jueves, 20 de octubre de 2016

Schindler y los pollos argentinos

Compartir
Si, hablo del Nazi bueno que pintó Spielberg en su famosa película. Ése que era un industrial alemán, espía, y miembro del partido Nazi que salvó la vida de 1.200 Judíos durante el Holocausto al emplearlos en sus fábricas de utensilios de cocina y municiones de guerra, las cuales estaban ubicadas en la Polonia ocupada y en el Protectorado de Bohemia y Moravia.
Según sus mujeres el tipo no era otra cosa que un vago mal entretenido que se dedicaba a ser playboy y que en realidad se vio arrastrado a obrar de esa forma porque era un pésimo empresario y algunos amigos lo impulsaron a ello.
Su ex mujer, que se quedó en Argentina a pasar sus últimos días luego de ser abandonada, cuenta que en realidad era ella y otros pocos participantes del circulo chico de Schindler, los que conseguían alimentos y mantenían las cosas andando.

Como había sido miembro del Partido Nazi y del servicio de inteligencia de la Abwehr, después del final de la Segunda Guerra Mundial corría peligro de ser detenido como criminal de guerra, así que  Bankier (Abraham Bankier quién fuera una judía que ayudó a gestionar la empresa Schindler), Stern, y varios otros prepararon una declaración que pudiera presentar a los norteamericanos atestiguando su papel en la salvación de vidas judías.


También le hicieron entrega de un anillo fundido con el oro de los dientes postizos de Simon Jeret, uno de sus trabajadores. El anillo fue inscrito con la frase "Quien salva una vida salva al mundo entero" y logró sacar millones de lágrimas a las plateas del mundo que vieron la película.


Para no ser capturado por los rusos  Schindler y su esposa se marcharon hacia el oeste en su vehículo, un biplaza Horch, inicialmente con varios soldados alemanes que viajaban en los estribos huyendo del mismo destino. Los seguía un camión donde viajaban la amante de Schindler Marta, varios trabajadores judíos, y una carga de mercancías que comerciar en el mercado negro. Lamentablemente el Horch fue confiscado por las tropas rusas en la ciudad de Budweis, que ya había sido capturada por las tropas rusas.


Así fue que los Schindler fueron incapaces de recuperar un diamante que Oskar había escondido debajo del asiento del biplaza. Continuaron en tren y a pie hasta llegar a las líneas americanas en la ciudad de Lenora, para luego viajar a Passau, donde un oficial judío estadounidense organizó un viaje en tren hasta Suiza. Se trasladaron a Baviera en el otoño de 1945.


Hacia el final de la guerra, Schindler había gastado toda su fortuna en sobornos y compras de materiales de construcción para sus trabajadores en el mercado negro. Prácticamente se encontraba en la miseria, pero aunque se trasladó brevemente a Regensburg y más tarde a Munich, no logró prosperar en la Alemania de posguerra. De hecho debió rebajarse a recibir asistencia de organizaciones judías.


En 1948 presentó una solicitud de reembolso por gastos de guerra al Comité American Jewish Joint Distribution y recibió $ 15.000. Aunque se estima sus gastos en más de $ 1.056 millones, incluyendo los costos de la construcción de campamentos, sobornos, y los gastos para productos del mercado negro, incluyendo la comida.

Para empeorarla y como era la moda de los nazis del momento, Schindler emigró a Argentina en 1949, donde intentó la cría de pollos y luego la de nutrias, Se ubicaron en un campo en San Vicente y se dedicaron a la cría de aves, cerdos y nutrias. Pero tampoco funcionó. El propio Schindler lo reconoce en una carta a su amigo Stern: “Mi granja tiene grandes hipotecas, que con un desarrollo normal podrían amortizarse. Pero el campo es una negociación con el querido Dios, depende de una cantidad de factores. Malas inversiones de los créditos no trajeron el éxito que se preveía. Y tuve que entregar todo mi criadero de aves, sólo me quedo con la cría de nutrias”.Cuando la empresa se declaró en quiebra en 1958, dejó a su esposa con la promesa de regresar y volvió a Alemania donde tuvo una serie de proyectos empresariales fallidos, incluyendo una fábrica de cemento. Nunca màs volvió.


Se declaró en quiebra en 1963 y sufrió un ataque al corazón el año siguiente, lo que llevó a una estancia de un mes en un hospital. Gracias a haber permanecido en contacto con muchos de los Judios que había conocido durante la guerra, incluyendo Stern y Pfefferberg, Schindler sobrevivió gracias a las donaciones enviadas por sus Schindlerjuden (Judíos de Schindler) de todo el mundo.


Murió el 9 de octubre 1974 y está enterrado en Jerusalén en el Monte Sión, el único miembro del partido nazi honrado de esa manera. Por su trabajo durante la guerra, en 1963 fue nombrado Justo entre las Naciones, un premio otorgado por el Estado de Israel para los no-Judios que tomaron un papel activo para rescatar Judios durante el Holocausto. Otros premios incluyen la Orden del Mérito de Alemania otorgada en 1966.

Pero el tema de los pollos en Argentina es un fracaso que no podremos olvidar.

Taluego.

Fuente: https://www.thevintagenews.com

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Schindler y los pollos argentinos fue publicado por O Pin el jueves, 20 de octubre de 2016. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post Schindler y los pollos argentinos

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates