lunes, 23 de abril de 2012

El sano oficio de opinar

Compartir
Mark Twain decía "Es mejor tener la boca cerrada y parecer estúpido que abrirla y disipar toda duda" y casi el 80 % de la población mundial prefirió callarse.
Yo soy del 20% restante y voy a disipar su duda.
Hace ya casi tres años abrí este blog seleccionando su nombre con mucho esfuerzo y falta de ideas. "Blog" porque es un blog (cucurucho de helado en la frente) o bitácora como lo llaman los hispanos, "OPin" por mi nombre, ".ar" porque es la extención de argentina (con la ® de Registrado porque en aquel momento me pareció una genialidad de diseño) y además porque unido a mi nombre se formaba la palabra "opinar". ¿Qué, usted ya lo sabía? Lo felicito, porque muchos de mis lectores se sintieron ofendidos por las mismas en varias oportunidades y me fueron "sancionando" por decir lo que pienso u opinar. Así que decidí poner un banner en el lateral derecho que dice claramente "Blog de opinión y chisme histórico PERSONAL" . Pero tampoco alcanzó. Otros se ofendieron por el contenido político, así que le agregué "Políticamente incorrecto". Pero con "incorrecto" o "correcto" parece que no lograba disipar las dudas así que publique un "Estatuto fundacional" y de ahí en más dije "Má si !! vaffanculo", me aburrí de tanto justificarme.:D

Solo hace unos días contemplando la transmisión internacional de TVE recordé algo fundamental que tenía relegado en el olvido y que hace a mi identidad
Un reportero español que había concurrido a una conferencia de prensa estrictamente deportiva de Marcelo Bielsa, le planteó la pregunta ¿Usted que opina de la expropiación de YPF? a lo que el educado y parsimonioso entrenador de fútbol simplemente contesto “No corresponde ni que usted la haga ni que yo la responda, pero sí la voy a responder, celebro que mi país haya recuperado una fuente tan importante para su futuro" "Debería saber que yo no puedo contestar esa pregunta porque también corresponde que para justificar una respuesta evalúe los pormenores de un episodio que no se ha concretado, y que los matices no están al alcance del público en general al que yo pertenezco" hizo una pausa larga y como le pidieron que se explayara dijo; Pensé que la pausa le haría entender que su pregunta no corresponde. Fin de la sita. O hubiera sido el fin si al regresar a estudios una panelista de TVE no hubiera completado el cuadro con un comentario tendencioso, peyorativo , gratuito y poco original que es muy común por aquellos lados "Habría sido extraño que un argentino desperdiciara una oportunidad de opinar"

Siiii,siiiiii,siiiiiiiiii !!!!! Tiene razóóóónnnnn.....

Ojo, sé que es el comentario más liviano que pudo procesar el cerebro de la señorita y que de ese estilo todos tenemos unos cuantos preparados para menospreciar u ofender a las nacionalidades que nos desagradan. La diferencia es que la gente piola y educada se los sabe callar, o al menos no los publica en una transmisión satelital.
La presentadora-panelista-periodista de marras olvidó intencionalmente que la pregunta la hicieron ellos y que el hombre, aun en un entorno momentáneamente agresivo con total educación puso su mejor voluntad por darle el gusto al periodista de esa empresa. Pero parece que en estos momentos de tensión nada alcanza.

Entre diversas famas negativas, los argentinos tenemos la de opinar al pedo y por deporte, y esta señorita no hizo más que recordarme ese comportamiento que nos diferencia de los demás y que conforma el sustrato fundamental de este blog: existir al pedo.


Partamos de la definición del vocablo según la RAE ya que es la fuente monárquica de toda palabra.

opinión.

(Del lat. opinĭo, -ōnis).
1. f. Dictamen o juicio que se forma de algo cuestionable.
2. f. Fama o concepto en que se tiene a alguien o algo.

No se necesitan diplomas ni elementos fácticos, ni verdades absolutas. Todo en la vida es opinable menos la muerte.
Sin embargo usted puede diferenciar las opiniones en algunos grupos tal como lo hago yo sin que nadie me lo pida y por lo tanto, gratuitamente.
A saber:


Opinión que nadie ha pedido.
Se trata de opiniones como las que vuelco en este blog. Nadie ha preguntado nada ni le interesa un pito el tema  y sin embargo me pongo manos a la obra para expresar mi opinión, o lo que es igual, una suma de conclusiones a las que he llegado manipulando información antigua y reciente en un ejercicio racional que obtiene una conclusión propia y totalmente cuestionable que se pone a consideración de los demás por medio de la via oral o , como en este caso, escrita. Si quiere también cantada.

Opinión personal.
Como a Bielsa, alguien nos formula una pregunta que puede ser pertinente a nuestros conocimientos o no.
-Digame OPin, ¿Es verdad que la mancha solar RA1429 es totalmente nueva y se puede ver a simple vista? A lo que debo responder, "...mire, no se, calculo que no porque a simple vista usted se va a quemar la retina y necesitaría de filtros y telescopios con los que no cuenta. ¿Por qué no le pregunta a mi amigo Carlos Di Nallo que el sabe mucho del tema y lo puede asesorar?"
Es decir que con la mejor buena voluntad y apenas sabiendo de que se habla, uno opina hasta donde puede y después queda en su honestidad seguir sanateando como si fuera afiliado al Frente Para la Victoria o decir simplemente "No tengo idea,. Me mataste, Averiguá allá".

Opinión autorizada.
Usted sabe el tema que el otro domina y en lugar de preguntarle a cuanto cotizó la merluza en el mercado de Tokio, le pregunta justamente aquello en lo que su interlocutor es un experto.
Por ejemplo, si uno solo debiera opinar de lo que sabe, yo debería hablar únicamente de electrónica y dentro de ella solo de telecomunicaciones, tomándome una pausa para verificar todo lo nuevo que haya aparecido antes de brindar mi juicio. Es decir, no hablaría nunca.
¿Se imagina una reunión con mis amigos? Silencio y silencio hasta que alguien hablara de algún dispositivo electrónico que me permitiera meter cuchara. Un embole.
Llegaríamos a darle la razón al amigo Albert Einstein que decía "Una velada en que todos los presentes estén absolutamente de acuerdo es una velada perdida".


Durante mi larga e improductiva vida he podido apreciar que una de las herencias de la vieja Italia con la que contamos los argentinos es la franqueza con que exponemos nuestros pareceres sin tener miedos o vergüenza sobre lo que dirán los demás. Por eso opinamos sobre todo, nos pregunten o no. Porque en definitiva, si no le interesa lo que digo, simplemente no me escuche, pero yo siempre voy a tener algo para decir básicamente porque soy un ser vivo, que a diferencia del resto del reino animal, puede pensar y le gusta hacerlo. Que no le agraden mis conclusiones o lo que digo, o simplemente piense que estoy condenadamente equivocado, o que de "esos temas" mejor no hablar porque son jodidos, ya es otra cosa y es ahí donde se pone lindo, porque para rebatirme va a tener que darme su opinión o callar y aceptar.
Si, ya sé que el que dice lo que piensa está en desventaja con respecto a quien permanece callado. Es como abrir el juego permanentemente para que el otro le meta un gol, pero vivir encerrado en uno mismo sin expresarse honestamente es mucho peor: es un gol en contra.


Es verdad también que existen culturas que hacen una religión del permanecer callado y no dejar notar nunca lo que piensan, ya no digamos lo que sienten. La principal y más conocida es la nórdica, donde las opiniones sobran o se congelan en el aire apenas se han terminado de expresar. Muchos piensan que es una característica frialdad de raza, pero en realidad, cuando usted los conoce a fondo, se da cuenta de que en realidad existe una gran falencia afectiva y un permanente y errado sentimiento de inferioridad que los hace luchar por verse superiores.  Así ganaron sus posiciones los líderes fascistas en el pasado, exacerbando el sentimiento nacionalista y la superioridad de raza como ejes de una nueva auto-valoración de la masa.
El exitismo hoy los condena y frustra su posibilidad de expresarse con mayor libertad y valentía. Están sutilmente castrados en sus pensamientos, cosa que es útil para evitar una diversidad que aflojaría los engranajes perfectamente aceitados de sociedades regidas casi en exclusividad por el consumo y la obediencia.

Opinar es expresar lo que uno piensa y si se tiene suerte encontrar a quién opina igual, o en su defecto y por el contrario, alguna mente interesante con quien confrontar, pudiendo así pasar al estadio inmediato superior: el debate. Allí será necesario encontrarse con personas que tengan la valentía de decir claramente lo que piensan, nos guste o no, pero con el tacto y la ética necesaria como para no confundir las razones que lo mueven armando una escalada que generalmente culmina en la agresión gratuita o la descalificación del oponente.
Aunque parezca el camino más difícil, nada es mejor que ser sincero y coherente en un debate, pues como decía Ambrose Bierse "La cortesía es la forma más aceptable de la hipocresía" y con la hipocresía no se construye gente de mente, (ojo, así, separado)

El problema para mí, no es que alguien exprese libre y comedidamente su opinión, el problema radica en el intelecto o falta de él, de quien lo escucha, pues alguien sin criterio analítico, o pocas luces, corre el peligro de creerse cualquier cosa que le digan. Y ése sí es un verdadero peligro...

...al menos en mi humilde opinión, que por supuesto, nadie me ha pedido...


Taluego.



Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo El sano oficio de opinar fue publicado por O Pin el lunes, 23 de abril de 2012. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 6 comentarios: en el post El sano oficio de opinar

6 comentarios:

  1. Estoy completamente de acuerdo.

    Hablar al pedo es un derecho I NA LIE NA BLE.

    Lo de los españoles, ya no lo puedo entender, la verdad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Gaucho. Qué sería de mí sin la posibilidad de decir cuanta tontería se me cruce por la cabeza?
      Derecho al psiquiátrico, le digo. Ahí siempre hay alguien que lo quiere escuchar a uno.

      Los españoles son tan diversos que parecen de diversas nacionalidades. Y al igual que algunos argentinos, hay unos pocos que llevan las discusiones a terrenos equivocados.

      Política y economía siempre dispararon los conflictos, la gente común no, pero siempre se ve seriamente afectada.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Me gustó su última tesitura (ma si va...), y lo de Bielsa, y el modo en que a veces quienes difunden algo, lo hacen en forma tendenciosa. Eso sí, me tomé el atrevimiento de leer la cita del entrenador con mayor vértigo que lo que habrá tenido su cumentario original... no dispongo de tanto tiempo hoy! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don SAL. Por eso nadie le entiende las pausas a Bielsa, porque son más largas que los contenidos.
      Le cuento que junto a la señorita había un montón de analistas que demostraban tener muy buena información y sobre todo, una mirada imparcial del asunto.
      Solo espero que nadie en España mire la televisión nacional argentina porque si llegaran a ver 678 estamos fritos de por vida.
      Impresentables.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Socio, ud. siga opinando, que lo hace muy bien, y disculpe a algunos de mis paisanos, tontos de pupitre, hay en todo el planeta.

    Un abrazo desde la admiración

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doña Noah. En mi humilde opinión la señorita estaba enojada, pero es un enojo entendible y pasajero. El tiempo todo lo cura y seguramente volveremos a soportar todas nuestras particularidades ;) Porque mientras ella hablaba yo cambié de canal y presencié en directo el recital de Sabina y Serrat en Argentina...

      Cariños.

      Eliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates