miércoles, 4 de junio de 2014

El secreto de 'El señor de las moscas'

Compartir
Desde las hermosas tardes de los años 60 hasta la actualidad la Editorial Minotauro ha sido una de las fuentes donde encontrar a aquellos nuevos escritores que pronto se convertirían en clásicos y a los clásicos también. Títulos como: Crónicas Marcianas, Soy Leyenda, El color que cayó del cielo, Farenheit 451, El hombre ilustrado, Las doradas manzanas del sol, El país de Octubre, Playa Terminal, Ciudad, Mundo sumergido, El Señor de los anillos, etc, supongo que ya se dan una idea, pero por las dudas hablemos de los autores que publicaba Minotauro: Brian W. Aldiss, J. G. Ballard, Alfred Bester, Ray Bradbury, Ursula K. Le Guin, Cordwainer Smith, Olaf Stapledon, Theodore Sturgeon y J. R. R. Tolkien, entre otros. También publicó autores de habla hispana como Angélica Gorodischer, Carlos Gardini, Mario Levrero, Alberto Vanasco, Eduardo Goligorsky y Ana María Shua..

Cada peso que quedaba en mis manos desde la época del vuelto de los mandados hasta que comencé a gastármelo en mujeres, fue a parar a la librería del pueblo. Devoré cada uno de estos títulos que venían a ocupar el hueco dejado por el fin de la infancia y el abandono de la colección Robin Hood de editorial ACME (Si, ACME existe y es una marca comercial fuera de los Loony Toones y significa "cumbre"o "lo más alto")

Por aquellos tiempos se estilaba regalar libros en los cumpleaños y recuerdo que uno que tenía mucho éxito era "El señor de las moscas" de William Golding (Premio Nobel de literatura del año 1983) publicado en 1954. Este libro pasó desapercibido durante el primer año de su publicación pero mas tarde el boca a boca lo llevó a la fama. En el año 1963 se llevó a la pantalla su historia y más tarde, en el año 1990, se realizó una remake.



La primera de éstas, fue dirigida por Peter Brook y para mi gusto es la mejor. La de 1990 fue dirigida por Harry Hook y si bien está perfectamente filmada, sigo quedándome con la primera aunque sea en blanco y negro.

Lo que siempre me ha llamado la atención es el título.

Está claro que los autores ponen títulos que desorientan y hasta hay obras completas que uno no puede hacer otra cosa que adivinar su significado, pero con El Señor de las moscas, lo que me tenía loco era no poder saber qué quería decir ese título.

Resulta ser que uno de los dioses filisteos mencionados en la Biblia como el "príncipe de los demonios" tenía el nombre fenicio ba´al´zebul que más tarde fue modificado a aba´al zeuv (Señor de las moscas) porque su estatua, que siempre estaba cubierta de sangre , atraía a estos insectos.

Por estos pagos, se lo llamó Belcebú (Diablo o Lucifer) .

Para los que leyeron el libro de Golding o vieron la película, ahora las cosas estarán más claras.


Taluego

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo El secreto de 'El señor de las moscas' fue publicado por O Pin el miércoles, 4 de junio de 2014. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post El secreto de 'El señor de las moscas'

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

Comentarios recientes


Post Recientes

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates