lunes, 25 de agosto de 2014

Los fuertes de la locura

Compartir
Muchas de las fortificaciones de la Segunda Guerra Mundial se parecen a elementos incluídos en la Guerra de las Galaxias. Sin intención de banalizar un acontecimiento que enlutó al mundo, es difícil de negar que Georges Lucas tomó imágenes de una guerra real para alimentar una de fantasía. Un claro ejemplo de ello son las  Maunsell Sea Forts del Mar del Norte
Es que durante la Segunda Guerra Mundial, en 1942, la Marina Real Británica construyó una serie de fortalezas en el mar como avanzada línea de defensa contra los ataques aéreos y las posibles invasiones marítimas de las potencias del Eje. Sólo hay que recordar que las alarmas de ataque se debían a la vigilancia visual y auditiva ya que el RADAR (término derivado del acrónimo inglés radio detection and ranging, “detección y medición de distancias por radio”) aún no había sido implementado masivamente y se lo llamaba RDF (Radio Direction Finding) su rango de acción era limitado y por lo tanto debían ser instalados lo más lejos de la costa posible para una detección temprana.
Las fortalezasa fueron bautizadas en honor a su diseñador, Guy Maunsell y se distribuyeron por los estuarios del río Támesis (región de Londres) y del Mersey (región de Liverpool). En 1950, ya en plena guerra fría se enviaron al Mar del Norte y allí siguen en pie hoy en día para que curiosos y fotógrafos de amplia experiencia disfruten de ellas.
Tras retirarlas del servicio a finales de la década de 1950, se destinaron a otras actividades, e incluso una de ellas se convirtió en la llamada "micronación" de Sealand.



Entre sus leyendas, la más repetida señala que dieron cobijo a las radios pirata (dedicadas mayormente al Rock and Roll) que proliferaron en el Reino Unido en los años 60 del siglo pasado, una historia que se recoge de forma sensacional en la película 'Radio encubierta'. Las dimensiones de los fuertes del ejército los hacía ideales como plataformas para antenas de radio, ya que es posible colocar una gran antena en la torre central, usando el resto de las torres como lugar para las demás instalaciones necesarias.

Localización de los fuertes.

Las torres eran de dos tipos:

  • Plataformas anti-aéreas que constaban de siete torres conectadas entre si por puentes y que contaban con un gran arsenal para derribar aviones enemigos. Cada torre cuenta con cuatro pilares dispuestos de forma piramidal y que se terminan uniendo en una plataforma.
  • Plataformas de la marina cuya estructura era de dos pilares y una plataforma alargada. Estas tenían como misión avisar de intentos de intrusiones por parte de barcos alemanes.
En estos fuertes las condiciones de vida eran extremas. Cuando estaban en uso podían llegar a vivir en ellas más de 250 personas en cada fuerte. Los oficiales que vivían ahí disfrutaban de dormitorios en las áreas superiores con calefacción y algunas comodidades pero los soldados dormían en habitaciones en zonas bajo el nivel del mar donde las condiciones de frío, luz y humedad eran muchísimo más duras.
Por si fuera poco el aislamiento que se vivía allí era infernal. Aunque se les había enseñado a los soldados a utilizar su tiempo libre en determinadas actividades (Coser, pintar...) fueron necesarios tratamientos psiquiátricos para muchos de los "tripulantes" de estas fortalezas, de ahí que se ganaron el sobrenombre de "Los fuertes de la locura".


Fuertes de la Marina

Estos fuertes eran operados por la Royal Navy y tenían como misión detener y avisar de cualquier intento alemán de colocar minas marinas mediante aviones en los estratégicos estuarios de los ríos Támesis y Mersey.

Fuerte Maunsell de la Marina.
 Eran cuatro:
  • Rough Sands (HM Fort Roughs) (U1)
  • Sunk Head (U2)
  • Tongue Sands (U3)
  • Knock John (U4)
El diseño era una construcción de hormigón, una barcaza pontón con dos torres cilíndricas en cuya parte superior se instalaban dos cañones de 3,75 pulgadas y dos cañones antiaéreos Bofors de 40 mm. Se construían en diques secos y se montaban como unidades completas. Entonces eran dotadas (las tripulaciones subían a bordo al mismo tiempo para familiarizarse con los equipos) antes de que fuesen remolcadas y ancladas en los bancos de arena fijados en 1942.
Además de su labor de obstaculizar las incursiones aéreas alemanas, los fuertes también ampliaban la cobertura de los radares en el estuario del Támesis, permitiendo a la Royal Navy localizar las posiciones de las minas marinas colocadas por los alemanes y así evitarlas.
El diseño de la fortaleza naval fue el último de los que Maunsell había ideado como respuesta a las peticiones del Almirantazgo. Inicialmente se consideró la instalación de fortalezas en el Canal de la Mancha capaces de enfrentarse a naves enemigas.

Fuertes del ejército

Maunsell también diseñó fuertes para la defensa antiaérea. Estos eran unas instalaciones mayores que comprendían siete plataformas de acero interconectadas entre sí, cinco dispuestas en semicírculo alrededor de una plataforma central que hacía las veces de centro de control y residencia del personal. La séptima estaba localizada en el exterior del semicírculo y estaba dotada de un foco.

Fuerte Maunsell del ejército.
Tres de estos fuertes fueron instalados en el río Mersey. Otros tres se colocaron en el estuario del Támesis:
Cada uno de estos fuertes antiaéreos disponía de cuatro cañones QF de 3,75 pulgadas y dos cañones Bofors de 40 mm. Durante la guerra, los fuertes derribaron 22 aviones y alrededor de 30 bombas volantes. El Ministerio de Defensa los retiró de servicio a finales de la década de 1950.

En 1953, en el Fuerte Norte, un barco Sueco se estrelló derrumbando dos de ellas y dejando en su lugar grandes cantidades de escombros que tuvieron que ser apartados por los británicos para no entorpecer el tráfico de los barcos. Esto fue un duro golpe para el ejercito británico ya que, al ver la utilidad de estos asentamientos durante la Segunda Guerra Mundial, habían decidido instalar hasta 11 más como contramedidas a la guerra fría, que comenzó en 1950. Tras otro accidente similar un año después, las fortalezas de Maunsell fueron abandonadas de forma oficial.


Como decíamos, durante los siguientes años algunas de las fortalezas fueron ocupadas por diferentes emisoras de radio piratas. En 1964 una de ellas fue tomada por Paddy Roy Bates, ciudadano británico y presentador de una radio pirata llamada Radio Essex que se haría famoso tras abandonar la emisora de radio y fundar la micro-nación "Sealand" en una de estas torres.


Sin duda se trata de ruinas que por su curiosa apariencia bien podrían ser convertidas en monumentos a la resistencia de una isla que sufrió el mayor acoso alemán.

Taluego.

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Los fuertes de la locura fue publicado por O Pin el lunes, 25 de agosto de 2014. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post Los fuertes de la locura

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

Comentarios recientes


Post Recientes

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates