jueves, 16 de octubre de 2014

Borrar a papá con falsas denuncias

Compartir
La realidad indica que existen padres perturbados en la misma proporción cualquiera sea su género. Sin embargo la legislación actual protege a la madre como vínculo indispensable con los menores involucrados. No conformes con esta ventaja de base, en los casos de divorcio se suman las falsas denuncias realizadas por las esposas y madres en Tribunales y los médicos pediatras se ven expuestos a incontable cantidad de mujeres demandantes que solicitan desde certificados médicos que perjudiquen el supuesto desempeño del padre, hasta denuncias de abuso sexual que no se ven avaladas por los hechos durante la revisión médica. Es que con la finalidad de dañar a la ex pareja, existen mujeres capaces de cualquier locura sin medir las consecuencias penales o el efecto que tendrán sus acciones sobre los hijos.

Cientos de niños no pueden ver a sus padres por orden de la justicia. En muchos de los casos se debe a falsas denuncias , desde violencia psicológica hasta abuso sexual,  que fueron presentadas por sus madres en medio de separaciones conflictivas. Ahora, diversas asociaciones de padres alertan que 2 de cada 3 de estas denuncias no son verdaderas y tienen como objetivo la rápida obstrucción del vínculo parental. Curiosamente estas cifras coinciden con las que los abogados y pediatras indican en base a su propia experiencia.

Mientras la justicia investiga la veracidad de dichas acusaciones pasan años en los que se interrumpe el vínculo entre padres e hijos. La ONG Padres Impedidos, denunció que "el 66% de las denuncias es falsa. Las falencias judiciales hacen que todo se demore y con los años por falta de pruebas se caen las causas".
Desde la asociación APADESHI, se explicó que "cada vez hay más denuncias" de mujeres en conflicto con sus ex porque "el efecto que se busca es la suspensión del régimen de visita. La mayoría no obtiene condena sino que queda archivada. Pero cumple su objetivo porque la Justicia impide el contacto con el padre preventivamente".
Las acusaciones esgrimidas por las mujeres son: "amenazas, golpes, violencia psicológica, intentos de sustracción de los menores, abusos y violación. Esta última es fácil de constatar mediante un examen médico pero no así los abusos que demoran mucho tiempo porque requieren pericias psicológicas".


La abogada Valeria Carreras patrocina a varios papás que están impedidos de ver a sus hijos por vía judicial. "Es muy cruel -precisó-. Tengo padres que olvidaron la voz de sus nenes o que ignoran si les va bien en el colegio. Lo que ocurre es que la ley termina siendo manipulada para favorecer a la mujer pero por otro lado hay una gran cantidad de padres ausentes que no pagan alimentos".
En este sentido recordó que "los padres suelen darse por vencidos al cabo de dos años de lucha. Las madres que usan a sus hijos como botín de guerra tienen un accionar sistemático. Si los chicos son menores de 3 años insisten en que son criaturas y los padres no están preparados para tenerlos".

Carreras advirtió que "en caso de pactar un régimen de visitas al padre, las madres empiezan a presentar excusas como certificados de fiebre, dolor de panza, sin posible corroboración". Pero también pueden utilizar graves denuncias como la de abuso sexual.

Asi fue que algunos padres lograron filmar un documental para que este problema pudiera tomar estado público. El mismo se llama "Borrando a papá" y fue censurado por organizaciones feministas y gubernamentales antes de ser estrenado.

Borrando a papá es un documental que hace oír la otra campana: la de los padres que no pueden ver a sus hijos. Fue financiado por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y cuenta la lucha de cinco padres que están impedidos por la justicia de ver a sus hijos, después de divorcios conflictivos.

Borrando a papá recibió muchas críticas antes de ser estrenada y hasta hubo pedidos de censura. Sin embargo, las realizadoras defienden el contenido y aseguran que es hora de hablar de un tema tabú.

“El documental deja al descubierto el pensamiento de un sector basado en el paradigma de que la figura del padre es prescindible y que los varones son, por simple portación de género, violentos y peligrosos para sus propios hijos. Se trata, en definitiva, de abrir a la opinión pública un debate legítimo”, escribieron las realizadoras.

Gabriel Balanovsky, Ginger Gentile y Sandra Fernández Ferreira son las autoras del documental que apunta a visibilizar la situación de los hombres cuyos vínculos con sus hijos fueron obstruidos. El documental cuestiona el funcionamiento de las oficinas judiciales y denuncia la discriminación que sufren los hombres.



La polémica, no tardó en llegar.

El Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de Derechos del Niño (CASACIDN) repudió el documental. Aseguran que muchos de los padres impedidos de ver a sus hijos tienen procesos judiciales iniciados “por situaciones de violencia y abuso sexual hacia niños, niñas y jóvenes”. Y consideran al film violatorio a los derechos de los niños, niñas y adolescentes “que allí son exhibidos” con datos e historias personales.
La ONG Salud Activa salió a pedir por Change.org que ese film no se reproduzca, un pedido que equivale a la censura.

La Red PAR (Periodistas de Argentina en Red-Por un periodismo no sexista) emitió un comunicado en el que repudian “que el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) elija financiar con recursos de toda la población —y de esta forma legitimar— un documental que cuestiona a mujeres que sufren violencia y que intentan sobrevivir a ella”.

La polémica por Borrando a papá llegó a la pantalla chica y la periodista Liliana Hendel aseguró que “esto es así, está muy bien que así sea y no va a cambiar porque los hombres son culpables y ellos deberán demostrar que son inocentes”.

Las tres mujeres autoras de la cinta, no tardaron en contestar. “Como mujeres y luchadoras por la igualdad de género, no puede dejar de impactarnos que la respuesta a una propuesta que busca denunciar la discriminación que sufren muchísimos hombres en el sistema de familia y que les termina costando, en muchos casos, años sin poder ver a sus hijos, haya provocado tanto sea objeto de un pedido de censura”.

Como padre separado debo decir que no todas las mujeres llegan a tan bajos niveles de humanidad. En mi caso nunca ha existido un problema de esta índole. Sin embargo no puedo dejar de solidarizarme con los padres sometidos a falsas denuncias por el despecho de una mujer, y menos cuando las organizaciones feministas les niegan sus derechos sólo por ser hombres.
Así que aquí dejo una copia del documental que se ha subido a YouTube para que todo aquel que quiera saber, pueda informarse sin que un grupo sectario se lo impida.

Aquí el film. (lamentablemente fue nuevamente censurado) pero hay un lugar de donde bajarlo:
http://www.sdd-fanatico.org/p/borrando-a-papa/

http://www.infonews.com/
 http://www.diariopopular.com.ar

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Borrar a papá con falsas denuncias fue publicado por O Pin el jueves, 16 de octubre de 2014. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post Borrar a papá con falsas denuncias

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

Comentarios recientes


Post Recientes

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates