lunes, 18 de junio de 2012

Cecilia Grierson, "Hechos no palabras"

Compartir



Hay mujeres poderosas que se dedican a hablar pero que nunca llegan a producir hechos que justifiquen sus cargos de importancia. Sin embargo en el pasado, cuando las condiciones de vida de toda mujer estaban restringidas, existieron algunas excepcionales, como la primera médica argentina, la Sra. Cecilia Grierson . Esta fémina incluso debió soportar con estoicismo la agresión machista de aquellos tiempos, cuando por ejemplo ante una mesa examinadora de la Facultad de Medicina, el presidente de la misma asentara en actas que se veía obligado a tomarle examen aún cuando, a su criterio, se encontraba frente a un ser inferior.
Cecilia nació el 22 de noviembre de 1859 en Buenos Aires, aunque creció en Entre Ríos en donde su padre poseía una explotación de campos. Cursó la primaria en colegios ingleses de Buenos Aires pero al morir su padre debió regresar a Entre Ríos y ayudar a su madre en la economía familiar trabajando como maestra rural.
Cuando regresó a Buenos Aires estudió en la Escuela Normal Nº 1 y se recibió de maestra de grado en 1878. El por entonces director general de escuelas, Domingo Faustino Sarmiento, le ofreció un cargo en una escuela de varones.
En 1882, atraída por las ciencias naturales y alarmada por la enfermedad de su mejor amiga, ingresó a la Facultad de Medicina y se atrevió a enfrentar una estructura que obstaculizaba el ingreso femenino a la universidad. 
Entre 1885 y 1888 fue ayudante de histología, al mismo tiempo que creaba la Primera Escuela de Enfermeras de Sudamérica.
Ella instituyó el uso del uniforme que luego fue adoptado en otros países latinoamericanos. 
A principios de 1886, una epidemia de cólera sacudió a Buenos Aires. Se organizaron lugares sanitarios y Cecilia, aún estudiante, se internó en el actual Hospital Muñiz junto al los doctores Penna y Estévez. En 1889, después de superar muchas trabas, se recibió de médica cirujana sin poder cumplir con su objetivo inicial de curar a su amiga, que murió poco tiempo después. 
Grierson se convirtió en la primera mujer graduada en la Universidad de Buenos Aires con una tesis sobre las histero-ovariotomías efectuadas en el Hospital Rivadavia.
En ese trabajo afirmaba que “casi todas las operadas de histero u ovariotomías sufren una irascibilidad pasajera y notable, aun en aquellas que antes de operarse lo tenían suave y apacible.”
Cecilia se inició en obstetricia y ginecología en el Hospital San Roque. Además, atendía un consultorio privado y otros de beneficencia.


Trabajó sin descanso, ideando nuevos planes para la salud y en 1892 fundó la Sociedad Argentina de Primeros Auxilios que luego se unió a la Cruz Roja Argentina.
A partir de entonces se preocupó para que muchos pueblos tuvieran salas de primeros auxilios y junto con la Asistencia Pública obtuvo el uso de alarma en las ambulancias que hasta ese momento sólo utilizaban los bomberos.
En ese mismo año se unió al equipo que realizó la primera cesárea en la Argentina y dos años más tarde se presentó en el concurso para cubrir el cargo de suplente en la cátedra de obstetricia para parteras (el concurso se declaró desierto porque en esa época las mujeres eran excluidas de la docencia universitaria).
A pesar de esto, dictó cursos, publicó libros y se ocupó de que se acrecentaran las mejoras laborales para las enfermeras.


Viajó a Europa y trajo nuevos planes profesionales de estudio. Fundó el Consejo Nacional de Mujeres, la Asociación Obstétrica Argentina y el Liceo de Señoritas. En 1905 le dio empuje al Instituto Argentino para Ciegos y creó el primer curso de ciencias domésticas. En 1910 presidió el Congreso Argentino de Mujeres Universitarias y el Primer Congreso Feminista Internacional de la República Argentina, en el que se trataron temas sociales, educativos y legales. En 1916 se retiró de la docencia
y ya jubilada vivió sus años de manera muy humilde en su casa de Los Cocos, Córdoba; residencia que donó antes de morir para que se construyera la escuela que actualmente lleva su nombre.


Cecilia Grierson fue además escultora, pintora, gimnasta, pero sobre todo, una gran feminista que recibió premios por su incansable labor dedicada a los derechos y a la salud de la mujer. 
A pesar de todo, pagó el precio de pertenecer a su género, porque jamás le permitieron dar una cátedra en la facultad: “No era posible que a la mujer que tuvo la audacia de obtener en nuestro país el título de médica cirujana se le ofreciera alguna vez la oportunidad de ser jefa de sala o se le permitiera ser profesora de la Universidad”, afirmó. 
Murió en Buenos Aires en 1934. Se despidió de sus discípulos y amigos con el lema que la había identificado en la vida, “res non verba: hechos, no palabras”.
¿Entendés Cristina?

Taluego.

Fuente:Textos biográficos de Estela Parodi

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Cecilia Grierson, "Hechos no palabras" fue publicado por O Pin el lunes, 18 de junio de 2012. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 5 comentarios: en el post Cecilia Grierson, "Hechos no palabras"

5 comentarios:

  1. Lo peor, es que tipos como Cris, Boudou, o Kisiloff, desprecian a este tipo de gente.

    Se rìen de ellos.

    Vi el programa de Lanatta, y las "inversiones" que este grupete tiene en el sur, y no dormì en toda la noche.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Gaucho. Es el mundo del revés donde los Isidoros Cañones son los dueños de la torta y el que trabaja es un gil.
      Creo que dado que la juventud se ha educado los últimos diez años en estos ideales, no soportarán la pérdida de esas prebendas y terminará corriendo sangre argentina en una guerra civil, grande o pequeña, entre los que quieren seguir teniendo lo robado y quienes quieren restaurar el orden institucional y mandarlos en cana.
      La patria dividida una vez más.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Y la lucha continúa, aunque no sea tan extrema como antaño, aún hay barreras que derribar.
    Y Cristina no ayuda, la embarra.

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doña Maica. Seguramente Cristina no representa a esas mujeres que enorgullecen a la Argentina y son excelentes discípulas de la Dra Grierson.

      Tendrán que seguir luchando, aunque en Latinoamérica cada día más los destinos están en manos de mujeres ;)

      Cariños.

      Eliminar
  3. En Argentina, y en el resto del mundo, si me lo permite :-)

    Buen texto, informado, como de costumbre, y dando una leccion de etica.

    Un abrazo, querido socio

    ResponderEliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates