lunes, 17 de agosto de 2015

En bolas y sin documentos

Compartir
El programa "Supervivencia al desnudo" es constantemente confundido con un reality francés llamado Koh Lanta  y como en Internet casi todo es copy paste uno puede encontrarse con varias notas donde se indica lo mismo: "En 2013, en el primer día del certamen, uno de sus participantes falleció y pocos días después, y tras ser suspendida la grabación, se suicidó el médico"
Eso y la nota sobre el accidente de helicópteros en La Rioja donde murieran 10 personas debo aclarar, no corresponden a Supervivencia al desnudo y sí al programa francés Koh Lanta.
Dicho ésto y ya que el tema de las tragedias en los Reality de supervivencia no es el que hoy me ocupa, paso a recomendarles un programa de Discovery que en mi anterior nota (ver aquí) ya había mencionado positivamente. Se trata como habrán adivinado de Supervivencia al desnudo (Naked and Afraid como se llama en su versión original) y creo que vale la pena darle un poco más de espacio y detalle.
Tal vez lo que resulte más curioso de la idea es que no existe ningún premio en metálico y que todos los participantes lo hacen voluntariamente y sólo para vencer el desafío más grande en lo referido a sobrevivencia: superarse uno mismo.
Es que en una época donde la tecnología nos toma por asalto y no concebimos nuestra subsistencia sin energía eléctrica, resulta un baño de esperanza que se pueda divulgar masivamente el conocimiento y la experiencia de aquellos que logran asentarse y progresar en un medio natural sin ningún tipo de ayuda tecnológica. Aunque , para serle sincero, no todo es tán fácil como parece, y en varios hospitales a nivel mundial han comenzado a reaparecer enfermedades que ya estaban olvidadas, curiosamente de la mano de  pacientes que practican técnicas de sobrevivencia natural.
Uno sabe que en el ejército se realizan estos tipos de práctica, así que como muchos pensé que la cuestión del nudismo era totalmente gratuita o con fines publicitarios, pero al analizarlo un poco más y luego de ver algunos episodios, no hay duda que es un punto sumamente importante y hasta diría crucial. Incluso algunos participantes son especialistas e instructores de las fuerzas armadas, pero al dejar sus uniformes y teorías de combate, se encuentran en las mismas condiciones que el hijo del almacenero.
Para el caso los participantes pueden elegir un elemento para llevar, el mismo siempre es un machete, un pedernal, una olla o en casos muy particulares, cinta de plomería o una lupa.
Fuera de eso sólo reciben un morral que contiene un mapa grosero de la zona, una cámara de uso personal, micrófonos inalámbricos conectados al collar de estilo tribal que usan los participantes y absolutamente nada más.


Uno pronto nota que el verse obligados a caminar descalzos por la naturaleza y sin la protección de ropas que eviten alimañas o espinas puede no ser el mayor de los peligros, ya que en cada lugar inhóspito en donde se desarrolla la aventura se contratan los servicios de médicos locales que según se ha visto, en lugares como África, pueden ser más peligrosos que los propios leones.

Como sea, no hay mentiras o engaños y se informa que productores, cámaras y sonidistas registran todo desde una distancia apropiada durante los 21 días que dura el desafío, sin permiso de intervenir a menos que se trate de un caso médico y a solicitud del participante que usualmente terminará abandonando el desafío. Sólo por las noches se retiran a un campamento relativamente lejano ya que no hay mucho que filmar y se ha demostrado que la noche es el período donde los participantes se encuentran mucho más expuestos a las emociones y cuando más utilizan las cámaras para grabar sus impresiones y miedos.


Luego de pasar por desafíos tales como encontrar una forma eficiente de obtener agua potable, refugio y alimento suficiente, los 21 días terminan con una caminata hasta el lugar de rescate, cosa que usualmente implica una distancia de hasta 8 kilómetros del campamento.
Casi sin fuerzas los participantes gastarán sus últimas energías en llegar al punto de rescate, donde para mantener la dinámica del programa, por lo general serán rescatados por un camión de la zona, un bote de pesca, una camioneta campesina y sólo en casos excepcionales por un helicóptero.

Tanto al comienzo como al final del programa se informa sobre las capacidades de cada uno de los participantes mediante un método de calificación denominado CSP (Coeficiente de Supervivencia Primitiva) y sólo al final se informa las pérdidas de peso alcanzadas y el nuevo valor del CSP.

Les dejo un capítulo completo en el que casi por única vez, ambos concursantes parecen ser normales y crean un vínculo virtuoso que les permite alcanzar el éxito.



Taluego

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo En bolas y sin documentos fue publicado por O Pin el lunes, 17 de agosto de 2015. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post En bolas y sin documentos

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

Comentarios recientes


Post Recientes

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates