viernes, 30 de mayo de 2014

El nacimiento del automóvil

Compartir
Siempre resulta difícil fechar correctamente los hechos importantes.
Por ejemplo, cuando uno quiere saber quién fue el inventor del automóvil se encuentra con que las enciclopedias le hablan de Karl Benz. Si, el fundador de la Mercedes Benz. Pero las cosas no son tan simples. 
Ya hablamos hace un tiempo de las confusiones a que nos llevan los programas e informaciones que parten de Norteamérica. 
Les comentaba cómo al preguntarle a los jóvenes quién había inventado el automóvil, la respuesta más frecuente era Henry Ford. 
Sin ánimo de desmerecer el aporte a la era moderna que significó la línea de producción en serie (seguramente tendrá algún beneficio pues el mundo se va al caño por ello) está muy lejos de significar un avance comparable con la invención del automóvil. (que también nos pudre el ambiente)
Ford, si se quiere, simplemente optimizó su planta con la finalidad de vender más a menor costo. "Mercado de Volumen" sería una etiqueta aceptable.
Pero como les prometí, la idea es rescatar a los verdaderos inventores.
Tratemos de organizar las ideas.
Siempre hay un punto donde debemos poner el foco de atención y en este caso lo más importante es la definición del vocablo:

"El término automóvil (del griego auto, "por sí mismo" y del latín móvil "que se mueve") se refiere principalmente a un vehículo autopropulsado por un motor propio y destinado al transporte terrestre de personas o cosas sin necesidad de carriles."

Como se observa nadie habla de cuantas ruedas debe tener, ni si es a vapor, carbón o gasolina, si tiene techo, etc. etc. Es más, tal como se desprende de la definición, una motocicleta es un automóvil.
Bajo este precepto y rebuscando en la red y en algunos libros, debo decir que para mí, el verdadero inventor fue Nicolas-Joseph Cugnot (1725-1804), mecánico, ingeniero militar, escritor e inventor francés, que dio el gran paso al construir un automóvil de vapor. El Fardier à vapeur, como lo llamó Cugnot, comenzó a circular por las calles de París en 1769. Se trataba de un triciclo que montaba sobre la rueda delantera una caldera y un motor de dos cilindros verticales.
 
Triciclo con motor a vapor de Nicholas Joseph Cugnot (1769)

Bueno...que rápido que se terminó el suspenso...
Como es muy pronto para terminar el post, mejor veamos que pasó hasta que apareció Karl Benz en la palestra.
A Cugnot le sigue en época e inteligencia Josef Bozek quien en 1815 construyó un auto con motor propulsado con aceite. Para aquellos ambientalistas que creen que los autos propulsados por aceite de girasol o Biodiesel son cosa del siglo XXI, nada mejor que sacarse el sombrero frente a quienes nos precedieron en la historia.

 Cuatro ruedas de Josef Bozek propulsado a aceite (1815)

Otros también se entusiasmaron y entre 1832 y 1839 el escocés Robert Anderson inventó el primer auto propulsado por células eléctricas no recargables.(pilas) Si señor, no le estoy cameleando, el automóvil eléctrico existe desde 1839 y le cuento que pocos años más tarde se inventó la batería recargable. El problema sería ¿cómo recargarlo? si la electricidad domiciliaria no existía.

Maqueta con el principio del automóvil eléctrico de Anderson (1839)

No contento con esto el belga Etienne Lenoir hizo funcionar un coche con motor de combustión interna alrededor de 1860, propulsado por gas de carbón. Así que los amigos que hoy se desplazan por la ciudad con una garrafa de GNC a bordo, pueden observar que en estos modelos el gas provenía de una reacción controlada para generar el gas dentro del mismo vehículo.

 El cuatro ruedas de Lenoir impulsado a gas carbón (1860)

Y como si todo lo anterior fuera poco, alrededor de 1870, en Viena, el inventor Siegfried Marcus hizo funcionar un motor de combustión interna a base de gasolina, conocido como el “Primer coche de Marcus”. Aquí el problema, como en casi todos los casos , era dónde obtener el material de combustión. La gasolina, por aquellos tiempos, sólo se obtenía en Farmacias o Boticas, ya que su uso estaba limitado al ámbito hogareño.

 El segundo cuatro ruedas a gasolina de Siegfried Marcus (1870)

¿Por qué es comúnmente aceptado que el primer automóvil fue inventado por Karl Benz? 
Resulta que el tema se repite como siempre: las patentes y la propaganda.  
Karl Benz construyó su primer modelo en 1885 en Mannheim. y  lo patentó el 29 de enero de 1886  cuando solicitó la patente n° 37.435 al gobierno alemán para un vehículo de tres ruedas, que es considerado erróneamente el primer vehículo automotor de la historia. El PattentMotorWagen
No contento con esto, lo promocionó  entregándoselo a su mujer para que realizara un viaje familiar conduciendo el denominado PattentMotorWagen desde Mannheim hasta la casa de sus padres. Al demostrar que podía ser manejado por una mujer sin inconvenientes pretendían  borrar de la memoria del público las constantes fallas técnicas que el modelo presentó el día de su presentación.

Triciclo con motor a explosión de Karl Benz (1886)

Uno dirá ,"ya lo sabía", otro "y a mí que me importa" y otro "muy interesante" (y ya se me acabaron todos los lectores).
En mi caso me interesa sobre todo que los créditos sean otorgados a quienes se los merecen por su genialidad, su toma de riesgos y su visión, aunque no siempre podamos llegar a conocer al verdadero inventor.
Cuando pienso en esto siempre me viene a la mente el tema del trabajo en equipo.
Por lo general se arma un equipo con varios especialistas y uno o más líderes que reportan a un gerente, que reporta a su vez a un director que administra los recursos de todos. 
Para el mundo exterior, sólo existe el nombre de este director. Es el que habla con la prensa, el que firma los cheques y el que obtiene dinero de los inversores.
Cuando un especialista logra una innovación o descubrimiento, debe reportarlo a su superior y así sucesivamente escalando en jerarquías, hasta llegar a esta cabeza administrativa. 
Como dentro del horario de trabajo o estando en uso de los materiales o equipo de la empresa  cualquier descubrimiento pertenece a esa empresa o fundación, todo lo que se reporta queda en manos de quien administra.
De tal forma vemos como algunos científicos reciben el premio Nobel o patentan descubrimientos como Edison, cuando en realidad fueron sustraídos a propios o extraños por un simple orden de respeto de jerarquías y contratos laborales. (si no me creen pregúntenle a Nikola Tesla)
La mayor parte de los inventos o descubrimientos son obra de equipos donde tan sólo uno de los integrantes tuvo la brillante idea y el resto la abonó con su esfuerzo y nuevas genialidades. 
Luego aparecerá la cabeza administrativa (Figuretti) a llevarse los aplausos y poner su cara en los reportajes o revistas especializadas, junto con suculentos premios a la creatividad, la innovación o lo que sea. 
Mal que me pese, el señor patentará la idea y los lectores de Blogs de opinión dentro de cien años leerán que José Figuretti fue el inventor (él solito) de un dispositivo para que las zapatillas no tengan olor a pata. y, fuera de joda, todos respirarán más tranquilos sin importar quien carajo lo haya inventado.
Taluego.

Fuentes:mis respuestas.com , educar.org/inventos , monografías.com , wikipedia

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo El nacimiento del automóvil fue publicado por O Pin el viernes, 30 de mayo de 2014. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post El nacimiento del automóvil

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates