lunes, 4 de febrero de 2013

Falta de rigor profesional

Compartir
Uno de los síntomas culturales que acompañó al neo liberalismo que nos agarró por asalto en esta hermosa patria, está haciendo mella en nuestra sociedad en lo que va de la última década y tiene que ver con la creciente falta de rigor y profesionalidad.
Dentro de la juventud maravillosa que siempre nos ilusiona con un mejor porvenir, ideas frescas y voluntad inquebrantable, se ha incrementado la aparición de aquellos que piensan que están por encima de las normas y, más que nada, se encuentran por encima de la autoridad devenida de los cargos obtenidos por concurso, experiencia acumulada y arduo estudio calificado.
Para entender de lo que hablo le voy a dar un par de ejemplos que lo impresionen, con la finalidad de que usted los traslitere a cualquier actividad que le sea cercana y compruebe por si mismo que la degradación de la responsabilidad profesional puede llegar a ser uno de los flagelos más importantes de la nueva era que nos toca afrontar.
Esa nueva era en la que el conocimiento comienza a entenderse como la posibilidad de acceso a una red wifi donde poder googlear la consulta y no en el saber acumulado por el ejercicio de una actividad, o quemándose las pestañas en el estudio de la misma.


Son muchos los profesionales que han comenzado a creer en los datos publicados en la Red más que en sí mismos, sea Wikipedia o la Sociedad Médica Internacional, sin considerar que las experiencias son intransferibles y que en cada país o ciudad la aptitud de un concepto depende de su contexto de aplicación real.
En los últimos años se ha observado que en algunos de los hospitales municipales de la Ciudad de Buenos Aires se despide a un promedio de tres médicos residentes por año. Con anterioridad a estas cifras se podía llegar a despedir a uno cada cinco años, pero ahora no y lo más preocupante es que para despedirlos se les deben labrar tres sanciones con apercibimiento. O sea, usted tiene la posibilidad de enmendar su error antes de que le peguen un patadón en el culo.
El primer efecto secundario negativo que uno observa es que aquellos que han sido despedidos del circuito hospitalario municipal quedan inhibidos de volver a ocupar un cargo (cualquier cargo) dentro de la municipalidad, cosa que trae como efecto inmediato que estos médicos se dediquen a la práctica privada sin tener concurrencia en ningún hospital, cosa que ya debería ponerlo a usted en alerta como para salir huyendo por su vida. Es que un médico que no asiste a un hospital, se desactualiza en muy poco tiempo y se convierte en un vector peligroso que ataca su salud de manera más dañina que una enfermedad.
Uno de los mecanismo que delatan el funcionamiento de estas mentes modernas es la negación a acatar ordenes y la necesidad del tuteo irreverente sin importar la edad. Una especie de rebeldía post-adolescente que uno no puede permitir en un profesional, pero que merced a la quita de mecanismos de sanciones apropiados ha calado muy hondo en las mentes que inician su vida laboral.
Antes existía el "derecho de piso" y hasta no pagarlo, era usual bajarle los humos y sancionar a cualquier díscolo o mentiroso que pululara por ahí.
Puede que usted aún no entienda a dónde cuernos quiero llegar así que le tiro los ejemplos prometidos.

1-El jefe de residentes de un hospital le da una indicación a un residente de primer año.

-Por favor que a este paciente no le coloquen una sonda vesical,  para no alterar los análisis.

-Si doctor, como no- responde el residente

Cuando llegan los análisis del enfermo el médico detecta hematuria (sangre en la orina)

- Tiene hematuria - dice el jefe-

-No, lo que pasa es que le colocamos una sonda-

-Pero yo le indiqué específicamente que no lo hiciera-

-Si, pero cuando quise avisar ya lo habían hecho-

Minga, lo que quería era practicar y se cagó en las órdenes.

Otro.

2-El instructor le indica al residente que se ocupe de realizarle al paciente un screenen (análisis) completo.

Pasado el tiempo pide los resultados, el residente le dice que salió todo normal, El instructor pide la copia y le dicen que no la entregaron. Sospechando algo, el instructor averigua y confirma que nunca se pidió el análisis, mientras que el residente jurará y perjurará que se trata de un error administrativo y que él lo tuvo en sus manos pero se perdió. 

Qué pretendía ganar? Nada, simplemente no se preocupó por hacer su trabajo y el mecanismo automático de defensa que trae desde la escuela secundaria es ocultar su error o falta de dedicación, detrás de la primer mentira que naturalmente le salga por la boca.


3- ¿Sabe cuales son las proporciones de disolución para este caso? pregunta el medico

-Si doctor -responde el residente- disolución en 250 ml...

-¿Está seguro?

-Si, siempre es en 250 ml...

-¿Dónde lo ha leído?

-En ningún lado. Siempre es así...

-Mire, si usted le indica a la enfermera que lo haga en 250 ml la enfermera lo va a hacer sin chistar, pero mejor que usted "Agarrarum Libris que no Muerdum", a ver si me entiende...

-No, no, ya sé... en algún lado lo debo haber leído...

No le entra en la cabeza decir simplemente "NO SÉ" o "NO ESTOY SEGURO", preguntar o simplemente ir a informarse a la mejor fuente de la que disponga. Prefiere mentir y seguir a rajatabla a su mentira aunque esta lo lleve a la tumba a él o a alguien más.

Manipular la verdad o manejarse con la mentira no es una novedad en ninguna actividad, solo que está tomando por asalto todos los niveles de trabajo. Un mecanismo que por obvio no tiene resultados exitosos y que en general solo aparecía en la adolescencia está ya extendiendo su latencia hasta avanzada la edad adulta, como consecuencia justamente , a que pareciera que ninguna acción falaz trae consecuencias para el mitómano que hace de ellas una forma de vida.

Desde el año 1997, en el área de ventas de una famosa firma alemana que comercializaba sistemas telefónicos en el país comenzamos a realizar reuniones previas a cualquier visita o junta con el cliente, tan solo para recordar las mentiras informadas con anterioridad y ponernos de acuerdo en las nuevas que íbamos a decir. Hasta entonces esa era una práctica sancionada , pues se intentaba trabajar en conjunto con los clientes con el mínimo de ocultamiento ya que toda mentira terminaba en un juicio que nos costaría mucha plata. Con la llegada del Neoliberalismo esto cambió y se incluyeron en la fórmula formadora de precios los costos a pagar en caso de juicios por incumplimiento o vicios ocultos.
La mentira estaba servida.
Y la empresa cerró.

En otros ámbitos pareciera no haber consecuencias.


Los políticos roban desfachatadamente y no hay consecuencias. Los funcionarios se enriquecen mediante sucios negociados y no hay consecuencias. Las empresas inmobiliarias construyen basofias a valores de mercado del primer mundo y no hay consecuencias. Las ONG asociadas a los Derechos Humanos roban el dinero del Estado y no hay consecuencias. Las líderes políticas de izquierda amenazan a los jueces y no hay consecuencias...llene usted los espacios vacíos con sus propios ejemplos.

Claro que si usted llega a mentirle en algo a la AFIP es seguro que termina en cana o sufriendo todo el peso de la ley tributaria.

Un mundo sin reglas y mecanismos de sanción para que estas se cumplan, es justamente un mundo anárquico donde el más fuerte o mejor armado será el que tenga toda la razón.

Insisto en que ha aumentado la incidencia de estas lacras nacionales, pero gracias a Dios sigue existiendo una juventud maravillosa que al menos mantienen su orgullo y amor propio, cosa que evita que caigan en estos despreciables comportamientos que nos ha traído la era de la eterna adolescencia.


Taluego.



Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Falta de rigor profesional fue publicado por O Pin el lunes, 4 de febrero de 2013. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 4 comentarios: en el post Falta de rigor profesional

4 comentarios:

  1. La noche buena pasada mi hermano trajo a un amigo a cenar. Mi hermano es músico y esta persona, de nacionalidad inglesa es el cantante de una banda.
    Después de charlar un rato y confirmar el dicho de que los ingleses toman alcohol que da miedo, me entero que tiene 25 años.
    Me asombró ver que un tipo tan maduro, que vive desde hace algunos años en un continente distinto, lejos de las facilidades y la red que da la familia, sea tan maduro.
    Y el contraste con nuestra juventud, que suele ser común que a los 30 sigan viviendo con sus padres y creyéndose adolescente, es revelador.
    Y no es culpa de los jóvenes que son vagos e irresponsables, la culpa es nuestra, somos la generación que educa mal. si seguimos echándole la culpa a los demás, seguirá sin arreglo.
    Me puse de mal humor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Gamar. No es un post muy meditado pero le aseguro que me he quedado corto en el relato.
      Hay de todo (por suerte) y uno apuesta a que no todo esté perdido, pero...

      Calculo que usted tal como yo, ha intentado educar a sus hijos de la mejor manera posible y ha contemplado con asombro como en la escuela o mediante la televisión o la radio se suele echar por tierra su arduo trabajo.

      Hay comportamientos que hoy día son aceptados, que facilitan la vida y por supuesto son los que suelen tener más adeptos a la hora de evitar responsabilidades.

      Creo( y no soy de pensar mucho ni bien) que el comportamiento inculcado desde el Estado como pautas sociales nos hace pelota la educación familiar.

      Calculo que el Estado debería reforzar el mensaje familiare por sobre aquellos que hacen a lo Nac & Pop o a la vida fácil del lujo monetario.

      ¿Se acuerda de la cultura del trabajo?

      Bueno , no me voy a poner más pesado de lo que ya soy, paro acá porque estoy divagando y usted ha sido muy concreto.

      Eso si, no se ponga de mal humor.

      Yo me conformo con que evitemos que se destruyan los valores que uno inculca desde la casa.
      Ya con eso ganaríamos un montón.

      Le agradezco infinitamente su comentario.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola. Ando a las corridas. Ya me pasè a un departamentito cerca de la fàbrica. Tengo un perrito negro, chiquito y peleador, asì que le puse "Tyson".

    Con respecto a la caida de la profesionalidad, no me sorprende. Si supiera las truchadas de la Anmat y Senasa!!!

    Acà nadie controla nada. Y a nadie le importa.

    Bueno, ya conseguirè conexiòn constante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Gaucho. Que alegría verlo nuevamente por acá y encima ya con laburo, novia y compañía perruna. No se puede quejar.

      Acá lo esperamos nuevamente por su blog para que cuente como andan las cosas. Seguro que tiene muchas anécdotas de sus nuevos/viejos pagos.

      Lo mejor para usted.

      Un abrazo.

      Eliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates