lunes, 18 de noviembre de 2013

No hay tu tía

Compartir
Créase o no , los remedios de la abuela tienen mucho que ver con tu tía. 
Cuando decimos que algo aparentemente no tiene posibilidad de arreglo o no lo podemos conseguir, es común que recurramos a una supuesta tía que no conocemos y que para mal de males no es la nuestra sino que es la del otro. Ahí es cuando nos sale el famoso “no hay tu tía”, declarándonos vencidos y sin la menor intención de atrevernos a luchar. 
Todo es en vano. “No hay tu tía”
Pero la frase que nace en alguna parte oculta de la noche de los tiempos, hace referencia en realidad a la atutía o tutía que aparecía en el Diccionario de la lengua castellana allá por 1770, y que se definia como «el hollín que se levanta de la fundición del cobre, y reducido a polvos o a ungüento sirve para varias medicinas, principalmente para enfermedades de los ojos». 
Atutía es una palabra procedente del árabe hispánico attutíyya (árabe clásico, tūtiyā, sánscrito, tuttha) y describía un ungüento o remedio.
En una casa de familia era el resultado del hollín que se juntaba en el verdadero centro social de  la mayoría de las casa de la gente común, es decir, en las chimeneas. 
En ese punto cálido y funcional se reunían las familias a cocinar y a comer. Cualquiera fuese el producto de la combustión, se le sumaban los diferentes efluvios de las comidas que se iban realizando, armando una especie de ungüento pastoso que se raspaba de la chimenea y que, hoy sabemos, contenía un beneficioso dióxido de cinc. Esa era la tutía o medicamento que se usaba para curar heridas, paspaduras y raspones.
En la medicina árabe la atutía se empleaba como remedio para las enfermedades oculares también y con el tiempo se la consideró una panacea, es decir, un remedio universal para todas las enfermedades; de ahí que se empleara indiscriminadamente para todo tipo de dolencias.
Cuando en la antiguas farmacias le decían a uno que «no hay atutía» querían decir que se había terminado el medicamento que el enfermo pedía. Hoy, lejos de aquel año 1770, el Diccionario de la RAE la vuelve a definir como un ungüento medicinal hecho con óxido de cinc, generalmente impurificado con otras sales metálicas. 
Como sea, cuando una cosa no tiene solución o no tiene remedio como en las farmacias, uno puede decir muy suelto de cuerpo que se ha quedado sin la hermana favorita de sus papás.

Taluego.



Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo No hay tu tía fue publicado por O Pin el lunes, 18 de noviembre de 2013. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post No hay tu tía

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates