jueves, 19 de julio de 2012

El tunel del tiempo del subte A

Compartir


La línea A del subte de Buenos Aires es una pieza viva de museo que fue abierta al público el 1 de diciembre de 1913 y sigue funcionando hasta el día de hoy con el mismo material rodante. En su época representaba la primer obra por el estilo de toda América Latina y el hemisferio sur. El tramo Plaza de Mayo-Plaza Miserere que fue inaugurado ese día por Victorino de La Plaza, quien justamente viajó de una a otra plaza , permitió que desde ese momento y en forma inmediata, se transportaran 170.000 pasajeros diarios, gente que tuvo la suerte de disfrutar del primer y lujoso subte de Sudamérica. Buenos Aires se convertía así en la decimotercera ciudad en contar con este servicio, detrás de Londres, Atenas, Estambul, Viena, Budapest, Glasgow, París, Boston, Berlín, Nueva York, Filadelfia y Hamburgo. Cada estación tenía una longitud de 100 m y poseía frisos de un color determinado para facilitar su identificación, teniendo en cuenta el alto nivel de analfabetismo que existía en la época.


Por si le interesa entre 1869 y el 2010, la evolución del analfabetismo en Argentina tomado como el porcentaje sobre el total de la población de 10 años y más, da la siguiente y curiosa tabla.

Analfabetismo
  • 1869 - 77,4%
  • 1895 - 53,3%
  • 1914 - 35,9%
  • 1947 - 13,6%
  • 1960 - 8,5%
  • 1970 - 7,4%
  • 1980 - 6,1%
  • 1991 - 3,7%
  • 2010 - 1,92%
La Educación de Jóvenes y adultos – Estado de situación en la Argentina – Ministerio de Educación de la Nación, Agosto, 2000, que cita a CFI Analfabetismo en Argentina. Evolución y tendencias actuales, Buenos Aires, 1963. Ministerio de Educación y Justicia, CONAFEP, Plan Nacional de Alfabetización, Buenos Aires, 1985


Por ello cada estación tenía un color predominante específico, aunque esa práctica no sólo fue orientada al confort de los analfabetos, sino para lograr que todos los pasajeros pudieran habituarse al colorido para reconocer las paradas de inmediato o al menos con mayor facilidad. 
Así las estaciones de ese primer tramo se mantienen hasta el día de hoy con las columnas y mosaicos de la mayoría de ellas preservados como parte del patrimonio histórico nacional.

Plaza de Mayo: azul celeste.
Perú: amarillo oscuro.
Piedras: verde.
Lima: gris.
Luis Sáenz Peña: azul oscuro.
Congreso:
carmín.
Pasco: rosado.
Alberti: marrón.
Plaza Once: azul.


Aún hoy cada vez que me subo a un vagón del Subte A en la ciudad de Buenos Aires, el aroma de la madera añejada y las luces intermitentes me llevan a lugares muy lejanos con el costo de un cospel mínimo. Ese movimiento de paredes de madera sin escuadra y rechinidos intermitentes de clavos fuera de lugar, no pueden hacer otra cosa que transportarme hacia otra dimensión, aquella donde todo es posible y reinan las historias fantásticas. No se vaya a equivocar de escalera o bajarse en una estación que usted no conoce, de color amarillo, negro o magenta. Esos túneles centenarios esconden secretos impensados, de ellos al menos cuatro, valen la pena de ser recordados.


El fantasma de la novia: Cuentan que hace muchos años, una mujer se encontraba en el altar esperando a su novio para casarse, pero recibió por parte de sus amigos una terrible noticia: su amado no se presentaría a la boda porque se había arrepentido. Ella entró en una crisis nerviosa y corrió a la boca de subte para luego arrojarse a las vías.
Muchos cuentan que entre las estaciones Pasco y Alberti deambula su fantasma con vestido de novia, aunque hace mucho que nadie lo ve.
El fantasma sólo se ha visto los días sábados por la tarde, dentro del horario en que habría tenido lugar la boda, de haberse realizado.
La historia cuenta que después de varios años, el novio fue mortalmente acuchillado en la calle San José y a partir de aquel momento nunca más se volvió a ver a la novia flotando por las estaciones Alberti y Pasco


El degollado del sanitario: Dicen que un antiguo operario de la estación Sáenz Peña concurrió una mañana a los sanitarios destinados al personal de servicio. En ellos encontró a un hombre degollado sobre un gran charco de sangre.
Su primera reacción fue salir a los gritos para alertar al personal de seguridad de la estación, quienes acudieron rápidamente a inspeccionar el lugar. Pero al regresar, el sitio estaba en perfectas condiciones.
Concluyeron que todo el asunto se debía a una alucinación sufrida por las condiciones del ámbito laboral.
Pero al poco tiempo volvió a repetirse la situación, esta vez protagonizada por otro trabajador. De hecho, durante largo tiempo muchos empleados afirmaban haber visto al degollado en el baño de dicha estación, a tal punto que se decidió clausurar esos baños.
Estos hechos desencadenaron una investigación que estableció que muy cerca de la estación, precisamente en la calle San José, años atrás habían acuchillado en el cuello a un hombre, quien se desangró mientras huía, y finalmente cayó muerto a metros de la boca del subte de la estación Sáenz Peña.


La estación fantasma: Otro de los sucesos es contado no sólo por trabajadores de la línea A, sino también por pasajeros. En uno de los trayectos en los que se corta la luz de los vagones, muchos afirman haber visto una extraña estación que no figura en el recorrido, en la que hay personas con vestimentas antiguas esperando el subte.


El cuidador del cementerio: Finalmente muchos dicen haber visto deambular por los túneles del Subte A, a un pequeño ser vestido de negro con un farol en sus manos, pero nadie quiere hablar de él; algunos porque dicen que es el mismo diablo, y otros porque afirman que es el cuidador de un cementerio muy antiguo.
Cuando se realizaron las primeras excavaciones para construir los túneles se encontró un cementerio y algunos comenzaron con el saqueo de objetos valiosos. Pero de repente hubo un derrumbe que dejó a los saqueadores atrapados, y las autoridades decidieron cambiar el trayecto del subte, desviándolo de ese lugar.
Todos afirman que el extraño sujeto es el cuidador de los tesoros del cementerio.

La próxima vez que viaje con la línea A preste mucha atención, quizás se cruce con algún fantasma antes de llegar a destino…

Taluego

Datos Daniel Balmaceda y Anónimo en Taringa, Fotos: Silvia de Balmaceda, AGN y Metrovías



Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo El tunel del tiempo del subte A fue publicado por O Pin el jueves, 19 de julio de 2012. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 2 comentarios: en el post El tunel del tiempo del subte A

2 comentarios:

  1. Que buenas historias. no las conocìa.

    Anduve una vez en esa lìnea. Es hermosa.

    Buen fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá se pueda mantener algo para el disfrute futuro.

      Pero todo el patrimonio nacional se va diluyendo bajo las ruedas del progreso.

      Un abrazo.

      Eliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates