lunes, 13 de marzo de 2017

La gran maestra

Compartir
En medio de una interminable seguidilla de paros docentes basados en la política destituyente del peronismo vernáculo, se me ocurrió buscar un ejemplo de docencia que nos deje con la boca abierta y reconciliados con los grandes maestros de la historia y no con quienes desmerecen la profesión con su militancia política.
Así es como me encontré con la historia de Anne Sullivan una mujer que nació el 14 de abril de 1866 en el seno de una familia pobre de Feeding Hills, en el estado de Massachusetts. Sus padres fueron Thomas Sullivan y Alice Cloesy, quienes había inmigrado desde Irlanda, como consecuencia de la Gran Hambruna. Su madre padecía de tuberculosis y murió cuando Anne tenía ocho años. Sullivan tuvo dos hermanos: María y Jimmie. Cuando su madre murió sus dos hermanos fueron enviados a vivir con otros parientes y Anne permaneció en el hogar para cuidar a su padre.
Como toda triste historia de la era pre-industrial después de un tiempo los parientes no pudieron seguir con el cuidado a sus hermanos, y Anne no podía seguir más a su padre. Enviaron a los dos niños a la casa de niños pobres del condado en Tewksbury, Massachusetts. Allí murió Jimmie afectado por una tuberculosis de cadera.
Pero para Anne las cosas se siguieron complicando y contrajo una enfermedad llamada tracoma la cual deterioró su vista. Estuvo en la Escuela de Perkins para Ciegos en Boston, en donde se le hicieron muchas operaciones para tratar su enfermedad. Su vista mejoró y llegó a ser una estudiante ejemplar, graduándose con honores.
Pero lo aprendido sería la herramienta para desarrollar la historia más famosa de la enseñanza a niños discapacitados.
Para ayudar a otros niños ciegos, Anne aprendió el alfabeto manual y trabajó enseñando a una chica ciega y sorda llamada Helen Keller.  Si, imagínelo CIEGA y además SORDA. pobre ángel. La relación entre las dos terminó siendo un hecho reconocido mundialmente como milagro.
Es que Helen Adams Keller nacida en Tuscumbia, Alabama, el 27 de junio de 1880 y fallecida en Easton, Connecticut, el 1 de junio de 1968, fue gracias a la influencia de Anne una escritora, oradora y activista política que venció su condición de sordociega.


A la edad de diecinueve meses la pobre había sufrido una grave enfermedad que le provocó la pérdida total de la visión y la audición. Su incapacidad para comunicarse desde temprana edad fue extremadamente traumática para Helen y su familia, por lo que estuvo prácticamente incontrolable durante un largo tiempo. Cuando cumplió siete años, sus padres decidieron buscar una instructora y fue así como el Instituto Perkins para Ciegos les envió a la joven especialista docente Anne Sullivan, que se encargó de su formación y logró un tremendo avance en la educación especial. 
Sullivan se trasladó a Tuscumbia, Alabama, donde conoció a su nueva alumna, Helen Keller. Allí empezó inmediatamente a trabajar con ella enseñándole a leer, escribir y hablar. Claro que es fácil decirlo mientras uno lee las palabras que ha aprendido a escuchar y ver, pero Hellen jamás había podido hacerlo y ni siquiera podía expresarse con sus cuerdas vocales. Menuda labor la de Anne en quebrar esa barrera que los sentidos le habían colocado. Sólo tenía el olfato y el tacto para trabajar y así construir un idioma universal para Hellen. Cuando lo lograron Helen pudo empezar a entender su entorno. Sullivan hacía que Helen tocara las cosas y entonces deletreaba lo que el objeto era, en la mano de Helen. Así, Helen aprendió a leer en su profunda y silenciosa oscuridad. Para que aprendiera a escribir, Sullivan le consiguió un tablero especialmente diseñado, acanalado de modo que un lápiz podía formar letras. Para enseñarle a hablar, Sullivan ponía la mano de Helen en su garganta para que pudiera sentir las vibraciones creadas al pasar los sonidos por la garganta. Sullivan hacía que Helen tratara de formar estas mismas vibraciones.


Su discurso, sin embargo, seguía siendo confuso. No fue hasta años después que, con la ayuda de la técnica de un profesor de voz y el apoyo de Annie, Helen pudo finalmente hablar claramente.
Finalmente y gracias a su profesora Anne, Helen Keller fue a la Universidad de Radcliffe y se graduó con honores. Helen Keller publicó su primer libro en 1902, "La historia de mi vida", que fue redactado por John Albert Macy. Macy se casó con Annie Sullivan. Sin embargo, la unión no duró mucho.


Sullivan y Keller viajaron a Hollywood para filmar una película basada en sus vidas, básicamente por interés económico. La película, llamada La Liberación, fue un autentico fracaso. Pero esto no las desalentó para tratar de ganarse la vida en espectáculos públicos de vodevil.
El 20 de octubre de 1936, a la edad de setenta, Sullivan murió en Forest Hills, Nueva York, con Helen a su lado, cuando ya había tomado medidas para que otra mujer la ayudara y acompañara. Helen vivió muchos años más, hasta 1968. Sus cenizas fueron colocadas en la Catedral Nacional de Washington junto a las de Anne Sullivan.
En 1959 se estrenó la obra de teatro El milagro de Ana Sullivan, y dos años después la película del mismo título, ganadora de dos Oscar, basadas ambas en la historia de Helen Keller que es definitiva como yo conocí esta historia.


Sullivan posteriormente recibió el reconocimiento por sus habilidades como profesora, y en 1993 una escritora llamada Nella Braddy publicó una biografía llamada Anne Sullivan Macy: La Historia Detrás de Helen Keller.
No debe existir mejor forma de quitarse el amargo sabor del gremialismo militante que deja a niños fuera de las aulas por razones políticas, que recordar a aquellos maestros que hicieron de su profesión un sacerdocio.

Taluego.


Fuente: Wikipedia

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo La gran maestra fue publicado por O Pin el lunes, 13 de marzo de 2017. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post La gran maestra

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates