jueves, 25 de agosto de 2011

El escuchador silente

Compartir
Alguna vez allá por mis años mozos pensé que había equivocado mi profesión y que lo mío en realidad era la psicología. Llegué a imaginarme sentado con mi barba, varias pipas y un hornillo de incienso aromatizando el lugar mientras el sonido de una fuentecilla de barro convertía mi consultorio en un refugio New Age. En realidad siempre fui un gran "escuchador" y esa aptitud para prestarle atención al prójimo hacía que amigos, amigas y féminas que en realidad buscaban algo más afectivo, se me acercaran a contarme sus penas, o como decimos en estos pagos, sus cuitas.
Al tiempo me enteré que los psicólogos no hacen eso, que en realidad no escuchan y ponen una alarma automática que se dispara al detectar palabras tales como "suicidio", "matar", bulimia", "anorexia", "droga" ¿dónde? etc. momento en el cual te derivan al psiquiatra para que te medique.
Si asiste al analista haga la prueba y pregúntele sobre lo que usted le termina de contar apenas vea que comienza a cabecear la siesta.
Estoy convencido, claro, que mi decisión de no abrazar dicha carrera ha salvado más vidas que si la hubiera estudiado, pero mi aptitud o "don" para la escucha atenta continúa y he notado no sin algo de desazón, que se ha convertido en una mutación de X-Men perimida y pedorra.
Cuando uno exagera la declinación de la autoestima se pone a pensar que cuando chico aunque era patadura (pero no gordito), jugaba al futbol porque era el dueño de la pelota; que los fines de semana adolescentes andaba de juerga con muchos amigos y chicas como la de la foto porque era el único al que los padres le prestaban el auto; que ya de anciano como hienas en celo sus familiares sólo esperan que estire la pata para comenzar con los trámites de sucesión y que , finalmente durante toda su vida, la gente se le acercó para que sea su paño de lágrimas o espectador admirado de sus logros.
Por ejemplo, usted llega al cafetín que visita con mayor frecuencia con todas las ansias de degustar un café apenas cortado en jarrito con un pastelito criollo de dulce de membrillo. Apenas entra ve a alguien conocido, llámese familiar, cliente o amigo, que hace muchísimo tiempo que no ve ni sabe de él. No sé usted pero yo encaro con un

-!!!NNOOOO PUUUEEEEDDEEE SSEEERRR¡¡¡ Cacho !!!! ¿Sos vos?....

el otro, llámese Cacho, Juana o Pedrito, se vuelca el café con leche que estaba a medio camino de vuelta hacia la mesa y víctima de la sorpresa despide un chorro cafeino-láctico por su orificio nasal izquierdo  bañando el servilletero de la mesa más lejana con el líquido elemento. Cuando se recupera lo mira a usted con extrañesa hasta lograr identificarlo y dedicarle una sonrisa acompañada de un

-¿QQUUEEE HACCCEEESSS OPIN? ...estás hecho mieeerrrrda...

Lo invitan, usted se sienta y luego de un cordial intercambio de sonrisas usted mete la pata.

-¿Qué es de tu vida che? ¿Cómo andás?

ERROR...ERROR...ERROR...ERROR...ERROR...

En este punto su contrincante podrá optar por dos respuestas:

1- Bien ¿o querés que te cuente?
2- No sabés...pará que te cuento...

Bajo el punto 1 y en caso que usted demuestre interés se verá sometido a hora y media de fracasos, penares, abandonos, despidos, tristezas, tratamientos, operaciones, necrológicas, etc. etc.
Si usted no responde o no demuestra interés podrá disfrutar de una hora y media de miradas significativas, tics, consultas al reloj, relojeo de culos al paso, lectura de los titulares del diario, golpeteo de dedos sobre la mesa, silbidos en ritmo de tango, comentarios sobre el clima, más relojeos de culos, etc.

Usted puede intentar introducir algún comentario en el monólogo si lo hubiera, pero siempre y cuando sea para demostrar su empatía con un nivel de depresión que supere al de su contrincante.

Bajo el punto 2 (agarrate Catalina), usted disfrutará una hora y media (en realidad son diez minutos pero parecen años) de éxitos y sólo éxitos. Comenzaremos por un tour sobre las últimas adquisiciones de la familia, los recientes viajes, las fotografías de la cartera, los éxitos académicos de la nena, del nene, del marido o esposa, la compra de una nueva casa, el cambio del auto cada año, los nuevos cargos, la casa de la costa, el golf y sus virtudes, etc.

Usted podrá intentar introducir algún comentario pero a su propio riesgo. Si no es de admiración más vale que se los guarde porque lo mirarán como quien no ha entendido nada y se merece participar en la precuela del Planeta de los Simios.

Vencido el tiempo y ya cuando usted nota que se va terminando el tema, se prepara para contar sus propias vicisitudes, logros y manías convencido que su interlocutor espera ansioso recibir información sobre su persona.

Allí es cuando el otro mirará la hora, le informará que se le hace tarde y mientras se levanta y se pone su saco, ya de parado, le pregunta...

-...¿y vos cómo andás che?...al final no me contaste nada...

Usted se muerde la lengua y le hace un resumen de treinta segundos en donde seguro se ha olvidado de incluir el 99% de lo que le acontece.

No me diga que no le pasó. Yo he notado que sólo ocurre con la gente de ciudad, o para ser más específico, la de la Capital Federal. El resto de parientes y amigos "del campo" siempre andan con tiempo para los demás, dispuestos a intercalar anécdotas mientras cada uno toma turnos para contar su partecita de historia en un flujo amable de información bañada en el cariño que alguna vez en el pasado se había puesto de manifiesto entre esas personas.
Pero los porteños no, ellos se hacen escuchar y cuando usted quiere meter baza los vé dando vuelta los ojitos, bostezando hasta el punto de subluxarce la mandíbula, preguntándole cualquier huevada que no tenga nada que ver o simplemente levantándose sin disimulos y huyendo mientras usted se queda con la palabra colgándole de la boca.

A Cacho lo encontré a la semana siguiente. Apenas lo vi me acerqué a saludarlo amablemente y con todo mi afecto. Lo dejé que apoyara la tasa sobre la mesa y le dije...

-No te hagas problema, no te quiero retrasar...me voy a tomar un cafecito allá al fondo...

Y me fui a degustar mi jarrito de café apenas cortado con un pastelito de membrillo en una mesa donde alguien muy considerado me había dejado un diario que leer.
 Ahora entenderá usted por qué cuernos tengo el blog y no voy a terapia.

Taluego.

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo El escuchador silente fue publicado por O Pin el jueves, 25 de agosto de 2011. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 12 comentarios: en el post El escuchador silente

12 comentarios:

  1. cuitas? no escuché nunca ese término, de dónde es ud, Opin. Cambiando de tema, si una chica como la de la foto se sube al auto, no me importaría nada que se deba, exclusivamente a ser el único al que le habían prestado motorización. Sobre su post, una vez leí uno en orsai, ese blog tan exitoso, en la misma tónica, y les doy la razón a ambos!!

    ResponderEliminar
  2. Don S A L. Lo que pasa es que usted no es del campo ;)

    Según la RAE
    cuita1.
    (De cuitar).

    1. f. Trabajo, aflicción, desventura.

    2. f. ant. Ansia, anhelo, deseo vehemente.

    cuita2.

    1. f. Am. Cen. Estiércol de las aves.

    Yo hablaba de la opción 1.1 (aflicción, desventura)

    Lo de Orsai no lo he leído pero seguramente es mucho mejor que mi pobre intento. El hombre vende libros y revistas, yo apenas tengo blogs.

    Un abrazo y gracias por pasar

    ResponderEliminar
  3. Lo suyo es grave, a ver... acuéstese acá en el diván...ojo con los zapatos sucios!...hábleme de su mamá...no se acuerda mucho? ...bueno, hábleme de la chica de la foto...sin salpicar, por favor!!...lo de los pastelitos es gula nomás, dónde queda ese bar, dijo?...para mí que a Ud le pegaban con un pastelito de membrillo cuando era chico...no diga más nada, terminamos acá ...vuelva mañana, y traiga efectivo!
    Atte/

    ResponderEliminar
  4. Bueno, no puedo opinar mucho, porque yo no tengo mas que un amigo, y vive a 500 kms.

    Pero debe ser pesado, el tema.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Buenísima, socio, realmente buena esta entrada, donde mezcla su gran sentido del humor, con una pataleta contra el papagallo sordo,que no solo abundan en su país,es una ave muy extendida por todo el mundo. No sé en el campo, soy poco rural,ud. debe conocerlo mejor, ya que es su refugio y su rincón.:-)

    Mi cariño integro y mi admiración.

    ResponderEliminar
  6. http://orsai.bitacoras.com/2007/02/encuentro_con_un_caradeforme.php

    Ahí va la página, es algo distinto, pero lo suyo me hizo acordar a esto! Tranquilo Opin que hay lugar para los dos en este mundo, ya veremos cuando le llega el éxito comercial. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Don Jorge. Me hace acordar a más de un psicólogo que se fue a radicar a la madre patria. La verdad tiene razón en todo menos en lo de la madre. Lo suyo es muy Freudiano y yo prefiero a Lacan.

    Un abrazo grande y no le doy la dirección de los pastelitos a ver si me quedo sin nada.

    ResponderEliminar
  8. Don Gaucho. El tema vale para clientes, compañeros de trabajo, parientes y perros habladores. Así que seguramente algo le habrá pasado, si no idéntico, tal vez igual.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Doña Noah. Lo que pasa es que usted me mima mucho. Fíjese que cuando quiero decir algo serio me enredo en cada tramo y cuando todo es broma sale un poco más hilvanado.
    Pero si a usted le ha gustado me doy por satisfecho.

    Cariños para usted, socia.

    ResponderEliminar
  10. Don S.A.L. Otra obra maestra del gordo.
    Si bien el tema es distinto me doy cuenta de porque se acordó de él al leer el mío.
    En mi caso me gusta encontrarme con amigos de la infancia y no me molesta ver como se han deformados sus caras porque en casa tengo espejo y mal de muchos consuelo de Opines.
    Le agradezco que se haya tomado el trabajo de pasarme el link, lo he disfrutado mucho.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  11. Despues de la foto de la chica, me perdí....me puede hacer un resumen???

    Ahora, hablando en serio, excelente entrada y, mi amigo, que bien escribe!!! (bueno...lo de la foto tambien iba en serio)

    Abrazo

    ResponderEliminar
  12. Don Carlos. Las chicas van a ser invitadas con frecuencia para distraer a los visitantes masculinos. Esto obedece a la solicitud expresa de varios comentaristas que prefieren vivir ilusionados a tener que enfrentar la realidad ;)

    Gracias por sus conceptos Carlos, lo que pasa es que usted ya es amigo de la casa.

    Le mando un gran abrazo.

    ResponderEliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates