jueves, 10 de agosto de 2017

El Calitecno

Compartir
Ignoro si en la actualidad existe algo parecido, pero en mis años de estudio, como los monjes del Medioevo, los alumnos de las escuelas industriales pasaban horas y horas en sus casas realizando la tarea encomendada por sus profesores de Dibujo Técnico. Además de planos en perspectiva Caballera, o Caballera reducida en lápiz, luego en tinta y finalmente en papel calco, los alumnos debían aprender a escribir en letras casi perfectas. Para eso se había diseñado el Calitecno, un cuaderno de ejercicios que nos permitiría con el tiempo y la práctica, escribir con una perfección cercana a la de la máquina.
Sin AutoCat o fuentes de computadora que nos ayudaran, cualquier borrón, mancha de tinta o pulso errático nos llevaba a comenzar todo desde cero y perder así nuestro tiempo de esparcimiento del fin de semana. Y esto no era la excepción sino todo lo contrario cuando en lugar de las Rotring se usaban los tiralíneas y las plumas con tintero. Incluso recuerdo que mi profesor armaba una competencia para mantener nuestra atención. Si nos pescaba en un error nos anotaba un punto en contra y si lo pescábamos en un error a él, era uno a nuestro favor. Al terminar la clase se hacía el cómputo final de la contienda y él aplicaba la condena. Si ganaba él eran tres páginas de calitecno y si ganábamos nosotros tan solo dos. No había forma de escapar a la tarea para el hogar que se sumaba a las láminas obligadas para poder pasar el cuatrimestre.


Sin duda forma parte de esos recuerdos duros que forjan el carácter y la voluntad de mejorar para salir adelante sin importar el esfuerzo que se requiera.
La cuestión es que cuando no me tiembla el pulso y tengo los anteojos a mano, logro unas hermosas letras a 75 grados que en muchas oportunidades despertaron la admiración de propios y rivales. Esa seguridad también influyo en mi cursiva, que por propia voluntad mezcla imprenta en su justa medida para hacerla más atractiva.


Creo que al igual que en Oriente, donde se hace una cultura artística de la escritura, deberíamos inculcar el gusto por la escritura clara que se logra de forma pausada, sin los apuros de tener que tomar un apunte en medio de una clase magistral.
Pero claro, ya nadie toma apuntes, usa la cámara de su móvil o la grabadora de voz del mismo para llevarse a casa aquello que deberá estudiar. Así el teclado virtual suplanta la mano firme y cuidada y poco a poco se atrofia esa aptitud comunicacional.


Y lo intenté con mi propio hijo, no crea. Cuando comenzaba a hacer la letra muy chica y apretada, le compré un calitecno con la idea de que practicara, pero sin la constante presión de la nota de un profesor, toda la operación quedó en un intento fallido.
Así el arte de la caligrafía del que hablamos en otro post ( click aquí para leerlo) pasó a ser una nueva rama de las artes plásticas y no de la tecnología o la vida diaria.
Lástima.

Taluego.



Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo El Calitecno fue publicado por O Pin el jueves, 10 de agosto de 2017. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post El Calitecno

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates