lunes, 13 de mayo de 2013

Nazismo fashion

Compartir


Mientras la Coca Cola alemana se encontraba con que la falta de suministros la obligaba a elaborar una nueva fórmula que utilizara los sobrantes de naranjas y calabazas, nacía la marca Fanta que nos acompaña hasta nuestros días.
También Hitler y los jefes de Volkswagen y Porsche  decidían como sería “el coche del pueblo” que , por si usted no lo sabe, es la traducción en español de “Volkswagen”. Así se creó el coche bautizado por Hitler como “escarabajo”, un coche barato que utilizaría la sociedad alemana.  Para ese fin 4 de cada 5 trabajadores de la fábrica fueron tomados de los Campos, y nunca mejor aplicado el término, fueron trabajadores "esclavos". 
Misma época en que nacía el ácido acetilsalicílico más conocido como aspirina, un invento de Arthur Eichengrün, un químico alemán que trabajaba para Bayer. Sin embargo, la empresa le negó ese descubrimiento. ¿Por qué? Fácil : Arthur era judío.
La firma Siemens creaba las cámaras de gas que matarían a millones de personas y para colmo haciendo que las futuras víctimas las construyeran. Otro colmo llegó en 2001, ¿saben cómo llamaron a la nueva línea de productos de ese año?  “Zyklon” (ciclón en alemán) ¿Les suena el nombre? Parece que a la empresa no le importó que así se denominara el gas tóxico que utilizaban en sus antiguas cámaras mortíferas.
Si, tal como usted lo pensó, esa gama de productos incluía hornos de gas.

 

Y podríamos seguir con múltiples marcas que hoy resultan fashion, como BMW, Allianz seguros o el Chase Bank, unidos por entonces inequívocamente con el poder del dinero Nazi y ahora con el lujo moderno.
Pero tal vez hay dos historias que dan una mejor idea de cómo se puede reescribir la historia elaborando un nuevo relato que oculte nuestro pasado vergonzoso, tal como ocurre con nuestros políticos vernáculos.
Esas dos historias son las de Hugo Boss y Henry Ford.

Hugo Boss arrancó con su compañía de ropa allá por 1924, en Metzingen, un pequeño pueblito al sur de Stuttgart, donde aún tiene sus talleres de corte, pero debido a la depresión económica en Alemania, Boss se declaro en bancarrota rápidamente. Recién en 1931 llegó a un acuerdo con sus acreedores, y pudo quedarse con seis máquinas de coser para recomenzar el emprendimiento . En ese mismo año, se convirtió en miembro del partido Nazi y miembro patrocinador (Förderndes Mitglied) de las SS (Schutzstaffel). Desde entonces se sumó a cuanto nuevo emprendimiento encaraba el partido. Así sus ventas aumentaron por la escalera, mientras que sus ganancias aumentaron tomando el ascensor.
Desde 1934, se convirtió en un Gran Maestro del Imperio con licencia (oficial) como proveedor de uniformes para la Sturmabteilung, las SS, la Juventud Hitleriana, el Cuerpo motor Nacional Socialista y otras organizaciones del partido.


Para satisfacer la demanda en los últimos años de la la guerra, Boss utilizó de 30 a 40 prisioneros de guerra y unos 150 trabajadores forzados, de los Países Bálticos, Bélgica, Francia, Italia, Austria, Polonia, Checoslovaquia y la antigua Unión Soviética. Según el historiador alemán Henning Kober, los directivos de la empresa eran "nazis confesos", "los Boss eran grandes admiradores de Adolf Hitler" y Hugo Boss tenía en 1945 en su apartamento una fotografía de sí mismo con Hitler tomadas en el último retiro de este a Obersalzberg.

Publicidad de Boss donde encabeza indicando que confecciona uniformes para la SA (Sección de Asalto), SS (Escuadrones de Protección) y HJ (Juventud Hitleriana)
En un juicio de desnazificación de 1946, sobre la base de su temprana afiliación al partido, su apoyo financiero a la SS y los uniformes entregados al partido nazi, incluso antes de 1933, Boss se consideró un "activista" y un "defensor y beneficiario del nacional-socialismo". Fue despojado de sus derechos de voto, su capacidad para manejar el negocio y una multa de 100.000 marcos. Murió en 1948, pero su negocio sobrevivió.
En 1997, la compañía apareció en una lista de cuentas inactivas de Suiza, que provocó la publicación de artículos que destacan la participación de Hugo Boss con los nazis. En 1999, abogados estadounidenses presentaron demandas en Nueva Jersey, en nombre de los sobrevivientes o sus familias, por el uso de trabajadores forzados durante la guerra. La empresa no hizo ningún comentario sobre estas demandas, pero reiteró una declaración anterior de que no quería "cerrar los ojos al pasado, sino más bien tratar los temas de manera abierta y franca ".

Hugo Boss
En diciembre de 1999, se alcanzó un acuerdo entre el gobierno alemán y un grupo abogados estadounidenses, grupos judíos y el gobierno de Estados Unidos, para establecer un fondo de US$ 5,1 mil millones, financiado a partes iguales por la industria alemana y el gobierno alemán, para compensar a los trabajadores esclavos utilizados por los alemanes en la Segunda Guerra Mundial. Hugo Boss acordó en participar de este fondo, por un monto que fue estimado por algunas fuentes como "de 752 000 €", mientras que otros consideraron que la empresa "finalmente pagó un mínimo absoluto en el fondo de compensación".


Un Ford Nazi condecorado por el embajador alemán en EEUU
Henry Ford fue el primer estadounidense que recibió el más alto honor que la Alemania nazi otorgaba a los extranjeros, la Gran Cruz de la Orden del Águila Alemana . Las mejores relaciones de Henry Ford con Alemania, se desarrollaron durante los años veinte y treinta, cuando su empresa estaba compitiendo con la General Motors para dominar el lucrativo mercado alemán. Hitler admiraba la manera americana de la producción en masa, y en particular admiraba a Henry Ford, por sus escritos antisemitas que le habían servido de inspiración.


Mucha gente veía por entonces a Henry Ford como un benefactor. En sus fábricas, no sólo se empleaba a muchos trabajadores que no eran aceptados en otros lugares, como los negros o los inmigrantes de Europa del Este, sino que además disfrutaban también de buenas condiciones de trabajo ya que nadie cumplía más que ocho horas al día y cinco días de trabajo por semana. Ford pagaba un salario mínimo que para 1914 era de cinco dólares al día, algunos incluso de seis, mientras que otras fábricas donde se hacían turnos de diez a doce horas diarias el salario diario era de un dólar .
En las plantas de Ford se tenía el concepto revolucionario de que un trabajador descansado rinde más. Pero no fue el puro altruismo lo que impulsaba a Henry Ford. Un trabajo en Ford era deseable para muchos trabajadores pero también tenía su precio. Los empleados recibían esos elevados salarios mínimos sólo si seguían ciertas reglas, porque Ford tenía una idea exacta de cómo debía vivir un "verdadero estadounidenses". Especialmente los nuevos inmigrantes tenían reglas muy estrictas por parte del empresario sobre cómo amoblar su apartamento, lo que comer y cómo pasar su tiempo de ocio. La Ford Motor Company llevaba a esos efectos un Departamento de Sociología privado, que apoyaba el estilo de vida de los trabajadores, y al que sobre todo debía supervisar. El conjunto de sociólogos realizaban visitas de inspección sin previo aviso a los hogares de los trabajadores. El que fuera sorprendido desobedeciendo las reglas tenía una deducción de su nómina.
Especialmente conocido por sus métodos de persecución fue el ex-boxeador Harry Bennett . Bennett tenía los mejores contactos en los bajos fondos de Detroit. Perfeccionó su Departamento con un ejército privado que no sólo espió a los trabajadores, sino que también trató brutalmente a los sindicalistas. Debido a los diversos actos de violencia, en los que manifestantes pacíficos fueron golpeados, a mediados de los años treinta la troupe fue extraoficialmente conocida como la "Gestapo de Ford".

 

Las tesis antisemitas de Henry Ford le dieron a la Ford Motor Company un director que era identificado como un dictador. Probablemente fue este estilo de liderazgo el que en 1928 llevó al "New York Times" a llamarlo el "Mussolini de Highland Park." Así que tal vez Ford fue un benefactor pero con su propio equipo de vigilancia. 
Ford como Hitler, también era un antisemita acérrimo.
Estas ideas se expresaron mediante el "Dearborn Independent", un periódico que Ford publico desde 1919 hasta 1927. En sus artículos, el autor etiquetaba a "los Judios", como ejemplos de la pereza y la codicia: "Más que cualquier otra raza el judío demuestra una marcada aversión al trabajo físico, inversamente proporcional a su idoneidad para la toma de decisiones en lo comercial". Tras varias demandas contra dicho contenido  finalmente  Ford se vio obligado a abandonar el periódico.


En 1920 Ford publicó su libro "El Judio Internacional: El problema más grande del mundo", una colección de panfletos antisemitas que fueron publicados previamente en el "Dearborn Independent". La tesis del libro era que "los judíos del mundo" se han unido para lograr con la ayuda de su poder en el sector económico la dominación mundial. Hitler había leído el libro ya en los años veinte y lo describió como una gran inspiración. La traducción al alemán fue publicada en 1921 haciéndose sumamente popular en los círculos nazis. Ese mismo año, Ford también financió la traducción y publicación de los "Protocolos de los Sabios de Sión" en los Estados Unidos. La colección de protocolos de ficción que debe demostrar una conspiración de "judaísmo internacional", es probablemente la primera teoría de la conspiración generalizada.


Ford y Hitler nunca se conocieron personalmente, sin embargo, el empresario se beneficio de la Alemania nazi mucho más que otros. Durante la Segunda Guerra Mundial en los Estados Unidos, la Ford Motor Company fue el tercer mayor proveedor de armas para los militares de EE.UU. mientras que al mismo tiempo las plantas de Ford en Alemania le dieron la masa vehículos necesaria para el ejército de la Wehrmacht alemana. Un negocio a dos puntas sin desperdicio. Alrededor de un tercio de los camiónes alemanes procedían de Ford, a pesar de los bombardeos aliados, la filial alemana en Colonia que poseía Ford en ese momento logró deslumbrantes beneficios económicos y hasta un resarcimiento económico tras la guerra. Entre otras cosas porque su fuerza de trabajo en Alemania allá por 1943 se reclutó en casi un 50% mediante el trabajo forzoso. En agosto de 1944, había en el campo de concentración de Buchenwald, una oficina de reclutamiento de la Ford de Colonia. La batalla jurídica de años de duración para obtener la correspondiente compensación de los supervivientes de los trabajadores forzados no llegó a tiempo para que Ford la enfrentara. El patriarca murió el 7 de Abril 1947 a la edad de 84 años.

Ford V3000S

Henry Ford no fue el único extranjero que acepto con orgullo una condecoración nazi . Otros líderes antes que él ya habían recibido las suyas como Benito Mussolini y el general Franco . El piloto de EE.UU. Charles Lindbergh recibió la Cruz de Servicios Distinguidos en octubre de 1938 en Berlín entregada por el fundador de la Gestapo, el ministro de Economía alemán Hermann Goering. El presidente de IBM Thomas J. Watson también recibió la misma en 1940.

Todos chicos que disfrutaron de la amistad del lider del Tercer Reich y luego trataron de reescribir su historia como cualquier político argentino.

Taluego.

Fuente : Wikipedia y http://einestages.spiegel.de/external/ShowTopicAlbumBackground/a2369/l18/l0/F.html

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Nazismo fashion fue publicado por O Pin el lunes, 13 de mayo de 2013. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 0 comentarios: en el post Nazismo fashion

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates