lunes, 23 de noviembre de 2015

Silencio, Hospital - La chica de la foto

Compartir
Hay momentos en que uno ve una simple imagen del pasado y se pregunta de dónde habrá salido. Así me pasó con la vieja imagen, hoy olvidada, de una enfermera pidiendo silencio en algún pasillo de hospital. Una imagen que se repite en diferentes países con diferentes "enfermeras", siempre pidiendo gestualmente que uno deje de armar tanto escándalo.
Pero la tarea parece imposible. El anonimato parecía inquebrantable hasta que encontré una nota de El Toque Guardiola, un blog que nos quita la naftalina de arriba.
Aún en “Google” (dice) el dato brilla por su ausencia. Al punto que, parece, no quedó ningún registro. Y la referencia es a la legendaria imagen de la enfermera pidiendo silencio. ¿Fue la idea promocional de un laboratorio de los Estados Unidos, como muchos suponen? ¿Quién es la modelo? ¿Quién el fotógrafo? Aquí la historia…  

El rostro que habla
Edición Nro. 321 de "Paralelo 38"

A fines del año 1970 y, por primera vez, revelé la verdadera historia de esta foto que se encuentra en cualquier hospital, sanatorio o maternidad del mundo. Apareció publicada en la edición de “Paralelo 38” del 5 de septiembre de ese año.
Y así el misterio quedó develado. La modelo argentina era Muriel Mercedes Wabney y, el ideólogo del proyecto que concluyo en la legendaria imagen, se llamó Juan Craichik.
Juan tituló a esa foto “Silencio hospitalario” y, sin proponérselo, tanto él como Muriel accedieron a una fama imperecedera.
Porque ni el tiempo, ni las convulsiones del mundo, quitaron vigencia a ese legendario retrato.
Y, aunque parezca mentira, la imagen no tiene registrado derechos de autor.
Lo cierto es que, el retrato que muestra a una enfermera con el típico gesto de llevarse un dedo a la boca pidiendo silencio, rápidamente tuvo expansión mundial.
A Juan lo entrevisté en nuestra ciudad. Y, a lo largo de media hora antes de su retorno a la Capital Federal, me contó la historia de su obra cumbre.

Original con el logo de "Taranto"

Juan era el jefe de visitadores médicos de una empresa denominada “Taranto” que fabricaba instrumental médico y que, además, era un laboratorio de productos medicinales. La ocupación lo hacía viajar por todo el país y, cuando llegaba a nuestra ciudad, se hospedaba en el hotel “Central Muñiz”. 

Lo que sigue, es un extracto de aquel reportaje:

--¿Cómo nació la idea?
--Visitando un hospital de Rosario, en 1953. La sala de espera se encontraba atestada de gente y una enfermera, de tanto en tanto, se veía obligada a pedir silencio. Creo que en ese momento se me ocurrió la idea de mostrar, en una fotografía, la imagen de una enfermera con ese gesto tan típico y universal del silencio. Elevé la idea a los directivos de la empresa y, poco después, ya estábamos trabajando en el proyecto…
--¿Y quién es la mujer de la imagen?
--Era una modelo de nuestro país llamada Muriel Mercedes Wabney…
--¿Por qué ella?
--Se convocó a un montón de modelos profesionales y terminé eligiéndola…

Juan Craichik

--¿Las razones?
--Tenía un rostro distinto, suave, armonioso y de mirada dulce. Yo diría autoritariamente dulce que se acoplaba a la idea…
--¿Cuántos días insumió la toma definitiva?
--Fue toda una tarde. Después revelamos los negativos y elegimos la que todo el mundo conoce.
--¿Cuánto ganó la empresa “Taranto” por la distribución mundial de esa imagen?
--Nada. Fue un obsequio para hospitales, maternidades o salas de espera…

Y queda claro que este hallazgo nacional, a pesar de jamás haberse registrado, se parangona con el bolígrafo de José Biró o las huellas digitales de Juan Vucetich.


El encuentro con Muriel

Unos días después de entrevistar a Juan Craichik viajé a la Capital Federal para hacerlo con la modelo Muriel Mercedes Wabney. Lo primero que se me ocurrió preguntarle es cuánto había ganado por esa foto. Declinó contestarme.
Sí me contó que, su carrera como modelo, la había iniciado en 1947 y que tenía un contrato de exclusividad para presentar las colecciones de la muy conocida por entonces “Tiendas Harrod’s”.

Muriel (primera a la izquierda) junto a otras modelos

Aunque también me comentó que fue modelo exclusiva de la empresa “Ducilo” y, años más tarde, también trabajó para el modisto Jean Cartier… 

El diálogo siguió así:

--¿Un sueño que se le haya hecho realidad?
--Haber lucido los auténticos vestidos que, Linda Darnell, vistió en la película “Por siempre Ámbar” para la Twenty Century Fox…
--¿Casada?
--Sí pero sin hijos.
--La gente, ¿la reconoce como la enfermera del silencio?
--Sí… algunos, sí.
--¿Y qué siente cuando va a un hospital y se ve en la imagen del retrato?
--Que el tiempo pasa. De todas maneras, una gran satisfacción…

El mundo cambió desde que se tomó aquella imagen. Las costumbres, también. Pero ni el modernismo ni la ciencia podrán enfriar la esencia de aquella imagen. Sencillamente porque fue una idea genial…

Original de http://eltoqueguardiola.blogspot.com.ar

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Silencio, Hospital - La chica de la foto fue publicado por O Pin el lunes, 23 de noviembre de 2015. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post Silencio, Hospital - La chica de la foto

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

Comentarios recientes


Post Recientes

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates