lunes, 28 de noviembre de 2011

Como cocinar una rana argentina

Compartir



Cuando usted prende su televisor o lee los diarios, encuentra por estos días mucha gente que hace cuentas. Que esta boleta aumenta tanto, que este impuesto lo triplicamos, que aquello como mínimo va a valer tanto...en fin...una de nunca acabar.
A usted ya no lo sorprenden con estas nimiedades y las cifras comienzan a pasar de su pabellón auditivo izquierdo al derecho sin escalas.
No sé bien porque, pero esto me hace recordar de una vieja receta que aquí le dejo para que usted haga lo que quiera con ella.

Rana argentina a la cacerola.


Pasos a seguir.
Lo primero que usted debe obtener es una típica rana argentina. A saber, una de la variedad obrera cuya musculatura sea magra debido al constante y laborioso proceso de supervivencia en tan duro entorno. La variedad oligarca se desaconseja para esta preparación debido a que su acumulación de grasas trans no solo perjudica el sabor del plato terminado, sino que eleva el colesterol LDL y los Triglicélidos.

Cómo reconocerla.
La rana argentina es fácilmente reconocible por sus rasgos característicos, a saber: es bocona, hace mucho ruido al cuete y por lo general salta a destiempo, o para ser más claro, cuando ya es tarde.

Ingredientes:

una de las 40 millones de ranas argentinas
tres cucharadas de aceite de oliva
una cebolla
dos zanahorias
sal y pimienta a gusto.


Preparación (por unidad).

1-Con la suficiente antelación tome una rana argentina joven viva y colóquela en un corralito con piso de finas hierbas verdes, preferentemente norteamericanas, que le sea agradable y cómodo. Usted deberá lograr en poco tiempo tiernizar al bicho de cuanta forma sea posible. Háblele. Aunque usted no lo crea la rana obrera entiende casi todo si le habla despacito. Tranquilícela y dele todo servido para que no tenga que trabajar por su sustento. Aliméntela por una zonda nasogástrica o intravenosa, no sea que el masticar le reste al engorde.

2- No olvide explicarle que todo el modelo de crecimiento es por su bien y que nunca ha habido una oportunidad tan beneficiosa para una rana argenta. Aunque sea difícil de creer este tipo de rana se traga cualquier cosa, posiblemente por boca abierta.

3-Prepare una cacerola con un poco de aceite de oliva, cebollas y zanahorias cortadas a la rondelle y dígale a la rana que está por filmar un documental francés sobre el despegue del modelo argentino con una beca del Club de París. Rehogue el contenido, agregue agua fría y deje reposar con la hornalla apagada.

4- Deposite con cuidado a su ranita recién engordada en el centro de la cacerola para que nade un rato a sus anchas y siga prometiéndole un futuro magnífico, viajes al exterior, oro y joyas o aquello que usted considere que a la rana le puede llega a gustar, LCD, LED, Vacaciones, Cero kilómetros, etc.

5- Mientras la ranita lo piensa estilo crol, pecho, mariposa o espalda, prenda la hornalla y aumente el fuego al 100%. La ranita no notará nada de nada. Quédese tranquilo...nunca se da cuenta...

6-Al cabo de un corto tiempo, cuando se noten las primeras burbujas que indican el comienzo del hervor, aumente el fuego en un 200% y dígale que es un simple ajuste totalmente necesario pero que en realidad no aumenta nada y que las cosas seguirán igual mientras usted esté a cargo.

7-Cuando note que la ranita comienza a sentir un poco de calor y se pone molesta, súbale otro 200% y notará que se atonta y se queda quieta en su lugar sin decir ni pío, como si usted pudiera seguir aumentando sin que nada la afecte. Ya le dije que la rana argentina suele saltar a destiempo o como en este caso cuando ya es tarde.

8-Verá a los pocos minutos que la rana despedirá un poco de vapor adicional, sabrosos aromas y los ojitos se le irán para atrás.Ya está. Desde ese momento hasta el momento de servir no revuelva la preparación, la más mínima revolución puede afectar el proceso. Para disfrutarla sírvala con una copita de buen vino blanco y una guarnición a gusto, mientras ésta no sea de la variedad militar.

Provecho.

Taluego.


Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Como cocinar una rana argentina fue publicado por O Pin el lunes, 28 de noviembre de 2011. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 10 comentarios: en el post Como cocinar una rana argentina

10 comentarios:

  1. Humor negro, negrisimo, que una vez mas ud. plasma con talento e ironia.

    Me encantan estas entradas, donde pasas de la sonrisa, al cenyo fruncido.

    Felicidaes y gran abrazo. croac.

    ResponderEliminar
  2. Amigo, lo de la guarnición militar me ha hecho sonreír. Aunque no es una novedad novedosa, usted, escriba sobre lo que escriba, casi siempre es el culpable de mis sonrisas imperecederas, o algo así.

    Iba a escribir un comentario en la entrada anterior. Hablarle de perdedores culpables que conozco, de culpables inocentes que me conocieron, de etcéteras varios. Incluso, he de ser sincero con usted, me he anotado la recomendación y hoy mismo me pongo a intentar disfrutar. Porque, creo recordar, siempre acierta, qué bien, en lo de recomendar cine.
    El punto uno, de su receta, no tiene desperdicio. Madre mía, algunas de sus aportaciones son para enmarcar. Sobre todo una en la que hablaba de una mujer cuya foto aparecía en su blog y que se ha convertido en motivo de peregrinaje. Claro que esa vez no comenté porque dos tetas, hoy, y ayer, y siempre, tiran más que dos carretas aunque éstas están plenísimas de letras…

    En otro orden de cosas, de hoy no pasa que me pase por nuestro blog. Me apetece comentar algo, y aportar alguna cosa. Claro que esta mañana, café en mano, he invocado a mi corte de musas para poder tirar de recuerdos y escribir un relato que no acabe tirado en la cuneta de mis decepciones. Así que como ve, tengo trabajo por delante. Pero pasar por aquí, y pasar por allí, y por los sitios acordados era, como poco, de obligado punto de partida...

    Gracias, socioAmigo, por sus aportaciones.

    Un abrazo, agradecido.

    Mario

    ResponderEliminar
  3. Doña Noah. Aunque usted no lo crea se nos viene un aumento de tarifas monstruoso y la quita del los subsidios que lograron que el 53% votara este proyecto de...no se qué cosa...
    Algunas cosas valdrás hasta el 300% de un día para el otro.
    Es humor del más negro que me queda, tiene razón.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  4. Don Mario. ¿Por dónde andaba mi amigo? Ya lo hacíamos perdido en alguna aventura de las que usted sabe tener.

    Hoy no vengo con chicas suculentas pero para el próximo creo que viene una nueva pechocha.
    Por las dudas y para que no se distraiga, disfrute de la película que seguro le va a gustar.

    Ahora, aprovechándo que se va para el blog NSE, cuénteme porque no me comenta mis cuentitos. Ya sé que no son de lo mejor, pero no me haga el desprecio ;)

    Es chiste, en serio.

    Un abrazo amigo y socio.

    ResponderEliminar
  5. Sigo diciendo lo mismo.

    Una y otra vez.

    La gente.....que votò?

    Es increìble.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Estimado: Ud se hace el rana, lo voy a recomendar en Twitter, debería ud pasearse por ahí, sería un gran aporte al humor y la cultura, en serio...
    Atte/

    ResponderEliminar
  7. Don Gaucho. Desde tiempos inmemoriales se sabe que uno debe votar sabiendo que nada será como lo espera ni como le prometieron.
    Los que votaron por el Status Quo me parece que se llevarán una sorpresa que recién notarán en Marzo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Don Jorge. Que alguien crea que soy recomendable para algo ya es un logro que me deja hecho de por vida.
    Ahora que, si consideramos el estado en que se encuentra el humor y la cultura, hasta la Mole Moli sería un aporte valioso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. A nosotros nos parece que todo aquel que compre estas ranitas, terminará comiendose un sapo. Pero es un parecer nuestros nomás....

    El Apio Violador - La Zanahoria Sadomasoquista - El Rabanito Juguetón

    ResponderEliminar
  10. Don Delirio Noticias y ensalada erótica, tiene usted toda la razón, pero solamente en eso de andar comiéndose sapos...

    Saludos a los vegetales de múltiples personalidades;)

    ResponderEliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates