jueves, 15 de diciembre de 2011

La Familia Feliz

Compartir
Y hay varias marcas
Hace poquitos días casi nos pisamos un post con otro de esos blogger que uno visita y sigue, pero que intuye le tienen una inexplicable inquina, aún cuando, por suerte, el motivo no sea por razones políticas.
La cuestión es que, como en muchas oportunidades, un tema pavo que anda dando vueltas en lo cotidiano, me llamó la atención y parece que a él también.
La proliferación de la llamada "Familia feliz" no es una moda creada en nuestros pagos, en realidad viene del gran país del norte y como usted sabe, nosotros somos sus peores Salieri del cono sur.
Si usted no lo sabe o no anda manejando seguido, la moda consiste en adherir a la parte posterior de su vehículo (bicicletas abstenerse) una serie de adhesivos o stickers donde describe mediante caricaturas cual es su composición familiar. Esto sería algo así como hacer una declaración al estilo Facebook de lo feliz que es usted por contar con semejante familia, o también como una declaración que ayude a un secuestrador o ladrón para que sepa a quien puede raptar o cuantos deben abandonar el domicilio antes de  poder entrar a afanar con la casa vacía.
La pregunta que se hacía el amigo blogger y que también me hago yo mismo, es si realmente es un comportamiento peligroso o simplemente somos dos paranoicos en busca de medicación.

Sea cual sea la respuesta yo no pondría la secuencia en mi auto, aún cuando me parece simpática y decorativa y soy un eximio elaborador de stickers de fabricación cacera.
Mi anterior 4x4 estaba casi totalmente cubierta al mejor estilo del Rally Paris Dakar de stickers de todo tipo realizados con los mejores materiales, mucho esfuerzo y un cutter bien afilado. Digamos que por aquellos años no tenía un blog para tunear y volcaba todos mis diseños en la pobre camioneta. Pero jamás se me hubiera ocurrido poner datos reales sobre mi familia en su exterior. Ni en el blog los pongo.


Usted verá rodando por la calle algunos casos que incluyen secuencias de mamá, papá, dos nenas, dos nenes, perrito, dos gatos y tres pecesitos, cosa que no deja de ser apropiada para cubrir algún raspón que le hayan hecho en la pintura, pero no dejan de sorprender por su manifiesta superficialidad.
Los muestrarios de los fabricantes son tan amplios que usted podrá encontrar tortugas, iguanas, ranitas, bebés, nenas chiquitas, medianas y adolescentes, niños en las mismas medidas y edades pero nunca y cuando digo nunca pero nunca nunca usted verá que el dueño del auto ponga un abuelito o abuelita que los haga una familia feliz. Y no es porque los fabricantes no los tengan en el muestrario.

Viejitos abstenerse
La "Familia Feliz" de los jóvenes automovilistas argentinos, no considera en su gran mayoría personas de la tercera edad. El abuelo/abuela, o es una carga, o lo tienen en cuenta sólo para cuidar a los críos si se quieren pegar una noche romántica fuera de la ciudad.
No soy abuelo y si lo fuera sería del estilo cascarrabias (pero en el fondo bueno) así que por el momento no me siento tocado por el ninguneo que se hace a los personajes de la tercera edad justo en contraposición a lo que hacen culturas milenarias como las asiáticas.
La Familia Feliz es casi una Familia Facebook y por lo tanto no hay que darle mas importancia que a cualquier otra fantasía prepara para ser mostrada a los demás.
Más me preocupan los adhesivos o stickers como el de aquí abajo, ya que solo logran crear muchas familias infelices, y cada vez más seguido.

Humor negro

Taluego

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo La Familia Feliz fue publicado por O Pin el jueves, 15 de diciembre de 2011. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 12 comentarios: en el post La Familia Feliz

12 comentarios:

  1. Amigo , yo si soy abuela...y con una que otra làgrima en los ojos le digo que aplaudo esta entrada...desgraciadamente tiene absolutamente toda la razòn...un abrazo

    ResponderEliminar
  2. No conozco esa moda, a mi me parece innecesaria, y absolutamente maquillada, como una vedette trasnochada.

    Mi admiración siempre, Opin

    ResponderEliminar
  3. Es claro que la inteligencia humana tiene lìmites, pero la pelotudez, no.

    Habìa visto esas cositas pegadas en los autos, pero no sabìa que eran. No me importa mucho, viò?

    Pensaba que eran adornitos boludos. Ahora sè que si me vuelvo secuestrador, ya sè cuantos tengo que agarrar.

    Vamos mejorando.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Momento! momento!

    Si salgo con una señora casada (jamas lo hice ni lo volverè a hacer!) viene una calcomanìa del tipito con cuernitos?

    Saludos intrigados.

    ResponderEliminar
  5. Lo veo como una friboludez yo no lo pondría en mi auto, lo del idiota que imita los ases de la aviación de guerra con sus derribos, me parece como los tipos que se tatúan el cinco de los dados, unos tarados peligrosos los investigaría por sospechoso de confesar un delito ( bah, si la justicia fuera eso)
    saludos.

    ResponderEliminar
  6. Doña Elbita. No se ponga mal ;) A ellos también les llegará su tiempo y van a valorar aquello que recibieron y no supieron apreciar.

    ¿Qué le parece si formamos un comando y les pegamos los abuelitos de prepo?

    Un cariño grande, quemera.

    ResponderEliminar
  7. Dona Noah. Hablando de trasnoches...¿cómo la trata el jetlag?
    ¿Ya sacó las entradas?
    Que lo disfrute amiga y mire que la espero para colaborar en otro blog ¿eh?

    Cariños para usted.

    ResponderEliminar
  8. Don Gaucho. No, según las clausulas usted debe poner dos figuras femeninas en su auto, una con cuernos, pobre y desdichada, mientras la otra luce feliz en bikini y anteojos oscuros gastando su dinero.
    Se desaconseja que su amante haga lo mismo en el coche de su marido pues puede venir armado el hombre.

    Un abrazo gaucho. (cuando publique otra cosa en su blog le publico el texto en NSE)

    ResponderEliminar
  9. Don Diego. Muy bueno acuñando términos "friboludez" calza genial.

    ¿Y los tipos que se tatúan una lágrima por cada uno que se cargaron? Yo me encontré uno en Chacarita que cuando se me acercó a preguntarme una huevada me pegó tal jabón que salí corriendo por mi vida.

    Habría que tatuarse el DNI en los genitales y hacer mucho más divertido el simple acto de votar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Doña Marga. Gracias por su comentario y lamento que su PC le esté dando tantos problemas. Seguramente desde cualquier otra no tiene inconvenientes, así que sera´cuestión de llevarla al doctor de las PC para que le saque el virus que la está aquejando ;)

    Un cariño grande.

    ResponderEliminar
  11. Amigo, muchas gracias por su comentario en mi casa de letras. Es admirable su prosa comunicativa, y como ve, le hago caso y voy allá donde me manda, aunque tarde en hacerle caso. Pero me pondré, poco a poco y sin esperar al nuevo año, más verbos a la obra, más comentarios a la obra, más obras a terminar, de alguna manera, en la meta de las consecuciones.

    Respecto a su entrada-post-texto de hoy, decirle que es una moda que no me gusta, que no seguiré porque no suele gustarme ese tipo de cosas. Me ha hecho sonreír, ni se imagina cuánto cuando dice que no es abuelo, y que si lo fuera, sería uno cascarrabias, pero bueno, bueno de bondadoso. Yo, por el contrario, sería un perfecto bondadoso cascarrabias. De hecho mi gente dice que ya lo soy, que parezco más viejo porque no paro de decir, de llamar la atención, de no sé qué, no sé cuántos... en fin, que no pondré pegatinas alusivas en mi muro, ni en mi coche, ni en sitio alguno.

    Muchas gracias, y, supongo que aunque con más pena que gloria y felicidad, vendré en días próximos a desearle unas felices y calurosas fechas navideñas. Ay, la Navidad...

    Un abrazo, socio

    Mario

    ResponderEliminar
  12. Don Mario. Mire que yo le pongo empeño, pero nunca me saldrán comentarios tan suculentos como los que usted deja por aquí.
    Me alegra que su casa de letras vaya cambiando a gusto del dueño y que siempre pase por aquí a saludarme. Son esos pequeños lujos que nos permite este mundo Blog que aveces parece que decayera hasta desaparecer y al instante renace con nuevos bríos.
    Yo lo esperaré por aquí para el brindis de Navidad y, por qué no? para Año Nuevo también.

    Un abrazo , socio.

    ResponderEliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates