmente en materiales compuestos. Sus clientes fueron de inmediato Lamborghini, Renault, Berman, y los equipos de competición de Dallara, Aprilia, Lamborghini y Ferrari.

El pibe de Casilda ya jugaba en primera y se perfilaba para estrella del mundial.
Como no podía ser de otra forma y teniendo una empresa de diseño, también comenzó a darle forma a un sueño personal independiente de las firmas que lo venían contratando. Un auto que se llamaría Fangio en honor a quién tanto había confiado en él y le había abierto las puertas de los grandes genios. Pero al morir Juan Manuel y por respeto hacia él, el concept car cambió su nombre por el de Zonda, recordando al potente viento cálido que sopla en los Andes Argentinos.
Zonda C12
Si, hablamos de Horacio Pagani, el mismo que en 1998 fundara Pagani Automobili Modena S.p.A. y en marzo de 1999 entregara la primer versión del Zonda C12 con motor Mercedes-AMG, de 6 litros y 450 HP. Lo mostró en el Salón Interrnacional del Automóvil de Ginebra listo para vender y totalmente homologado.
Zonda C12S
Luego llegaron las versiones C12S, de 7 litros y 550 HP y C12S de 7,3 litros y 555 HP, el Zonda Roadster y en marzo de 2005, el Zonda F, con 602 HP de potencia en la base y 650 HP en la versión Sport Club.
Zonda Roadster
Zonda F
Desde aquel 1999, la prensa especializada elogió siempre el trabajo de Horacio Pagani. Por ejemplo en 2001 el Zonda S fue considerado "Car of the Year" por la revista EVO de Inglaterra; en 2002 recibió la mención  "Performance Car of the Year" por parte de la revista CAR de Inglaterra y la Pagani Automobili S.p.A., su empresa, obtuvo de la revista AUTOCAR de Inglaterra la distinción como "Specialist Manufacturer of the Year". Ese mismo año el auto consiguió el récord para la categoría de autos homologados en el circuito largo de Nürburgring, con 7’44’’, verificado por la revista SPORT AUTO de Alemania; en abril de 2004 la revista EVO consideró al Zonda en segundo lugar entre los mejores autos de la última década, y en septiembre del mismo año fue distinguido como “la più bella macchina delle italiane”. En noviembre de 2005, el Pagani Zonda volvió a Nürburgring con su versión F Coupé y mejoró su propio récord, con una marca de 7’32’’, además de superar con éxito todas las pruebas del Supertest de la revista SPORT AUTO. Ese mismo mes también superó el récord en la pista TOP GEAR, en Inglaterra, supervisado por los técnicos de la propia revista. Al mes siguiente, el Zonda F logró la “Palme d’Or”, el más importante reconocimiento que anualmente otorga la revista francesa SPORT AUTO. En su siguiente edición allí se comentó: “El Zonda F Coupé es sin dudas el mejor Supercar de 2005”.
Y es que el Zonda les viene rompiendo el traste a las Ferraris, los Lamborghini, Porsche y demás etcéteras
Ya existen más de 60 autos entregados, una cifra que no parece abultada hasta que consideramos que en su planta trabajan poco más  de un docena de empleados de forma totalmente artesanal en proyectos a pedido. Prácticamente no existen máquinas ni ruidos mientras todo se hace a mano. Incluso el taller es llamado "atelier", porque la gestación del Zonda es considerada una obra de arte. Una obra de arte de 600.000 Euros como mínimo.
En Argentina en noviembre del año 2000 la Fundación Juan Manuel Fangio y la empresa Firestone Argentina reconocieron a este pibe como “uno de los cinco profesionales que más contribuyeron a difundir el automovilismo argentino en el mundo”. Y su ciudad natal lo distinguió, en diciembre de 2004, con el título de Embajador de Casilda ante el Mundo.
Como si todo esto no fuera suficiente, hace muy poquito tiempo un grupo de investigadores de las universidades de Viena y Parma, luego de analizar a los más importantes diseñadores y constructores de autos de la historia, concluyeron en que Horacio Pagani es “El Ettore Bugatti del Siglo XXI”.
Horacio no para y ya presentó el auto que reemplaza al Zonda, el Huayra (nombre del dios de los vientos y los huracanes en el noroeste argentino y Bolivia), e inauguró la Casa Pagani en Módena para recibir a clientes, amigos y periodistas, en una casa de campo ambientada con la temática del auto; está en pleno diseño de un yate de 20 metros tan revolucionario como el vehículo y sueña con idear un helicóptero y montar una escuela de diseño industrial en su provincia natal, Santa Fe, posiblemente en Casilda, pero sin tocar la temática de diseño automotriz ya que entiende que ésto obligaría a los jóvenes a emigrar tal como le ocurriera a él.
Huayra presentado en 2011
Horacio suele decir que es un apasionado nato. Que podría haber hecho cosas más importantes, porque hacer un auto no significa para nada algo importante. Que a lo mejor si se dedicaba a la medicina en lugar de hacer autos que cuestan más de medio millón de euros, hubiera sido mejor. Pero que quiere tratar de transmitir que es una persona normal que cada vez que hace algo tiene que hacer sacrificios como cualquiera. Que está lleno de límites y miedos, como todos.
Claro, usted puede pensar como yo, que sus problemas no deben ser muy básicos si puede vestir Armani o ser simplemente millonario, pero hay que recordar que nació como un hijo de clase media laburante argenta y que solo con esfuerzo y empeño ha llegado a obtener sus logros.
Hoy nos hace falta gente como Oreste Berta y Juan Manuel Fangio que recuerden sus inicios y ayuden a labrarse un porvenir a quienes tienen potencial y son desconocidos como lo era Horacio. Sin embargo en la sociedad en que vivimos es más frecuente el robo de ideas, la sustracción de logros y que los méritos recaigan en quienes solo pueden demostrar su facilidad para hacer dinero sin trabajar para ello.
Ni los éxitos internacionales ni los monstruosos proyectos que encara Horacio han conseguido cambiarlo. El tiene la chispa de los grandes, aunque para sus amigos y conocidos sigua siendo la misma persona que emigró de Casilda con los sueños de todo pibe argentino y una fuerza incontenible para conseguirlos.

 
Fuentes consultadas:
Pagani Automovili
Motor Pasión
Casilda.com
Clarín



Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Imparable viento argentino fue publicado por O Pin el jueves, 8 de septiembre de 2011. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 7 comentarios: en el post Imparable viento argentino

7 comentarios:

  1. No conocía toda su historia, pero si su trabajo impresionante.
    Yo no creo que si se dedicase a una rama de la ciencia hubiese sido mejor.
    ¿Acaso a Bernardo Houssai le fue mejor?
    Yo creo que da lo mejor de si porque le apasiona y eso es lo que hay que hacer, sólo lo que nos apasiona.

    ResponderEliminar
  2. Algunos nacen estrellas, Opin.

    Otros nacemos estrellados.

    Lo que no entiendo, con tanta ocupaciòn con los autos, por que pierde el tiempo comentando fùtbol.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Estimado:
    No conocía a Pagani, gracias por mostrarlo...pero triunfó allá porque acá no podía o necesitaba un escenario más grande?
    Atte/

    ResponderEliminar
  4. Don Gamar. Usted tiene razón, pero yo sólo copié su declaración casi textual. El hombre siente que hay cosas más importantes y tiene razón, sin desmerecer lo suyo, claro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Don Gaucho. Tiene razón y me preocupa que en Wikipedia el otro Horacio Pagani le afanara el espacio.
    La verdad que éste se merece mucho más figurar ahí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Don Jorge. Acá no creo que pudiera llegar a hacer más que Oreste y es una lástima. Lo bueno que tenía Europa en aquellos tiempos era que con una buena idea usted conseguía un crédito muy sencillo de pagar y podía comenzar su propia empresa. Acá eso nunca sucedió.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. No conocía la historia, pero si parte de su trabajo. Interesante y ameno su post, querido socio.

    Cariños de una "apasionada" de la F1

    ResponderEliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates