lunes, 11 de marzo de 2013

Isidoro Cañones Boudou

Compartir
Hace poquito leía una nota muy interesante en el blog del amigo rufinense Luis Del Popolo , llamado Sonrisas Argentinas y no sé si tengo mal el chip, pero se me tildó el lóbulo frontal apenas comencé a notar que lo que allí me contaban era el detalle de un cambio en la sociedad perfectamente reflejado en un medio tan popular como la historieta argentina. 
Luis cuenta que cuando Patoruzú se hizo dueño y señor de la historieta humorística nacional, parecía todo dado - como ha ocurrido con otros personajes - para que Isidoro que había sido el actor principal hasta que el indio se lo usurpó, pasase de estrella a un simple segundón o cayera en el olvido.
Antes de crear a Isidoro, Dante Quinterno había creado a otros personajes que respondían al arquetipo de "porteño piola", "Play Boy" o "Bon vivant" que en realidad (tal cual se observa en cada viñeta) es un "tilingo" (es decir un frívolo contento, dedicado a "vivir el momento", de clase media alta o acaso de clase alta, dilapidador de dinero que le es ajeno). 
El primer personaje de ese estilo que había creado era un personaje llamado Manolo Quaranta, para la revista La Novela Semanal. Le siguió Don Gil Contento, y luego Julián de Monte Pío. Este último vivía historias relacionadas con los juegos de azar, las carreras de caballos, las mujeres y la vida nocturna, y tenía con él al cacique tehuelche Patoruzú, a quien le quitaba dinero. Sin embargo, pese a la idea inicial, es el personaje de Patoruzú quien atrae la atención del público. 



Luego, en el diario La Razón, crea al personaje Pepe Torpedo, aunque más orientado hacia el automovilismo.
Finalmente Quinterno se retira del diario La Razón y se lleva al personaje de Patoruzú con él, aunque el personaje de Julián de Monte Pío pertenecía contractualmente al diario y éste mantuvo su propiedad, utilizándolo en aventuras en solitario.
Pepe Torpedo, en cambio, dejó de ser editado.
Cuatro años después crea para el diario El Mundo a Isidoro Batacazo, un tímido oficinista aficionado a las carreras de caballos.

Finalmente, en noviembre de 1935 trae de regreso a Patoruzú, y para reemplazar el puesto de Julián crea a un personaje que combinara facetas de Quaranta, Don Gil Contento, Monte Pío, Torpedo y Batacazo: Isidoro Cañones.
Pero lo importante que nos cuenta Del Popolo es que aquel Isidoro todavía estaba lejos del porteño triunfador que conocimos a través de "Locuras de...", su propia revista. Por lo general, entre los años 40 y 60 sus avivadas solían terminar mal para él: lo que deseaba aparentar o el rédito de cualquier tipo que pretendía obtener mediante engaños se descubría y todo finalizaba con los castigos de su tío , el desprecio de las chicas, una buena paliza del matón de turno o muchas otras resoluciones similares. El gag donde el protagonista intenta sacar ventaja y después todo se le complica o le sale al revés era común desde mucho tiempo antes y lo siguió siendo durante esa época: Calixto Campolargo, Maneco, Tóxico (junto a Biberón) y Tito Faldas son algunos ejemplos.


Sin embargo, lentamente, las ocasiones en que lograba terminar la historia con una sonrisa o saliéndose con la suya fueron en aumento. Hasta que a fines de los 60 (coincidentemente con la aparición de la mencionada Locuras) ya era lo habitual verlo no solo como una figura ganadora, si no también como un referente para todos aquellos que lo acompañaban y que disfrutaban de sus audacias, entendidas así en aquellos años (aunque para la mirada actual se vean muy inocentes). Por supuesto, ciertos traspiés de tanto en tanto también seguía sufriendo.
En muchos aspectos este mecanismo de enseñanza popular ( hablo de la historieta), había estado sembrando la idea de que toda acción cuestionable tenía una consecuencia nefasta para quien la llevara adelante. De la misma manera en que un padre le enseña a su hijo los peligros del fuego, el cruzar la calle cuando la luz lo permite y aún así mirar a ambos lados, la historieta anterior a los años 70 no dejaba salir airoso al aprovechador, mentiroso o ventajero. Por el contrario hacía que el cielo cayera sobre su cabeza y las siete plagas los siguieran durante toda su epopeya. 


Luego de esa época vemos como en Argentina se comienza a fomentar todo lo contrario. El avivado se sale con la suya y el pobre y confiado es una victima que se lo merece por gilastrún o "buenudo". El jugador siempre gana y se lleva a las mejores mujeres, aún cuando no trabaje y viva del dinero que le suministra su tío rico y militar.


A mi me suena a vicepresidente en ejercicio y a cientos de "empresarios" y "dueños de empresas" que atienden en las confiterías de estaciones de servicio porque no cuentan con oficinas propias, ni vivienda que no sea un monoambiente alquilado. Son los mismos que dejan su BMW 0Km durmiendo en la calle , sin seguro y con patentes impagas, pero que logran llevar adelante sus emprendimientos con dinero ajeno. Dinero de gente que invierte en base a la impresión que le suigiere la apariencia ganadora del muchacho.
Yo sigo viendo estas actitudes como erradas y reprochables, debe ser que estoy viejo. Pero si usted le pregunta a un joven emprendedor menor de 40, le dirá que si viviendo como Isidoro se puede llegar a se vicepresidente de la Nación, el errado, seguramente, debo ser yo.
Por eso sigo leyendo las historietas más viejas.


Taluego.

Fuentes consultadas: Sonrisas Argentinas
Wikipedia.

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Isidoro Cañones Boudou fue publicado por O Pin el lunes, 11 de marzo de 2013. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 2 comentarios: en el post Isidoro Cañones Boudou

2 comentarios:

  1. Maestro y amigo, vengo a leer un rato en su espacio de letras. Y tras repasar su historieta, aprender/conocer algo más de ese mundo tan de ahí, sonreír y pensar casi al mismo tiempo, sólo me queda agradecer su retorno a mis relatos, y su generoso comentario.

    Es un verdadero placer contar con su amistad, con su compañerismo, con su crítica, con sus conocimientos y sus causas... El acierto, en definitiva, es encontrar el camino de regreso a su inagotable fuente de enseñanza...
    Eso sí, también sabré llegar para buscar que perdone mis prolongadas ausencias aquí y allí.

    Un abrazo, socio, un abrazo de historieta vieja, que son las mejores.

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Mario, domador de las letras, un gusto que pase por aquí de tanto en tanto y me deje un comentario.
      Yo siempre lo leo pero no siempre lo comento. Es que encuentro dificultades para estar a la altura de sus textos y los de otros comentaristas.
      No se olvide de publicar algo en nuestro viejo No Somos Escritores.

      Un abrazo y no se pierda;)

      Eliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates