lunes, 28 de enero de 2013

Las falsas chimeneas de Buenos Aires

Compartir
Desde pequeño las imaginaba representantes de la Era Industrial, íconos de la incesante labor que se desarrollaba en las fábricas nacionales, estilizadas con los detalles que delataban un inequívoco origen inglés.
En verdad estas ventiletas que todos llamamos "chimeneas" fueron construidas por empresas de origen británico que también desarrollaron el sistema cloacal y pluvial de la Ciudad de Buenos Aires.
Según se cuenta, incluso los ladrillos que componen las ventiletas fueron traídos desde Gran Bretaña, cosa que no sorprende ya que era bastante usual por aquellos tiempos ,que debido a que las obligaciones de los créditos contraídos nos forzaran a comprar todo a Gran Bretaña.
Luego de construido, el sistema fue mantenido y ampliado por Obras Sanitarias de la Nación, posteriormente por Aguas Argentinas y actualmente por AySA. Sus estructuras de ladrillo colorado, mantienen una forma octogonal en todo su recorrido, creciendo en altura de mayor a menor hasta su extremo superior, que termina en un remate de material muy decorativo y agradable, al que normalmente se le suma un pararrayos y una baliza nocturna por si las moscas.
En todas ellas, la base surge a partir de una especie de casamata cuadrada de tres metros por lado de material y de otros tres metros de altura con terminaciones decorativas y desde allí aparece la estructura de ladrillos que en algunos lugares llega a los 35 metros de altura o tal vez más.
Son todas iguales aunque están en distintos puntos de la Ciudad. Fueron hechas entre 1880 y 1920 para ventilar el sistema de cloacas de la populosa Ciudad de Buenos Aires.


Como decíamos, lo cierto es que no son chimeneas de combustión sino ventilaciones del sistema cloacal de la Ciudad. “Estas ventiletas construidas por los ingleses alrededor de 1910 permiten que circule el aire por las cañerías cloacales subterráneas y que venteen sus gases”, confirma el vecino del taller mecánico que está enfrente de la chimenea de Inclán. “Es por eso que siguen rigurosamente el circuito de las cloacas mayores de la Ciudad, que son las que van a desembocar en Berazategui”, completó con total rigor científico.



Efectivamente los residuos cloacales confluían en las cuatro cloacas máximas y llegaban hasta la Planta Elevadora de Wilde, desde donde eran expulsados al río, a la altura de Berazategui. Las chimeneas de ladrillo construidas entre 1880 y 1920 son las que permiten tanto el venteo de los gases que emanan los residuos cloacales y su oxigenación, como su escurrimiento evitando el vacío por succión. Un complejo sistema que, como todas las obras hechas por OSN entre finales del siglo XIX y principios del XX, eran mucho más que una simple obra de ingeniería: eran declamación de modernidad.
La cloaca mayor tiene un diámetro de aproximadamente tres metros, de forma abovedada. La parte más antigua es de ladrillos y las más nueva, que no deben tener menos de 80 años, están hechas con caños de fundición de hierro. De no tener cada tres ó cuatro kilómetros un tubo de ventilación, como las ventiletas, la red reventaría por la acumulación de gases, sobre todo butano. 
Como complemento de estas ventiletas existen también en varios lugares de nuestra ciudad, sobre todo en la parte del bajo de Belgrano, antigua zona de studs, unas columnas de fundición de hierro con aspecto de farol de luz de gas o kerosene que cumplen las mismas funciones de las pseudo chimeneas pero corresponden a la red cloacal secundaria.

Para quienes quieran visitarlas, o al menos tomar alguna fotografía para el recuerdo, algunas de estas chimeneas o ventiletas se encuentran en las siguientes coordenadas:

Washington, entre Congreso y Quesada (barrio de Coghlan); Alvaréz Thomas, entre Forest y 14 de Julio (las ocho esquinas, casi pegadito a la pizzería La Mezeta); Humbold entre Murillo y Padilla (junto a la cancha de Atlanta); Eduardo Acevedo entre Díaz Vélez y Juan Felipe Aranguren (Parque Centenario); Inclan entre avenida La Plata y Muñiz (fondos de Caballito, donde se encontraba el viejo Gasómetro de San Lorenzo de Almagro); Gaona y San Nicolás (Floresta); Murgiondo y Coronel Eugenio Garzón (Mataderos), Av. Regimiento Patricios y Lamadrid, entre otras.

Además se las pueden encontrar, con idénticas características, en la provincia de Buenos Aires hacia el sur de la Ciudad, llegando hasta la localidad de Berazategui, pasando por Valentín Alsina, Avellaneda, Sarandí, Wilde, Don Bosco, Quilmes, etc.

  Torre de ventilación de la cloaca máxima. Obras de salubridad. Empresa constructora: Juan B. Medici Dirección, Buenos Aires c.1890. Documento Fotográfico. Inventario 335022. Archivo General de la Nación Argentina

Taluego
 Fuente consultada:
 Carlos Guarella
 Berto González Montaner

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Las falsas chimeneas de Buenos Aires fue publicado por O Pin el lunes, 28 de enero de 2013. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 2 comentarios: en el post Las falsas chimeneas de Buenos Aires

2 comentarios:

  1. Ando de vuelta, no de vuelta y media, tampoco de vuelta definitiva, supongo, pero sí ando deshaciendo el camino para encontrarme con sus letras portadoras de lecciones, de recomendaciones, de indicaciones, de buenas y vastas intenciones.

    La verdad es que he vuelto a leer y, por consiguiente, a celebrar su tercer aniversario. Ahí me he parado a pensar y ya que estaba quieto, sólo activada la palanca de los pensares, le he dado un par de sorbos al café. Pensaba mientras la taza subía y bajaba del cielo de mi boca al infierno de la distancia, que tiene un blog cada vez más estilizado, ¿estilizado? No sé, quizá me equivoque, pero lo que quiero decir, y no me cabe duda alguna, es que la música me gusta, el decorado me gusta, el diseño es espectacular. De tenerlo cerca, de amigo cercano y tocable, le puedo asegurar que le contrataría para que le diera un cambio a mi casa de letras. Todo eso he pensado, insisto, mientras cafeceaba brindando por sus años aquí, y allí, todos muy escritos.

    Después me he apuntado su recomendación sobre la época recientemente posterior a Jack ése… y la simiente que deja en el inspector, en las gentes, en los etcéteras. Así que sí, como me sucede con algunos otros casos, siempre me ha parecido interesante este fenómeno. Con las películas del destripador me ha pasado lo mismo que con las ambientadas en la Segunda Guerra Mundial: no me pierdo una. Así que apuntada queda. Ah, pero una cosa es cierta, casi nunca he soportado, por no haber encontrado algo digno, una mini serie. Excepciones, buenas series de pocos capítulos: Hermanos de sangre y su secuela, Roma… Creo que ya está…

    La de seven psycopaths no sé, no sé, quizá atraviese por una época convulsa en la que mucho tiene que ver la situación de mi país y esos gobernantes que se dedican más a poner las cosas en sus bolsillos que en su sitio. Así que como carezco de la paz suficiente y no quiero contagiarme de las buenas artes de la aniquilación por razones lógicas, me la apunto, pero me la reservo. Vamos, que me conozco, que en cuanto termine este comentario y visite el post de su musa en ropa de baño naranja, me pongo a buscar información sobre la película en cuestión y ahí que me pongo, a verla, o programo una tarde de cine junto a alguien. A ver…

    Lo de mezclar corderos con políticos, y silencios con gritos a voces contra las actuaciones de sus gobernantes hace que vuelva a mi país, que formule, no sé bien por qué, aquello de que, mire dónde mire siempre hay un político corrupto que me sonríe… En fin, algo así escribí hace poco, sin mucha gracia, en mi muro de Facebook. Un muro débil, que admite poco arte grafitero…

    Hace días vi “la vida de Pi” Me esperaba algo más matemático, más numeral, más ordenado, más científico… Pero como iba con la persona idónea, que ama el cine de ese laureado y oscarizado director, por encima de todas las cosas, la experiencia estuvo bien. Un rato de colores, de sonidos, de imágenes, de fondos de pantalla en la gran pantalla de un cine comercial. Me gustó lo justo y necesario, creo. Pero vamos, no la marcaré como uno de mis grandes descubrimientos.

    He acabado descendiendo con cuidado por esas chimeneas no aptas para un Papa Noel percherón como yo. He acabado por esos barrios con estructuras británicas de ladrillos anunciadores de revoluciones y de industrializaciones. La verdad, entre los mapas, las fotos, las indicaciones, las referencias, las reseñas, uno acaba, como he empezado, trepando chimeneas y contemplando su Buenos Aires desde el cielo; un cielo sin humos…

    Le dejo un abrazo, un sincero abrazo.

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Mario, que manera de comentar todo junto y con solución de continuidad.
      Ni le cuento el post que se viene para el jueves ;) No se lo pierda.

      Le comento que a éste, mi pequeño blog de opinión, le he tomado mucho cariño y pienso que he logrado el aspecto que siempre quise.

      Hace no mucho era extremadamente pesado y muchos se quejaban del tiempo de carga, pero las velocidades de Internet han aumentado tanto que son pocos los que tienen problemas de tiempo de carga.

      De mis cerca de 35 blogs casi todos han sido modificados para presentar una plantilla tentadora y eso me ha dado cierta muñeca a la hora de adaptarlas.

      Es otro de mis entretenimientos, así que cuando quiera modernizar su espacio o al menos ponerlo más ¿estilizado? no dude en ponerse en contacto conmigo que con muy poco esfuerzo lograremos hacer maravillas.

      Por su espacio no dejo de pasar y he leído todo lo que ha publicado, sin embargo no he encontrado un comentario que valga la pena publicar. Tal vez no logro entenderlo o me ha parecido que ha volcado pensamientos tan personales que no los he logrado relacionar.

      Debe ser que estoy muy disperso y no me logro concentrar.

      Como siempre amigo, por aquí lo espero y lo imagino regresando de la mano de aquella amiga que se ha alejado y nos sigue privando de su amistad ;)

      Un abrazo

      Eliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates