lunes, 12 de agosto de 2013

Te quiero, pero no todo el tiempo

Compartir
Parece ser que el amor tiene poco de noble. Sacarle un cacho de afecto a otra persona puede ser una de las  tareas más difíciles de lograr. Pero no se ponga triste, que es de lo más natural y no hay que vivirlo como algo personal. Todos estamos cortados por la misma tijera pero preferimos pensar que hay alguna barita mágica detrás de nuestras relaciones con los demás. Y no es así para nada
No hace falta que me ponga a escribir un estudio detallado ni una tesis sobre lo que vengo a sostener, simplemente hay que prestarle atención a la brutal sinceridad con que un niño le habla a su madre. Aquí abajo le dejo el video, pero lamentablemente no lo encontré subtitulado así que le acerco una breve y deficiente traducción, como para que le resulte fácil saber de qué le hablo. Pero véalo igual que es imperdible, no solo lo que dice, sino, cómo lo dice.

Madre- Repetime lo que me dijiste.

Nene- Te quiero cuando me das galletitas...

Madre- Me querés solo cuando te doy galletitas. ¿No me querés todo el tiempo?

Nene- No

Madre-¿Por qué?

Nene- Porque te quiero solamente cuando me das galletitas.

Madre-Ah, entonces solo me querés si te doy galletitas?

Nene- Si.

Madre- Está Bien. !Yo te amo!...

Nene- Yo tambien te amo, pero no todo el tiempo.

Madre- Ah , bueno, gracias!


Cualquiera ama a quien ensalza sus cualidades y lo trata como a una pieza única. Al que le da galletitas.
Un amigo será amigo mientras le prestes la oreja para sus confesiones, lo ayudes en las malas o compartas algunos de sus gustos.
La familia será tu aliada siempre que acudas presuroso con ayuda humanitaria o económica, o ponderes la suerte que tienen los demás y que a ti te falta.
La gente quiere a quienes demuestran quererlos o les brindan aquello que necesitan, sean bienes materiales o un poco de afecto y autoestima.
Y como todo lo que digo es válido para ambas partes, ni usted ni yo estamos excentos del mismo comportamiento.
Yo también quiero mi galletita y dejo de querer a alguien cuando me trata de manera lejana o indiferente. O al amigo al que le presto la oreja y luego no escucha mis cuitas.
El ser social que vive dentro de cada ser humano se ha definido por la imposibilidad de enfrentar la vida solo. Necesitamos del vínculo con los demás para reforzar nuestra individualidades. Adoptamos perros porque nos adoran y somos considerados con los gatos porque pensamos que nos quieren más aún, porque a pesar de ser independientes, se quedan a nuestro lado dándonos franeleras caricias.


El amor filial se asemeja a una extensión de nosotros mismos y queremos a nuestros hijos porque se nos parecen y cada uno de sus logros se confunden como si fueran nuestros. La madre hablará horas en la peluquería sobre cada logro de su prole y se sentirá amada por los mismos motivos. Piensa que sus hijos alcanzan objetivos para que ella sea feliz y ella es feliz contándoselo a otros.
El hijo confundirá acostumbramiento, casa y comida con amor, hasta que la muerte lo aleje de alguno de sus padres, ocasión en que el remordimiento ocupará el lugar y le gritará al oido cuanto lo amaba o necesitaba sin darse siquiera cuenta.
Te enamorarás de quien comparta tus gustos y proyectos y sepa hacerte reír cuando te levantas por la mañana y rechazarás a quien te amanezca infeliz..
Como la misma felicidad, el amor necesita de su opuesto para ser valorado en su justa medida. Es por eso que nunca estamos felices todo el tiempo y tampoco queremos de manera permanente y perpetua.
Yo tampoco me quiero todo el tiempo a mi mismo.
¿Y usted?

Taluego.



Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Te quiero, pero no todo el tiempo fue publicado por O Pin el lunes, 12 de agosto de 2013. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 2 comentarios: en el post Te quiero, pero no todo el tiempo

2 comentarios:

  1. Absolutamente cierto. Ni más ni menos. Por eso hoy tenemos tanto merequetengue para ofrecer a cambio de un cariño. Los nenes y los grandes manejamos los mismos códigos desde la cuna, bueh, desde estar a upa que es el primer manejo que aprendemos a conseguir..... Muy bueno, yo también a veces me quiero menos. Ni ahí voy a decir que no me quiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doña Marga. Lo bueno es que uno se queda con quienes queremos mas seguido ;)

      Cariños.

      Eliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates