lunes, 12 de diciembre de 2016

El Guardapizza

Compartir
Los norteamericanos siempre se han dicho a sí mismos que son el ombligo del mundo. Que todo invento que anda por allí les pertenece y que si no fuera por ellos estaríamos en la edad de piedra. Por suerte hay algunos que superan la media y reconocen que el sistema de patentes norteamericano tenía el problema principal de no verificar la existencia de otros desarrollos similares fuera de sus fronteras antes de otorgar la patente. Así que quién patentara primero en EEUU tenía más propiedad sobre el invento que si lo hubiera hecho en Suiza, Francia o Alemania. Con el tiempo y la difusión de los problemas derivados de la relación de Tesla con Edison, muchos se enteraron que el gran inventor norteamericano era un plagiario que se dedicaba a robar las ideas de los demás y patentarlas en el gran país del norte, así como Bell se atribuyó el invento del teléfono cuando en realidad le correspondía a Meucci.
Así es que varios años más tarde uno ve notas como la de La Nación que transcribo abajo, donde se cuenta sobre el invento más importante del siglo XX : "El guardapizza" o cosito de plástico de tres patitas que se pone para que la tapa no toque el alimento.
Pero, ¿ y si te digo que en 1978 ya se usaba en Argentina ? Y que cuando no había uno a mano se ponían escarbadientes de perfil triangular y punta roma que evitaban que la tapa de la caja tocara queso derretido?.
Si, ya sé que de todas formas sigue siendo una boludez, pero mire que bonita la nota que la La Nación le ha dedicado a una inventora que seguro se ha llenado los bolsillos gracias a un simple trámite que otro no supo hacer a tiempo.


"Millones de personas cada día logran almorzar o cenar gracias a él. Cuando llega la pizza, los comensales se abalanzan sobre la caja para conseguir una porción, y se olvidan del objeto que permite que esa pizza haya sobrevivido todo el camino desde el horno hasta el domicilio.

Hablamos del célebre guardapizza (o 'cosito de la pizza'), un dispositivo plástico de tres patas, que acompaña cada grande de muzzarella, que más allá de su sencillez aparente guarda una historia de más de tres décadas. Un recorrido que se inició en Estados Unidos hace más de treinta años y hoy es una pieza clave del delivery de pizzas alrededor del mundo.


Su inventora fue una mujer llamada Carmela Vitale que vivía en Dix Hills, una pintoresca localidad ubicada en Long Island, Nueva York, donde, entre otros, vivió el célebre saxofonista John Coltrane.

Según los registros, Vitale diseñó este dispositivo, al que llamó 'Package saver' (algo así como 'Protector de paquete') y presentó su solicitud de patente el 10 de febrero de 1983. Allí, describe a su invención como un "dispositivo plástico moldeado y resistente a la temperatura para ser utilizado en cajas o paquetes como las cajas de pizza " cuyas tapas suelen tener la tendencia a hundirse y dañar el producto.

La solución ideada por Vitale, que aún hoy se utiliza en todo el mundo, fue colocar este sostén en el centro de la caja "para sostener la tapa de la caja y proteger los contenidos". Como iba a ser utilizada con productos calientes, su propuesta comprendió la utilización de materiales plásticos que resistieran hasta los 260 grados centígrados (500 °F).


A su vez, la inventora presentó diseños y esquemas, que explicaban cómo debía ser fabricado el dispositivo y su colocación exacta dentro de una caja de pizza.

Finalmente, el 12 de febrero de 1985, a dos años de su presentación, las autoridades de los Estados Unidos concedieron la titularidad de la patente a Vitale, que se publicó oficialmente con el número US 4.498.586.

Más allá de ser la inventora de una pieza que hoy aprovechan millones de personas, poco se conoce sobre la vida de Carmela Vitale y su actividad profesional más allá de esta anécdota. En 2014, el sitio Booyorkcity, especializado en historias y la vida cultural de Nueva York, realizó un exhaustivo rastreo por Dix Hills intentando contactar a ella o algún integrante de su familia, pero no tuvo éxito. Su testimonio todavía falta, pero cada pizza que llega con el delivery mantiene vivo su legado."


De todas formas uno se queda con la duda de si todo esto es verdad y la certeza de que los pequeños escarbadientes triangulares de punta roma que se clavaban en cada porción con la misma finalidad están mucho más cerca de nuestra idiosincrasia que un "Pizza Saver" de plástico reutilizado.
En Argentina los guardapizzas son de colores variados y, en vez de tener «ménsula», tienen un círculo de plástico que deja un agujero en el medio
Finalmente el guardapizza, también conocido como trípode de plástico, mesita de la pizza, o cosito de la pizza será reemplazado por el diseño de una compañía italiana que en 2010 patentó una caja de pizza que incluye uno en el propio cartón.

Taluego

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo El Guardapizza fue publicado por O Pin el lunes, 12 de diciembre de 2016. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post El Guardapizza

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

Comentarios recientes


Post Recientes

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates