lunes, 3 de febrero de 2014

Escribir caliente

Compartir
Sos un reverendo pelotudo. Te lo digo con todo respeto...-

¿Nunca leyó algo así? 
Yo sí. 
Dejando de lado las connotaciones religiosas de la frase, éste tipo de mensajes hacia desconocidos o gente con la que se tiene poca confianza, ocurre cuando uno escribe bajo los efectos de algún tipo de sentimiento violento, ocasión en que suele incurrir en contradicciones como la expresada.
Te insulto pero te respeto ¿?

En esos casos es posible tanto que a uno lo perdonen y hagan como si nada, tanto como que lo manden a la mismísima mierda.

No sé usted, pero yo cuando estoy molesto suelo escribir apoyando con mucha más fuerza la birome, incluso hasta llegar a perforar el papel, y mis letras comienzan a parecerse a ballenas embarazadas unidas por la cola.
Seguramente por eso nuestros próceres perduran en el tiempo con cierta lejana indolencia en el hablar, ya que sus escritos a pluma y tinta vegetal no le permitían ser muy efusivos en el trazo sin correr el riesgo de dejar al mundo sin plumas ni patos.
El equivalente moderno se da cuando me encuentro frente a mi computadora y el golpeteo de las teclas lo llega a escuchar la abuela sorda del primero "C" en el contrafrente del edificio (yo vivo en el décimo al frente), mientras que mi mano izquierda tiembla descontroladamente como piecito inquieto en medio de un orgasmo.

En esas situaciones uno sabe que no está simplemente escribiendo. Está escupiendo palabras, vomitando frases o dando puñetazos de acentuación hacia un enemigo lejano que recibirá todo junto y en medio de las cejas. El resultado debe salir pronto, porque el que pega primero pega dos veces, así que usted incurre en faltas de ortografía en las que no caería ni un imberbe de 12 años en el messenger de su celular. Pega grititos victoriosos al tipear alguna frase irónica e hiriente y busca metáforas decorosas para sustituir los insultos que finalmente preferirá mandar sin ningún tipo de filtro poético que los amanse.


Ya tendrá tiempo de arrepentirse cuando el otro redoble la apuesta y lo ponga en evidencia  o, como ocurre en Facebook, otros participantes de la conversación le peguen como para que tenga y se cuide de escribir sin pensar.

Es que cuando usted pulsa publicar, ya no hay tiempo para arrepentimientos. Usted no tuvo que ir al correo, hacer la cola y pagar por el envío. Apretó con el canto del culo la tecla "send" y su bolsa de basura sin clasificar por tipo de residuo salió al mundo para que todos vean sus miserias más privadas y personales.

En la red no solo es importante tener un doctorado en comprensión de textos, sino que usted deberá escribir más  lento para que los demás lo entiendan y deberá hacer una y otra vez relecturas de su obra en frío, corrigiendo estilo, puntuación y por sobre todo el contenido.

Le aseguro que mi alarma interior me ha llevado muchas veces a dejar durmiendo algún texto por varias semanas hasta en definitiva borrarlo sin enviar, mientras que otros se fueron acompañados de un "y a mí que me importa, que se vayan a cagar" con los que perdí una que otra supuesta amistad.



Nadie debería publicar textos escritos bajo el efecto de emociones violentas, de la misma forma que no debería escribirle mensaje de texto a su novia cuando esta bajo los efectos del alcohol.

La receta del éxito es: escriba sin censura; deje reposar el embrollo; elimine los errores de ortografía; vuelva a amasar eliminando los insultos o palabras que suenen hirientes; elimine las ironías (nadie las entiende por escrito aunque les ponga un emoticón sonriente), revise el estilo y no lo mande hasta que lo lea tres veces más.

Ah ! , y recuerde que hasta la lista del supermercado debería formarse con una Introducción donde explica su postulado, un Desarrollo donde expone sus datos y una Conclusión donde platea su punto como corolario, asociándolo a lo expuesto en la Introducción.

Todo lo demás es al pedo y lo hará quedar como un reverendo pelotudo.
Dicho sea con todo respeto.

Taluego.

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Escribir caliente fue publicado por O Pin el lunes, 3 de febrero de 2014. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post Escribir caliente

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates