lunes, 6 de agosto de 2012

El noticiero number one

Compartir
Ando con fiaca por razones desconocidas, así que lo de hoy no es mío.

Nota de Daniel Balmaceda en su blog Historias Inesperadas

El premio a la Trayectoria en la noche de los Martín Fierro 2001 correspondió al genial Carlos D’Agostino, el locutor cuya carrera se inició en 1938 en Radio Excelsior y terminó en 2005, en FM La Barca, de San Isidro, pocas semanas antes de partir hacia el Olimpo de los conductores donde ya debe haberse dado un abrazo con el Beto Badía. Por cuestiones de espacio, convendría enumerar qué no hizo D’Agostino. Aunque sería un pecado dejar de mencionar que fue la voz del noticiero del cine “Sucesos Argentinos”, que en la tevé condujo el primer ciclo de “Odol Pregunta”, además de otros programas de juegos como “La justa del saber” y “Dar en el blanco”, que transmitían en dúplex Radio el Mundo y Canal 13.

Pero nuestro homenaje apunta a su actuación estelar en el “Primer telenoticioso argentino”, una idea de Tito Martínez del Box que se vio a partir del 20 de abril de 1954 en la pantalla de Canal 7. Arrancaba a las 20:00, duraba 15 minutos y tenía ingredientes únicos. D’Agostino comentaba las noticias con un perro de utilería que se llamaba Niche. Fue el primer programa que tuvo imágenes de exteriores más un corresponsal en la Casa Rosada y otro en el Departamento de Policía. A pesar del despliegue, a veces faltaban las imágenes. En ese caso, recurrían al archivo. y a nadie resultaba extraño estar mirando dos autos chocados en Londres, mientras se anunciaba un accidente en Callao y Corrientes.


D’Agostino manejaba los hilos del noticiero con maestría en aquel tiempo en que nadie sumaba experiencia en la televisión. Nuestro prócer miraba a cámara con una enorme sonrisa cuando se daba una buena noticia. En cambio, cuando era mala, su rostro se transformaba y sus labios se inclinaban hacia abajo, como un emoticón triste. Jorge Nielsen, el gran historiador de la TV, cuenta que a veces la información se complementaba con títeres que recreaban la noticia que se anunciaba. 


Había dos secciones -ya sobre el final del programa- que acaparaban la atención del televidente. Aclaremos que en un principio Canal 7 no tenía competencia, pero la necesidad de capturar la audiencia nació con la televisión. La primera sección estelar era la meteorología. Una cartulina con el dibujo de un sol o un paraguas era todo el complemento de la información que en un principio daba el mismo conductor. La otra sección era la despedida. Allí, Carlos D´Agostino presentaba cada noche una nueva secretaria y la miraba alejarse con cara de pícaro. Tanto éxito tenía el segmento final, que más adelante terminó realizándose la elección de Miss Secretaria.

Merecidísimo fue el homenaje de APTRA a este pionero de los noticieros que es recordado en más de un libro con el siguiente furcio. En sus inicios en radio, el joven locutor saludó diciendo: “Transmite Radio Excelsior desde la ciudad de Buenas Noches”.

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo El noticiero number one fue publicado por O Pin el lunes, 6 de agosto de 2012. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 4 comentarios: en el post El noticiero number one

4 comentarios:

  1. Que tiempos.


    Recuerdo que, una vez, el relator deportivo de Rivadavia, estaba enfermo y no pudo ir a la cancha a relatar el partido.

    Entonces lo relatò desde la casa!! Le pasaban el resultado por telefono, y el inventaba todo lo demas.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Gaucho. Nada mejor que la inventiva para paliar las falencias. Si hay pobreza que no se note ;)

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Qué tiempos aquellos en los que se iniciaban los noticieros, por lo menos aquí también, con un avance de lo que el tiempo nos iba a traer de bueno o de peor. Pero vamos, que la nostalgia habita sus textos, o los de sus conocidos.
    Medio ando desconectado, andando y desandando las aceras y buscando un lugar en el que el sol de la escritura se asome para calentarte, para redimirme, para las dos cosas. Pero aun así, andando medio desconectado, sigo visitando los sitios acordados porque, créame, aunque parezca lo contrario algunas veces, nada me hace disfrutar tanto como las historias ajenas, los personajes rivales de mis textos, los amigos encontrados a pie de página y los puntos suspensivos que desembocan en la necesidad y la realidad aumentada y multiplicada. Porque cada vez que salgo de unas de nuestras páginas suceden dos cosas: que quiero leer más, que quiero saber escribir más...

    Por cierto, amigo y socio-maestro, no sé si ha leído mi último relato. Puede que sí, y puede que no le haya parecido lo más mínimamente interesante y ha preferido obviar cualquier comentario. Pero si le hago esta observación es porque de sus observaciones no hay otra cosa que aprender, o corregir, o lo qué sea...

    En fin, voy a por un café, que es una de las cosas que, junto a la lectura, soy incapaz de abandonar ande por donde ande. Las letras, al final, son mi propia sombra, o algo así.

    Le dejo un abrazo, estival.

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Mario. Usted se ha convertido en el símbolo del comentarista libre y siempre dispuesto a dedicar su mejor empeño en cada comentario. Claro que nadie le exige permanencia ni continuidad, dado que como alma libre que es usted, pasará cuando así lo disfrute y dejará su comentario para que los demás podamos disfrutar a su vez con él.
      He visitado su sitio al menos dos veces y no me he decidido a arrancar con la lectura por no estar en esos días en que el ánimo me acompaña. Nada peor que arruinar un buen texto con una voluntad mellada, así que lo he ido postergando hasta que pueda sentarme a disfrutarlo como se merece.
      No dude que en cuanto ponga un poco de orden en mis pensamientos voy a dejarle mis pareceres como usted merece.

      Un abrazo estimado amigo y maestro.

      Eliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates