lunes, 24 de febrero de 2014

Babel en la escuela pública

Compartir
Argentina es un país fundado en base a la inmigración masiva y por lejos caótica. Una política de puertas abiertas que intentaba lograr la productividad de un territorio extenso, deshabitado y potencialmente rico. Gracias a esos antepasados que muchas veces fueron estafados con promesas incumplidas por gobiernos oligárquicos, hubo épocas en que los inmigrantes llegaron a dudar entre migrar hacia EE.UU. o Argentina y por lo general elegían estas tierras por sobre las del norte.
Hoy vivimos épocas de fronteras mucho más laxas donde se cambian documentos de identidad por votos y la inmigración golondrina desde países limítrofes complican no solo el tema impositivo sino el político a la hora de introducir un voto en un país que no es el de su propia residencia.
Para nosotros, nietos y bisnietos de inmigrantes resulta lógico que aquellos que llegan deseen preservar sus idiomas y costumbres. Los judíos, ingleses, alemanes, armenios y otras colectividades con culturas milenarias fundaron sus propias escuelas y allí mandaron a sus hijos en la medida en que el éxito de sus epopeyas podía solventarlo.



Aún hoy es muy fuerte la tendencia de la colectividad judía de que sus hijos concurran únicamente a escuelas  y ejerciten allí su idioma y cultura. No ocurre lo mismo con otras corrientes inmigratorias, pues en general todos cumplen con el contrato social donde se intenta lograr igualdad de oportunidades respetando las mismas obligaciones ciudadanas para todo residente en la República Argentina.
Pero cuando hablamos de la escuela pública solventada por los impuestos de todos y con el objetivo de afirmar el Ser nacional, sus esperanzas y objetivos como nación, resulta inpensable que cada alumno hable un idioma diferente al castellano.



La escuela pública debe cumplir un papel unificador dentro de una sola cultura, la nuestra, atendiendo a la diversidad cultural pero sin dejarse inmovilizar por ella.
Hace poco escribí en mi Facebook sobre un caso real. Decía algo así:

Valga como comentario y nadie piense que estoy haciendo un juicio de valor.

El año pasado la hijita de 8 años de una conocida volvió de una escuela pública de la Ciudad de Buenos Aires triste porque en el recreo se aburría. La madre le preguntó el porqué a lo que la nena le dijo que se sentía como una extranjera.

Averiguando un poco parece que la mayoría de sus amiguitas en los recreos prefieren hablar Aimara y Guarany.

No es joda ni crítica. Es real.

Para aquellos que se dedican a la educación, el tema no era nuevo ni los sorprendía, simplemente sabían que cualquier docente se encuentra de manos atadas por la tendenciosa acusación de algunos populistas que promueven la permisividad y la anarquía dentro de las aulas argentinas.


Los más politizados buscaron argumentos tan viejos como aquellos que los judíos utilizaron para exponer el racismo de los regímenes fascistas hace más de setenta años.
Con el reloj atrasando, cualquiera que pretenda que la inmigración respete los usos y costumbres de su nuevo país de residencia es tildado de fascista, racista o genocida encubierto.

En realidad Argentina ya no puede darse el lujo de tener una política inmigratoria que perjudique a sus propios habitantes. Ya es suficiente con brindar medicina y planes gratuitos para ciudadanos extranjeros que NO habitan nuestro suelo. Lo que hace falta son políticas de integración que no perjudiquen a los residentes e integren a los inmigrantes en igualdad de condiciones y de manera regulada en base a la necesidad. Y debe entenderse como imperativo un nivel de igualdad de derechos y obligaciones de tal forma que si uno exige que en las escuelas públicas argentinas los alumnos hablen castellano, no se lo tilde de segregacionista cuando simplemente intenta proteger su cultura nacional. 

Por eso en casita los alumnos podrán hablar el idioma que prefieran, aimará, guarany, yidis, inglés, alemán o armenio. Pero en la escuela pública no. 
Ellas no son escuelas pagadas por las colectividades.

Taluego.

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Babel en la escuela pública fue publicado por O Pin el lunes, 24 de febrero de 2014. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 2 comentarios: en el post Babel en la escuela pública

2 comentarios:

  1. lo venimos comentando. Propongo que las personas que deseen recibir educación desde el nivel inicial hasta el doctorado y la salud atendida en hospitales públicos, tengan ayuda de su país de origen. El colado es perjudicial en cualquier parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doña Marga. Una muy buena idea, pero parece que la legislación vigente nos desproteje.
      Hay cosas raras, mire...hasta que llegó Macri, toda la gente con servicios prepagos de salud que se atendía en los hospitales públicos, lo hacía gratis. Es decir que hasta hace cuatro años usted pagaba, digamos OSDE y si se atendía en un hospital de la Ciudad, esa atención la pagábamos entre todos. OSDE ganaba, usted gastaba y los impuestos se eran mal utilizados.

      Ahora se pregunta si tiene obra social o pre paga y si es así se le pasa la cuenta a quien corresponde.

      Con todo debería ser así, porque de esta forma habrá más recursos para quienes verdaderamente no cuentan con cobertura.

      Cariños.

      Eliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates