lunes, 4 de agosto de 2014

Fingiendo el orgasmo masculino

Compartir
Usted seguramente entró pensando que había un error en el título. Que quienes fingen sus orgasmos son las mujeres y que hasta hay estudios y filmografía dedicada a esta práctica tan difundida. Las chicas siempre han declarado su necesidad de fingir ante la falta de los reales y a nosotros, la verdad es que poco nos importa sin son reales o fingidos, no es que nos vayamos a casar por el orgasmo de otro; más bien nos interesan los propios.
Hace unos días se festejó el Día del Orgasmo (31 de Julio) algo que se proclamó para aumentar la venta de productos sexuales, y quien lo creó no fue otra que la empresa británica Ann Summers, que justamente se dedica a la venta de éstos juguetes.

El The Huffington Post, publicó también para esa fecha una encuesta en la que participaron 50 mil personas (49 mil varones, mil mujeres) y fue tomada en EEUU, Reino Unido y Australia- donde aseguran haber fingido sus orgasmos el 54% de las chicas y el 34% de los hombres.
En otro estudio publicado en LiveScience, se dice que el 25% de los estudiantes universitarios encuestados por ellos aseguró haber fingido el orgasmo, mientras que la mitad de las mujeres dijo haberlo actuado (¿no es lo mismo?). Esta investigación, realizada por psicólogos de la Universidad de Kansas, consultó a 180 hombres y 101 mujeres acerca de su vida sexual. Se le preguntó a cada participante si alguna vez había fingido tener un orgasmo o si habían hecho “algo similar”, como para lograr una respuesta honesta de parte de los más vergonzosos.

Hay que ir teniendo en cuenta que en el hombre el orgasmo está regido por el sistema nervioso parasimpático -el que relaja-, mientras que la eyaculación pertenece al simpático –el que estimula-, y para que ambos coincidan deben ponerse de acuerdo, que es lo que normalmente sucede. Pero si hay estrés, presión, agotamiento o excesivo afán de control, este equilibrio se rompe y puede ocurrir que el hombre eyacule sin experimentar un orgasmo, o simplemente ni siquiera eyacule, lo que resulta bastante doloroso.


En el mejor de los casos y pensando bien de todo el mundo, fingir el orgasmo puede ser considerado como una “mentira piadosa”, algo que puede ayudar a inventar una noche perfecta a partir de una desastrosa. Dicen que: “Fingir el orgasmo nos da chapa. Hace que nuestra compañera llegue al otro día a su trabajo y les diga a sus amigas que en una noche de sexo salvaje ella acabó varias veces y él 3 o 4 (!?¿¡), lo cual nos pone en un lugar de macho insuperable con un evidente dolor de huevos. Con suerte el fingir provocará el ‘efecto contagio’ en nuestra pareja y como el sexo está en el cerebro, mágicamente nuestro orgasmo inventado puede ayudar a transformar su goce en un orgasmo real de ella. 


Pero en la cruda realidad sabemos que los motivos no son tan de color de rosa y la práctica obedece más a falta de interés en la pareja que nos toca o como consecuencia de haber rendido todas nuestras energías en otras camas. Es que el varón recupera su aptitud para lograr erecciones mucho antes de que nuevo semen esté disponible o que nuestra libido nos permita disfrutar de otro encuentro erótico.
Dicho esto, es fácil imaginar al marido que regresa de un "toco y me voy" after office con la más espectacular de las pasantes, mientras su esposa se encuentra en uno de esos días en que exige un encuentro íntimo de alta calidad.
En esos casos el uso del preservativo suele evitar el conteo de esperma y aunque estemos desganados es relativamente fácil obtener una erección. Claro, de gozar ni hablemos , así que deberemos recurrir a las mismas armas con las que ellas nos venden sus orgasmos fingidos. Sólo debemos recordar qué es lo que hacemos cuando son de verdad y ponernos a actuar al mejor estilo Meg Ryan.

Taluego.

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Fingiendo el orgasmo masculino fue publicado por O Pin el lunes, 4 de agosto de 2014. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post Fingiendo el orgasmo masculino

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

Comentarios recientes


Post Recientes

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates