lunes, 7 de noviembre de 2011

El aborto merece un mejor debate

Compartir
Señoras adultas con una educación apropiada han aparecido en los medios para discutir abiertamente uno de los temas más conflictivos en las sociedades modernas. Sin embargo y remedando un sainete del siglo pasado se dedican a dar vergüenza ajena en constantes exabruptos donde las comparaciones exageradas intentan hacer callar a la oponente y si esto no resulta suficiente montarse verbalmente sobre las palabras de la otra para no dejar que alguien escuche sus argumentos. Un fanatismo plagado de cifras insolventes y ejemplos melodramáticos que se ven privados de una dosis de coherencia ante la falta de profesionales juristas y de la salud que moderen tanta locura.
Esa misma locura que ha confundido a la gente en lugar de ilustrarla sobre el tema y nos hace perder la línea temática involucrando a la religión cuando ésta no es necesario que participe para arribar a un buen puerto.
No todos profesamos alguna o ni siquiera la misma.
Pero ...¿qué es lo que piden estas señoras?
Como parecen jugar a enturbiar el panorama y lograr ventajas de un río revuelto donde las hormonas y las cuestiones de género pretenden prevalecer, decidí informarme un poco y tomar una posición personal sobre el tema que me estaba debiendo
Lo que sigue son mis notas y su resultado, sin que esto afecte la veracidad o fiabilidad de los datos presentados. Todas han sido verificadas con personal médico idóneo y han sido tomadas de documentación oficial de organismos médicos y legales evitando en lo posible argumentaciones  tendenciosas de entidades con intereses creados sobre el tema.
No todo es tan simple como sostener una pancarta que rece:

¿Aborto si? ¿Aborto no? Eso lo decido yo
Aborto legal, seguro y gratuito
La mujer decide. La sociedad respeta. El Estado garantiza. La Iglesia no interviene.
Yo decido sobre mi cuerpo

y cientos de frases por el estilo y contrarias a éstas, declaraciones apócrifas de eminencias de la medicina ya fallecidas y estadísticas adulteradas, que evitan el debate necesario y proponen un blanco y negro con ausencia de la indispensable tutela de la vida humana necesaria en cualquier sociedad.
Se trata sin dudas de un tema plagado de grises.
Para comenzar a entenderlo de a poco considero que como mínimo se lo debe dividir en dos partes.

Parte I (Abortos no punibles)

En el derecho argentino, los abortos permitidos por la ley se encuentran regulados en el segundo párrafo del artículo 86 del Código Penal de la Na­ción que establece que:

“El aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta, no es punible:

a. en casos de peligro para la vida de la mujer (artículo 86, inciso 1o, Códi­go Penal de la Nación),

b. en los casos de peligro para la salud de la mujer (artículo 86, inciso 1o, Código Penal de la Nación), 

c. cuando el embarazo sea producto de una violación (artículo 86, inciso 2o, Código Penal de la Nación), 

d. cuando el embarazo sea producto del atentado al pudor sobre mujer idiota o demente (artículo 86, inciso 2o, Código Penal de la Nación). En este caso el consentimiento de su representante legal deberá ser reque­rido para el aborto.

Si bien en el inciso 2º se demuestra la decisión de despenalizar el aborto por violación sexual también existe una aprobación de hecho para el caso de abortos eugenésicos, que corresponden a los casos en que los fetos presentan malformaciones graves incompatibles con la vida extrauterina.
Aunque el código penal no exige la autorización judicial para realizar estas prácticas, la doctrina y la costumbre sí la exigen con el fin de ampliar la tutela de la vida humana.
Por otra parte, según las nuevas normas publicadas por el gobierno, toda la carga de la decisión en estos casos recae sobre los hombros de los profesionales de la salud (médicos y psicólogos), aunque los mismos han notado falencias en la nueva legislación que los obligan a exigir los recaudos legales necesarios para no convertirse en víctimas colaterales de maniobras espúreas o delictivas que lucran mediante la prosecución de acciones legales posteriores en contra de dichos profesionales. De tal forma exigen que su accionar sea respaldado por veredictos judiciales y autorizaciones de personas responsables, reservándose el derecho de excusarse por razones morales o religiosas. Incluso una gran mayoría rechazan de plano las nuevas normas en su totalidad. La letra de la ley es tan pero tan deficiente que ningún profesional se arriesgará de momento a realizar una intervención sin contar con el respaldo legal de un juez interviniente. Y creame que los comprendo perfectamente.
Seguramente usted habrá notado por los casos expuestos en los noticiarios que los tiempos del recurso legal hacen que los días pasen más rápidamente hasta que cuando el juez termina dictaminando sentencia, ya se ha sobrepasado el tiempo considerado apropiado para realizar una intervención de éste tipo. Claro, mucho más peligroso y dañino para la salud general de la población, sería permitir de forma automática este tipo de procedimientos sin ningún control legal que lo regule.
Se me ocurre que la única manera lógica de ser expeditivos es asignando un límite temporal para que el juez interviniente se expida a tiempo de efectuar el procedimiento de interrupción del embarazo. Aunque se deban habilitar juzgados dedicados con exclusividad a ello (juez de aborto).
Este punto lo considero primordial y carece de cualquier implicancia moral o religiosa ya que dependerá de la religión o la falta de la misma que profese la mujer implicada.

Conclusión OPinera a la Parte I (Abortos no punibles)
Si bien los puntos enunciados se encuentran bien definidos, se ha descargado toda la responsabilidad de las decisiones sobre los profesionales de la salud responsabilizándolos de actos que no les corresponden por exceder el nivel de la medicina normal que los obliga a ser proactivos en la defensa y protección de la vida y no a suprimirla. La intervención de un juez resulta a criterio de este humilde blogger, totalmente necesaria. De la misma forma que sus veredictos deben estar disponibles en períodos de tiempo acotados por la situación de la mujer afectada y no por las prioridades de procedimiento. Sería recomendable y necesario instaurar un juzgado de aborto dedicado con exclusividad.
En el resto del post usted no encontrará otros comentarios sobre este punto pues no lo considero el nudo del problema y se encuentra apropiadamente tratado en la actualidad aunque debería reglamentarse con mayor propiedad.
Descargar o leer online el documento "Aborto no punible (Ministerio de Salud de la Nación) 2007"

Parte II (Embarazos no deseados, hoy punibles)

Por otro lado la ley 25.673 de Salud Sexual y Procreación Responsable publicada por el gobierno de Néstor Kirchner no sólo tiene en cuenta lo anteriormente indicado sino que ha establecido un sistema de educación temprana que ataca el problema de los embarazos no deseados, además de la entrega gratuita de TODOS los métodos anticonceptivos en los hospitales nacionales y la administración gratuita de la denominada "Píldora del día después" que administrada prontamente evita la fijación del cigoto en las paredes del útero. (lo cual, cabe aclarar, no implica al igual que en el caso de las pastillas anticonceptivas, un caso de aborto, sin embargo, y he aquí una de las contradicciones más grandes,  para la legislación vigente, se considera como ser vivo el resultado de la unión de los dos gametos, es decir, el estado previo a la implantación y el aborto en cualquier caso violaría toda la legislación referida al derecho a la vida y de los niños, reforzando la idea de que sin un juez interviniente todos los casos dejan como culpables de malas prácticas a los médicos intervinientes. Una locura)
Para estos casos, en donde no se ha incurrido en ninguno de los puntos indicados en el artículo 86, la solicitud de un aborto debido a un embarazo no planificado o no deseado, cae en el campo de una elección de tipo personal, si bien podría ser despenalizada de forma tal que la mujer pueda recurrir con autorización judicial a instituciones que le aseguren un procedimiento libre de riesgos para su salud.
Si ante todos los esfuerzos realizados por el Estado para evitar mediante la educación y los elementos anticonceptivos suministrados, los embarazos naturales no deseados, accidentales o por descuido, los individuos deciden no atenerse a ningún método recomendado, la responsabilidad del Estado sobre los mismos , a mi criterio, debería ser inexistente. En éstos casos sería ampliamente recomendable llevar a término el embarazo e intentar una maternidad responsable.
Sin embargo la historia nos remite a que aún cuando se penalicen los mismos o se los autorice, las mujeres implicadas culminarán haciendo lo que consideren apropiado sin importar lo que la sociedad les intente imponer. Las que cuenten con recursos monetarios incluso viajarán a realizarlo junto con sus vacaciones en Inglaterra, mientras que aquellas que carecen de recursos deberán cargar con sus hijos o someterse a intervenciones sumamente peligrosas con riesgo para sus vidas.
Si lo que pretendemos eliminar es éste último ejemplo; ante la posibilidad de confundir los casos excepcionales con los repetitivos o mórbidos (donde la solución no es la prevención sino que el aborto se constituye en la salida o solución repetida), se hace también necesario que los procedimientos sean regulados por un juez de familia, ya que también deberíamos prevenir que algunas madres se sometan a infinidad de abortos innecesariamente tan solo por haber evitado el uso de las medidas anticonceptivas que se les ofrecen gratuitamente.
En todos estos casos el juez debería además forzar el cumplimiento de un curso sobre control de la natalidad para todo el núcleo familiar.
Considero también necesario que se trate el tema de la ligadura de trompas gratuita (hoy requiere intervención judicial y la ley no es clara al respecto) para casos tales como el de mujeres que se ven sometidas al abuso de sus cónyuges varones, quienes ante su propio rechazo al uso de métodos anticonceptivos, someten a las mujeres a situaciones de maternidad no deseadas, pues tarde o temprano estas situaciones familiares pueden derivar en casos de aborto mórbido. 

Conclusión OPinera a la Parte II (Embarazos no planificados o deseados, hoy punibles)
En diversos países se ha detectado que la legalización del aborto sin restricciones conlleva a casos indeseados tales como la interrupción de embarazos por detectarse el Síndrome de Down en el feto en gestación, aún a sabiendas de las amplias posibilidades de sobrevida y calidad de la misma que tienen los afectados por dicha enfermedad. Para evitar desviaciones éticas y morales adicionales a las que de por sí trae aparejadas la interrupción de un embarazo es que a criterio de este humilde blogger se requiere que cada caso sea analizado sin excepción a nivel judicial y en tiempos acotados que permitan una salida satisfactoria para el particular y para la sociedad que lo acoge.
Descargar o leer la ley 25.673 de Salud Sexual y Procreación Responsable
Comentario final
A mi criterio los problemas a los que se está enfrentando la legislatura argentina para tomar una decisión radican casi en exclusividad en lo descripto en la Parte II (Embarazos no planificados o deseados, hoy punibles) y solo a ello me refiero a continuación.
La permisividad solicitada para llevar adelante estos procedimientos sin restricciones legales solo puede llevar, a mi criterio, a situaciones trágicas, ya que se dejaría en manos de quienes han demostrado no manejar su responsabilidad reproductiva con el necesario ciudado,  la decisión sobre las vidas que ellos mismos han puesto en riesgo además de la propia.
Es verdad que no es posible seguir penalizando un accionar que de todas formas se realizará en la clandestinidad y no lleva a una mayor justicia social o protección de la salud materna, pero tampoco es posible dejar librado a la voluntad particular de los individuos un tema tan relevante y complicado.
Desde este blog y siendo consciente de las limitaciones de mi criterio, espero que una vez que se llegue a discutir y normatizar este escabroso tema con la participación de todas las partes implicadas, se llegue a una solución que incluya el control más eficiente posible para evitar el abuso en el que podrían caer quienes hoy solicitan impunidad para poner libremente en riesgo la vida propia y suprimir la ajena por nacer.
Si bien este tema resulta sumamente relevante por su conflictividad moral inherente, considero también que resulta mucho mas importante que los casos incluidos en la Parte II (Embarazos no planificados o deseados, hoy punibles) sean evitados o reducidos a su mínima expresión mediante una mayor actividad del Estado en las áreas de prevención y educación, para lograr una mejor salud sexual y procreación responsable.
Porque las enfermedades de una sociedad no se curan atacando los síntomas y aquí la enfermedad es la falta de educación y prevención, mientras que el síntoma, es la elección del aborto como solución.

Taluego.

Finalmente no se lograron los apoyos para que la despenalización del aborto en la Argentina pueda ser tratado en el recinto de la Cámara de Diputados, lo cual nos deja margen para que en la próxima oportunidad en que se vuelva a tratar el tema se haga de manera mucho más profesional y seria.





Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo El aborto merece un mejor debate fue publicado por O Pin el lunes, 7 de noviembre de 2011. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 14 comentarios: en el post El aborto merece un mejor debate

14 comentarios:

  1. ...y còmo deciamos ayer , en su otro domicilio , el tema principal y abarcativo de casi todos los males , amigo mio es la falta de Educaciòn...y por cierto que esto se merece un debate mucho mas profundo y còmo usted dice con la contribuciòn de todos quienes estèn capacitados para llevarlo adelante...abracito

    ResponderEliminar
  2. La Ley de "Aborto seguro y gratuito, etc etc" no es mas que una bandera polìtica para el feminismo radical, y una cantidad de millones para las empresas farmacèuticas, que necesitan que el feto no sea considerado persona hasta la semana 12, y poder investigar con "celulas madres".

    A ninguna de las pobre mujeres que mueren por cuadros sèpticos, esto les va a ayudar.

    Educaciòn sexual, es la respuesta. Eso primero.

    Pero no vende.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Opin, hace mucho que no comento por aqui. Como siempre es un gusto leer sus entradas, esta en particular. Es un tema dificil y tan mal tratado que da pena, ya que está costando vidas humanas. Cuesta creer que no pueda separarse la paja del trigo y se mezclen conceptos religiosos, con conceptos morales, y todo otro tipo de conceptos...y uno deberia saber que un concepto es una elaboracion mental y como tal subjetiva y con subjetividades no se llega a buen puerto.
    Lo unico que me gustaria aportar a esta entrada es que mas alla de la letra legal del codigo penal, sobre la que Ud.hizo hincapie, falta la otra pata, que es la letra legal del Codigo Civil, ya que éste determian cuando comienza la existencia de las personas y desde cuando estas son pasibles de adquirir derechos, cuando se consideran personas por nacer y otros condimentos que le agregan sal (y en cantidad) a la discusion...claro esta, que el articulado del CC no dejan de ser conceptos. Fijese por ejemplo que el codigo civil considera " como persona por nacer" a la que esta concebida en el seno materno, pasible esta "persona por nacer" de adquirir ciertos derechos. Pero si esa persona nace muerta, la ley entiende que nunca existió. El CC le mete mucho condimento a todo esto.
    Esperemos que algun dia, este tema se discuta con la altura que se merece.
    Le mando un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Doña Elba. Gracias por su comentario, para mi es muy importante que usted deje su parecer por aquí.
    Yo simplemente sentí como en varias oportunidades que me faltaba información para adoptar una posición que pudiera tener ganas de defender y que al mismo tiempo pudiera fundamentar.
    Creo que tengo mi posición tomada, pero como en toda sociedad democrática, lo que opine la mayoría será lo que se termine legislando. Luego ya no habrá marcha atrás.

    Cariños y la espero seguido.

    ResponderEliminar
  5. Don Gaucho. Querido amigo, coincidimos en muchos aspectos y sé que usted tiene mucha opinión reservada que no puede expresar. Espero haberme convertido por un rato en su vocero y en el de muchos más.
    Si no lo hablamos el que grite más fuerte va a ganar.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  6. Don Carlos. Como usted dice, a mi me alcanza con saber que usted pasa y le presta algo de atención a mis entradas. Si alguna dispara sus ideas y quiere expresarse, sabe que siempre tiene la tranquera abierta en este rancho.
    Sobre el punto que usted menciona creo haber hecho una mención superficial en un apartado en cursiva, ya que no era humanamente posible tratar todos los problemas implicados en un simple post y no hacerlos dormitar a todos en el intento.

    Le mando un gran abrazo y espero que siga persiguiendo a las estrellas.

    ResponderEliminar
  7. Volvi porque recordè algo que ustedes me pueden decir si estoy equivocada o no ...en la ùltima reforma de la Constituciòn , ¿ no se dice que la vida comienza en el momento de la concepciòn ? siendo asi , ¿ no deberia considerarse persona , sujeto , al feto ?Esto por supuesto no le da categoria de ciudadadano , pero si de ser vivo con todo lo que esto conlleva...en principio con Derechos...no se...quiero seguir informandome ...saludito a todos...bueno... especiales para usted Don Opin que es el dueño de casa...

    ResponderEliminar
  8. Doña Elba. Su comentario es similar al de Carlos y tienen razón ambos. En la letra cursiva puse que la ley argentina considera como vida a la unión de los dos gametos (espermatozoide y óvulo) formando luego el cigoto que intentará fijarse a las paredes del útero para continuar con la multiplicación celular.
    Por lo tanto las píldoras anticonceptivas y la del día después, que impiden esa fijación, podrían considerarse bajo esta idea como métodos abortivos.
    También remarcaba Carlos que el mismo código considera al niño nacido muerto como "inexistente" y ni siquiera se le puede asignar un nombre.
    De allí que digo que es una locura el estado de cosas y que hay que legislar mejor y con seriedad.

    Un cariño para usted amiga.

    ResponderEliminar
  9. Tema complejo. Demasiasa variedad de opciones, de situaciones, incluso de devociones. Yo me quedo con la libertad de cada ser, y que cada uno asuma su propia conciencia.

    Una entrada para la reflexión,valiente y bien escrita.

    Cariños, Opin

    ResponderEliminar
  10. No encontraré la paz, paz de ningún tipo, si dejo de venir a impregnarme de sus conocimientos, de sus causas escritas, de su forma de ver lo que casi nadie es capaz de observar.

    Me sirvo un café, y van tres esta mañana, y me dispongo a disfrutar hasta que veo por dónde van los tiros, hasta que me doy cuenta que ese debate es igual de estúpido en muchos sitios, nos separen los kilómetros que nos separen. Por eso mismo, y por razones varias, estoy de acuerdo con el que comenta que lo mejor sería, o más nos valdría, u otro gallo nos cantaría, si reforzásemos la educación sexual desde todos los puntos de vista.
    Porque tal como pasa el tiempo, es más fácil que nos encontremos en otro planeta fecundando reciprocidades, o algo así.
    A pocos medios les interesa este tema, a muy pocos... Pero así nos van las cosas, y así va la política y sus representantes, mirando de frente sin ver nada, ni a nadie.

    En fin, socio-amigo, que es un placer dejarme caer por aquí y levantarme en cuanto descubro semejantes placeres escritos.

    Un abrazo, conceptivo...

    Mario

    Aclaro: casi nunca, casi nadie, político alguno, piensa con sinceridad, ni tiene la cabeza fría, al opinar, al dictar, al solicitar y al tomar la palabra sobre el tema del aborto. Ni aquí, ni ahí, ni en sitio alguno. Una pena, penita, pena.

    ResponderEliminar
  11. Doña Noah. Tiene toda la razón, pero aún a los temas complicados hay que enfrentarlos algún día.
    Yo estaría de acuerdo con usted si una sociedad sana no tuviera responsabilidad en la tutela de la salud pública, pero cuando cada uno centra su accionar en su propia conciencia (y en base a esa misma diversidad) es posible que el nucleo social que lo acoge se convierta o degrade en un caso similar, por ejemplo, al de Rhuanda.

    Cariños

    ResponderEliminar
  12. Don Mario. Estimado amigo, ha de reducir sus dosis de cafeína o terminará con un caso extremo de cafeinitis aguda ;)
    Celebro esos momentos de recogimiento junto a un pocillo de café y su ordenador que terminan en agudos comentarios sobre esta plantilla.
    Tratar temas conflictivos es algo que la mayoría evita como medida de autoprotección. Son cosas complejas que nos enfrentan y hacen que como en muchas ocasiones en este mismo blog, los lectores se alejen dando un portazo, ofendidos porque el autor piensa por su cuenta y no idolatra a las Madres de Plaza de Mayo o duda de la cifra de los 30.000 desaparecidos, tan solo por dar dos ejemplos.
    Con el tema aborto se generan los mismos enfrentamientos donde la verdad se impone según quién tenga más poder o grite más fuerte y alto y no por fundamentar sus opiniones para convertirlas en ley.
    El problema es que nadie tiene la razón absoluta sobre un determinado tema, se trata de sentarse a dialogar y llegar a un consenso que a la mayoría deje satisfecho.

    Un abrazo, amigazo.

    ResponderEliminar
  13. seguiremos viendo en los paneles de periodismo de tv a las riverboca en contienda. En quién pensamos cuando la palabra aborto aparece? En el aborto que me hice, en el que nunca me hice pero se hizo Fulana y Mengana y qué bajón...Menos mal que se habla del tema. La educación es lo mejor, lo deseado, es como cuando hay epidemia de algo y todo el mundo se lava hasta la punta del moño... pero no vemos ese tipo de campaña, apenas unos forros por el sida... pero de esto de no engendréis... ni ahí. Sólo hablar de Argentina lleva a tantas mesas de abortaje diferentes.... no es lo mismo en Recoleta que en Valentín Alsina que en La Rioja o Calafate... seguiremos oyendo las vehemencias opinantes. Siempre mujeres. De muchas me pregunto si la madre habrá dudado en abortarlas... no se trata de religiones tampoco, la responsabilidad, la decisión, obligaciones y derechos... todo muy problemático y tenemos que decidir, claro, primero pensar... y ahí entramos también en terreno escabroso... pensar... muchos ni piensan en pensar... terminaremos en un plebiscito? tal vez... ´nacerá´ el plan embarazo que asegure a la mujer embarazada nueve meses de bienestar hasta que dé en adopción al niño? me imagino con esto muchos practicando el acto sexual junto al Banelco... o tal vez para otro nivel social se ofrezca nueve meses de atención en un centro de cinco estrellas... No escucho hablar de cómo lograr que la criatura nazca. Siempre si o no. Claro que en ciertos lugares en lo de la partera de la otra cuadra se ven chicas que tienen panza cada vez más grande y luego pim! el niñito se vendió... hay de todo en este vasto territorio..embarazos sanos, enfermos, interrumpidos, a término y moneymoneymoney...chauchi.

    ResponderEliminar
  14. Doña Marga. Veo que ya lo tiene pensado y analizado a conciencia. Ojalá mucha gente tuviera la voluntad de tomar posición como usted lo hace, es decir luego de pensarlo muy bien.
    El River / Boca regresará dentro de muy poco tiempo y ganará la hinchada que grite mas fuerte. Por suerte y para ser un poco positivo, nada es definitivo y ya surgirán muchos nuevos debates y modificatorias que puedan ir puliendo una legislación que pocos respetan.

    Cariños para usted y gracias por opinar.

    ResponderEliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates