jueves, 21 de junio de 2012

Hamburguesota opinera

Compartir
No crea que se ha equivocado de blog, no, este no es un blog culinario si bien el formato magazine justamente lo he adoptado para evitar el encasillamiento monotemático en el que cae cualquier blog o bitácora personal.
Con la idea de aflojarle a la política ahora que ya somos muchos los que nos vamos dando cuenta y puedo repostear las ideas de otros como en El Propalador o en Merluccius, voy mechando en esta revista un poco de otras yerbas como para que usted no se me aburra.
Hoy atacamos a la tan vapuleada hamburguesa, que bien tratada es una comida sana y deliciosa. Pero para eso tiene que ser casera y no veo a muchas señoras preparando una buena hamburguesa casera para sus críos, y eso que la historia del alimento demuestra que es un plato simple en su elaboración.
Con la idea de que si dos comidas separadas me gustan, al unirlas me gustarán el doble, es que hoy combinamos la consabida hamburguesa con la querida pizza en su variedad fugazza.

Hamburguesa Drive-In
Ya los patricios romanos poseían su versión de la hamburguesa. Los datos históricos acerca de la receta para confeccionar la primera hamburguesa proceden de la gastronomía de las tribus mongolas y turcas, que en el siglo XIV ya picaban en tiras la carne del ganado de baja calidad para hacerla más comestible o masticable. La receta de la carne picada llega a Alemania a través de los tártaros de origen ruso (Steak Tartar), que comen la carne cruda y condimentada con especias. ¿Nunca vio que los chicos se deleitan comiendo la carne picada cruda? bueno, no los deje aunque les guste porque se pueden pescar una enfermedad mortal llamada Síndrome Urémico-Hemolítico. Pero siguiendo con el cuento se tiene conocimiento de un plato similar más antiguo del Imperio romano, que consistía en un tipo de hamburguesa elaborado con carne de res picada con piñones, sal y vino , servida en el interior de un pan. Hay que resaltar que no fue hasta la invención de la máquina de picar carne cuando la carne picada tomo la posibilidad de ser elaborada en grandes cantidades, pudiendo combinar grasa y otros tejidos con carne magra.

Hamburguesota super saludable
El nombre proviene de la ciudad de Hamburgo, en Alemania, el puerto más grande de Europa en aquella época. Posteriormente fueron los inmigrantes alemanes de finales del siglo XIX quienes introdujeron en los Estados Unidos el plato llamado «filete estadounidense al estilo Hamburgo» (en Alemania existe todavía en Hamburgo lo que se denomina Frikadelle y se trata de una proto-hamburguesa). Un alimento muy similar es el Rundstück warm. El documento más antiguo que hace referencia a este plato es una carta del Delmonico's Restaurant que en 1834 ya la ofrecía a su clientela. En 1895, un chef llamado Louis Lassen de Connecticut, Estados Unidos elabora la primera hamburguesa en Norteamérica; la receta se la dieron unos marineros provenientes del puerto de Hamburgo.

Hamburguesota yanky
Hoy su origen es discutido, ya que diferentes comarcas de los Estados Unidos reclaman ser los inventores de la hamburguesa moderna. Una de las historias proviene de la ciudad de Seymour, Wisconsin, donde en 1885 Charlie Nagreen cuando tenía 15 años de edad, trabajando en su puesto de comida de la Feria Estatal se le ocurre resolver un problema: sus clientes querían pasear por la feria mientras comían, y necesitaban una forma práctica para hacerlo. Charlie coloca la carne entre dos rebanadas de pan, denominándola hamburguesa. Muy parecida a la anecdota del Conde de Sandwich y sus partidas de poker que no quería interrumpir para comer. El éxito fue tal, que pronto aparecieron más inventores, como Frank Menches en 1892 durante la Feria del Condado Akron, Ohio. Lo único cierto es que en la Feria Mundial de San Louis de 1904, la hamburguesa ya era muy famosa.

Quemando calorías de entrada

La primera cadena de hamburgueserías del mundo se denominaba White Castle y fue fundada en Wichita (Kansas) en 1921 por el cocinero Walter A. Anderson y el corredor de seguros E. W. Ingram cuyo ámbito era Medio Oeste de Estados Unidos. Ofrecían como novedad el Pig Stand, es decir, servían las hamburguesas sin la necesidad de abandonar el vehículo (Drive-In), algo similar hicieron en California los hermanos Dick y Ronald McDonald en el año 1948. Posteriormente, las hamburguesas fueron adoptando la imagen que proporcionaban las grandes cadenas de alimentación rápida.
Pero vayamos al grano; para hacer su hamburguesota opinera en tamaño pizza individual usted deberá reunirse con los siguientes ingredientes:

1 pizza individual de cebolla tipo "media masa" de unos 20 centímetros de diámetro (cuatro porciones). Si no consigue puede cocinar una o hacer la hamburguesa a la medida que tenga, pero ya no será una hamburguesota opinera, claro.

1 cucharadita de adobo para pizza

250 gramos de carne picada magra

1/2 (media) cebolla rallada.

1/2 (media) zanahoria rallada

1 diente de ajo picado finito

1 cucharadita de perejil

1 huevo

3 fetas de jamón cocido (yo nunca uso queso)

un poquito de leche

1 cucharadita de ají molido

1 cucharadita de orégano

1 chorrito de salsa de ají picante o tabasco

1 cucharada de mostaza

mayonesa

sal a gusto

Preparación

Junte la carne picada que usted ha elegido y que seguramente es de un buen corte y magra, yo elegí de vaca pero usted puede combinar como quiera, juntela le decía con la mostaza, la mitad del ajo, el orégano, la salsa tabasco, la zanahoria, la cebolla y la sal.


Amásela con ganas hasta que la pueda sostener colgando sin que se desgrane. Déle forma similar a su pizza tratando de no hacerla más gruesa que 1,5 centímetros y guárdela en un plato aceitado dentro de la heladera por varias horas para que termine de unirse. Esto se hace para que cuando la esté cocinando pueda darla vuelta sin que se le desarme, ya que no usamos ningún tipo de aglutinante que no sea la propia proteína de la carne.


Póngale orégano y adobo a la pizza de cebolla asegurándose de adherirlo bien con la mano. Con un cuchillo largo corte la pizza en dos mitades para sandwich.


En un bol coloque el huevo, la leche, el perejil y el ajo y bata hasta conseguir un líquido homogéneo.
Caliente la plancha y la sartén untándolas con una fina capa de aceite. No hace falta mucho.
Cuando estén bien calientes vierta el compuesto de huevo, leche, ajo y perejil para hacer un omelette y distribúyalo parejo en la sartén.


Deje cocinar bien y cuando vea que ha cuajado delo vuelta y termine la cocción del otro lado. El diámetro será parecido al de la pizza. Reserve.


Como siempre le digo a esta altura, tóquele el culo a su señora.
En la plancha coloque la hamburguesa y deje cocinar a fuego fuerte. El interior de toda hamburguesa debe superar los 70 ºC para matar cualquier bacteria, así que en algún momento deberá tapar con una tapa de cacerola para forzar a que la temperatura sea alcanzada. Cuando esté bien cocida dela vuelta con la ayuda de una espátula y un plato, no debería desarmarse, pero todo es cuestión de práctica.


Mientras se cocina la hamburguesa ponga la tapa de abajo de la pizza en la sartén que le ha quedado vacía. Deberá cocinar hasta que quede tostada de ambos lados. Dos minutos de cada lado serán suficientes. Haga lo mismo con la tapa superior tratando de no quemar la cebolla y el adobo es su parte superior. Cuanto más crocante y tostado mejor.


Cuando termine ponga las fetas de jamón en la misma sartén y cocine hasta que se pongan doradas y sabrosas.


A esta altura ya podrá emplatar para lo cual deberá pone la tapa inferior, sobre ella el omelette, sobre ella las fetas de jamón, luego la hamburguesa y finalmente una abundante capa de mayonesa. Tapar, cortar y servir.


Se rechupará los dedos.
Además de ser un plato sano y sustancioso, verá que el sabor es tan agradable que la gente le pedirá que la repita constantemente.


Si usted cambia los ingredientes hará su propia hamburguesa, pero lo importante en esto es que dejemos de lado las hamburguesas de harina de lombriz o de los peores cortes de vaya a saber qué animal, para dedicarnos a darle a nuestros hijos un rico combo sin cajita feliz pero con mucho alimento.

Taluego


La historia de la hamburguesa fue tomada de Wikipedia

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Hamburguesota opinera fue publicado por O Pin el jueves, 21 de junio de 2012. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 8 comentarios: en el post Hamburguesota opinera

8 comentarios:

  1. Pero bueno, ud, es sorprendente. Eso no es una hamburguesa, eso es una tentacion hasta para una fragil vegetariana :-)

    Bon apetit, socio.

    Voy a calzarme las zapatillas, que ya es hora :-)
    Ahi le dejo un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doña Noah. Intente con una de soja a ver que tal le parece. En lugar de jamón unas lechugas y no sé si puede comer huevo y leche, ustedes los vegetarianos no son todos iguales, salvo por lo complicados ;)

      Cariños y bienvenida nuevamente.

      Eliminar
  2. Nunca seré vegetariano. Ni se me pasa por la cabeza intentarlo, más cuando descubro la tercera de las fotografías. Madre mía, qué hamburguesas...

    A veces me voy demasiado tiempo. Cierto. Pero cuanto más tiempo estoy sin aparecer por aquí, más lo extraño, y más necesito volver y quedarme un rato alimentándome de sus recetas, devorando su literatura, bebiendo esas aportaciones y haciendo la digestión entre sorbos de café y bocados harto literarios.

    Me hace reír, por eso sé que lo necesito cuando mi vida necesita de algo, de algún complemento. Mañana, que es mi cumpleaños, volveré a leer algunos textos antiguos. Sé que será mañana porque, cuando cada año, el 23 toca a su fin, empieza mi peregrinación por los sitios acordados. Y le recuerdo que su sitio es mi casa y viceversa, o algo así.

    Además, qué alegría más enorme me llevo. Nuestra socia ha salido a la luz de las letras. Qué bien. Voy a ver qué me cuenta ella. Eso sí, le doy toda la razón, amigo, son más complicados los vegetarianos que todas las cosas (sin acritud y actitud positiva y amable, no se me vayan a enfadar ahora...)

    Por cierto, cuando vengo a su espacio de letras, suelo visitar, casi con parada y fonda, nuestro lugar común. También leo, también comento, porque no quiero faltar a la cita, aunque a veces parezca lo contrario. Y allí me he dado cuenta que puedo seguirme, seguirle, siguiéndonos, por Facebook. Bien, le he dado a “me gusta” y ya soy seguidor. Claro que ahora he visto que también está, estoy, estamos en Twitter… así que par allá que voy.

    Un abrazo, de carne y lechuga y queso y la de la foto tres.

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Mario. Seguramente le han dado ganas de ir de visita a Hamburgo a ver si encuentra un par de cosas.
      De su nota rescato que no ha escrito una nueva obra y que se ha puesto un año más viejo en el intento. No puedo más que desearle un muy feliz cumpleaños de todo corazón y espero que me guarde una porción de torta cibernética para degustar a la distancia.
      Los catalanes (Noah y usted) han regresado a mi página como si estuvieran de acuerdo, cosa que me alegra y me da impulso para seguir golpeando este teclado que ya no da abasto.
      En Twitter y en Facebook estamos desde hace tiempo, pero NSE recién comenzó hace poco, cuando encontré la forma de que se publiquen automáticamente los avisos. Allí comencé a inscribir a Enkaustikos, DLYC, NSE, Plano Creativo y Jovatolandia, con el tiempo veré si abro páginas para el resto de mis blogs.
      Los de mayor tráfico son éste y Enkaustikos, aunque usted no lo crea, NSE tiene muy pocas visitas.
      Lo espero más seguido y comentando mis cuentos ;)

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Soy vegetariana indulgente, pero complicada..un rato largo!! :-)

    Besos sin lechuga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doña Noah. Como toda mujer inteligente ;)

      Cariños.

      Eliminar
  4. La verdad que lo mejor de la entrada es la señorita deportista. ¿Usted come hamburguesa sin queso? La mía que marche con doble soque, digo, ya que es pizza.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Don Primo Illuminati. La señorita ya tiene varios votos, así que ha sido un acierto incluirla.
      Si, así es, desde los cinco años que no como queso y eso me ha obligado a experimentar nuevas recetas como el postre vigilante sin queso..., o sea dulce de batata.

      Un abrazo

      Eliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates