lunes, 17 de octubre de 2011

Internet de principios del siglo pasado

Compartir
Radio Spica
Cuando era pibe, a eso de las doce de la noche ya no había más televisión. No había, satélites ni cable. La pantalla catódica en tonos de grises decía chau y era la hora de irnos a dormir.
Pero nop.
Paradita allí sobre mi mesa de luz se encontraba la amiga Spica. Una dulce compañera de tan solo un simple audífono que en base a dos pilas me permitía trasnochar viajando con la mente a lugares impensados. Si no había ninguna Tony, Dártagnan o un libro de la Minotauro, apagaba la luz de mi pieza y sintonizaba "Las siete Lunas de Crandal" , "Modart en la noche" o al negro Guerrero Martineitz quien con su pausado modo de conducir nos leía los mejores libros de los mas grandes autores. Allí conocí a Fahrenheit 451, Crónicas Marcianas o al Hombre Ilustrado. Ray Bradbury pronto dejo paso a otros, pero en las noches de Spica siempre habría espacio para ellos o para escuchar los primeros cortes de "La Biblia por Vox Dei" , Sui Generis o al Flaco Spineta.
Combinado
Por esos años recuerdo que mi abuelita materna ya estaba enferma y el tío de Mar del Plata se la llevó a vivir con él. Como mobiliario dejado atrás me llegó un "Combinado" y una radio Capilla. Ojalá la tuviera todavía. Ese mamotreto de maderas nobles y lento calentar de válvulas era una delicia para el curioso. Luego de esperar largos minutos comenzaba la búsqueda implacable de emisoras lejanas. Rusia, Japón, China se lograban recepcionar de maravilla. Y era una delicia intentar comprender esos dialectos o soñar con viajes por entonces imposibles. Luego vendrían las radios modernas como la Siete Mares, pero jamás lograrían el nivel de fidelidad y alcance que aquellas radios obtenían de la ionósfera.
Pero tal vez uno de los descubrimientos que finalmente me llevarían de la mano dentro del mundo de la electrónica sería el de los radioaficionados. La banda de 80 metros, la más popular, era fácilmente sintonizable en aquellas Capillas de antaño y uno escuchaba como allá en el campo Juan esperaba a Mariano en la tranquera del oeste o que necesitaban un médico urgente en algún pueblo lejano.
Radio Capilla Philco
Los códigos secretos se interponían entre ellos y yo hasta que un amigo del barrio me dijo que allá por calle Baliña al fondo había una casa blanca sobre la que se podía ver una antena de media onda armada de extremo a extremo del terreno. Allí, como en cada barrio del mundo, existía un radioaficionado que armaba sus equipos de manera artesanal e intercambiaba banderines y postales con gente del resto del mundo.
Radio Siete Mares Noblex
Hoy son gente que parece olvidada pero aunque su actividad no comenzó sino hasta el año 1900, aún  continúa intensamente. El primer listado de estaciones de radioaficionados está registrado en el First Annual Official Wireless Blue Book of the Wireless Association of America del año 1909. Este primer directorio de radio contiene una lista de estaciones de telegrafía inalámbrica de Canadá y los Estados Unidos, incluyendo un total de ochenta y nueve estaciones de radioaficionados. A lo largo de la historia, la radioafición ha hecho contribuciones significativas a la ciencia, la ingeniería, la industria y los servicios sociales. La investigación realizada por operadores de radioafición ha fundado nuevas industrias, construido economías, y salvado vidas en momentos de emergencia. Pues cuando todo falla, siempre habrá un radioaficionado capás de comunicarse por radio, aunque sea en código Morse y yo aún no entienda como se escucha un punto o una raya.
Radioaficionado de principios de siglo XX

Estas raras avis también reconocen que su afición es un hobby tecnológico muy temprano y corren carreras coleccionando cosas que les sirven de recordatorio de los lugares lejanos a los que han llegado con sus ondas. Así, como si fueran bloggers del pasado, se reunían mediante la técnica de la comunicación a distancia con sus iguales de países lejanos para intercambiar ideas y saludos. A tal hora, en tal banda "modulamos" era la cita y un Q-S-L como respuesta indicaría que el otro lo había entendido.
La radio era la Internet del pasado y todos vivíamos prendidos de ella. Algunos en cabotaje y otros en medios internacionales.
La información de la casita blanca con antena había sido cierta y la tabla con todos los códigos llegó a mis manos, junto con planos de radiotransmisores baratos, métodos para bobinar los solenoides en casa, fórmulas para hacer la antena y modelos de postales para saludar a los amigos.
Los códigos, supe entonces solucionaban el problema del ruido en las malas comunicaciones donde repetir frases largas podía terminar en malos entendidos. Lo curioso era que cuando se establecía un nuevo contacto, ambos radioaficionados se enviaban por correo postales con el código identificatorio de la estación que curiosamente tenían también un código: QSL (hacer click).
Así Cachito de Banfield con licencia LU7CK recibiría un día la tarjeta QSL (Acuse de recibo) que se muestra en la foto enviada por el radioaficionado José Grossi con licencia LU7ZB desde la Isla Observatorio Archipiélago de Melchior en la Antartida Argentina luego de haberle preguntado en alguna charla que temperatura hacía por esos pagos perdidos de la mano de Dios, o simplemente si hacía frío.
Postal QSL
La mayoría de los radioaficionados guardaban y guardan estas piezas de correo como trofeos de momentos perdidos en el pasado en los que lograron desde el fondo de sus casas alcanzar rincones lejanos del planeta. Se trata de la confirmación de que ha existido un QSO o recepción de una transmisión.
Claro, ahora es cosa de cada día y de cada momento, pero por entonces era algo hecho a pulmón, logrado con las herramientas más rudimentarias en la era donde el satélite aún no había sido comercialmente explotado.
Sólo que a diferencia de la anárquica forma de comportamento de los usuarios de internet, un radioaficionado era y es una persona educada. Su licencia debe ser tramitada en la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) pues para obtenerla primero debe realizar el curso correspondiente en los Radio Clubes habilitados y reconocidos de su país.
Banderín radioaficionado
El curso consta de “Técnica”, “Reglamentación”, y “Telegrafía”, y comprende asimismo prácticas operativas en la estación del Radio Club. Una vez finalizado y aprobado el curso correspondiente, el Radio Club presenta ante la COMISION NACIONAL DE COMUNICACIONES la documentación  correspondiente para la obtención de la Licencia. Vista y certificada la misma se le asigna la señal distintiva que identificará a la estación y que son esas letras y números que decoran las tarjetas. Y ojito con utilizar malas palabras, montarse en la señal del otro, interrumpir una transmisión comercial o insultar a la presidente mientras se desplaza en su helicóptero, pues le quitan la licencia.
Usted piensa que se han resignado? No señor ahora siguen con el vicio con más tecnología, sino mire la estación que se armó en la pieza este aficionado alemán.
Moderna estación de Radioaficionado
Para los curiosos y gracias al QSL.net del Radio Club "El Progreso" de  Honduras les dejo los códigos más usados.

 Código Morse
Signo Código Signo Código Signo Código
A · — N — · 0 — — — — —
B — · · · Ñ — — · — — 1 · — — — —
C — · — · O — — — 2 · · — — —
CH — — — — P · — — · 3 · · · — —
D — · · Q — — · — 4 · · · · —
E · R · — · 5 · · · · ·
F · · — · S · · · 6 — · · · ·
G — — · T 7 — — · · ·
H · · · · U · · — 8 — — — · ·
I · · V · · · — 9 — — — — ·
J · — — — W · — — . · — · — · —
K — · — X — · · — , — — · · — —
L · — · · Y — · — —  ? · · — — · ·
M — — Z — — · · " · — · · — ·


Código Q

QAP - Stand by, a la escucha, pendiente.
QRA - Cual es su nombre.
QRB - A que distancia esta su estación de la mía.
QRD - Hacia donde se dirige o de donde viene.
QRG - Puede indicarme en que frecuencía estoy operando.
QRH - Varía mi frecuencía, me estoy corriendo de frecuencía.
QRI - Como esta el tono de mi transmisión.
QRK - Cual es la legibilidad de mi señal.
QRL - Esta Ud. ocupado (haciendo o esperando comunicado, por favor no interfiera).
QRM - Interferencia creada por el hombre.
QRN - Interferencia estática o ruidos atmofericos.
QRO - Aumente potencia de TX.
QRP - Reduzca potencia de TX.
QRQ - Transmita mas rápido (CW).
QRR - Transmisión automatica (CW).
QRS - Transmitir mas despacio.
QRT - Deja de transmitir, fuera del aire.
QRU - Hay mensaje para mi.
QRV - Estar listo.
QRW - Digale que lo llamare por ....... tal frecuencía.
QRX - Espere un momento.
QRY - Cuando es mi turno.
QRZ - Quien me llama, hay alguien en frecuencía.
QSA - Intensidad de la señal (RST).
QSB - Se desvanece la señal.
QSD - Su transmisión es defectuosa.
QSG - Transmita ....... telegramas a la vez.
QSK - Puede escucharme entre sus señales.
QSL - Confirmación de su mensaje, recibido.
QSM - Repita su ultimo mensaje.
QSN - Me escucha ud. o escucha a .......
QSO - Comunicado con ........
QSP - Retransmitir mensaje.
QSQ - Se necesita medico.
QSU - Debo contestar o transmitir en esta frecuencía.
QSX - Escuche en ........ Mhz.
QSY - Cambiar de frecuencía.
QTC - Mensaje.
QTE - Cual es mi rumbo con respecto a su estación.
QTH - Cual es su ubicación, de donde transmite.
QTI - Cual es su rumbo real (latitud y longitud).
QTJ - Su velocidad.
QTL - Su destino.
QTN - Hora de salida.
QTP - Va a entrar a puerto, aterrizar, acuatizar.
QTQ - Use código internacional de señales.
QTR - La hora actual.
QTS - Lo espero o espereme en ........ frecuencía.
QTU - A que hora transmite su estación.
QTX - Deje su estación encendida hasta nuevo aviso.
QUA - Tiene ud. noticias de ........
QUB - Información sobre visibilidad, altura de nubes, etc ......
QUC - Cual es su ultimo mensaje.
QUD - Recibio la señal de emergencia en una movíl.
QUF - Solicitar Ayuda.
QUH - Presión barometrica.

Código fonético internacional

A - Alfa
B - Bravo
C - Charlie
D - Delta
E - Echo
F - Fox
G - Golf
H - Hotel
I - India
J - Juliette
K - Kilo
L - Lima
M - Mike
N - November
O - Oscar
P - Papa
Q - Quebec
R - Romeo
S - Sierra
T - Tango
U - Uniform
V - Victor
W - Whisky
X - Xray
Z - Zulu

Tango-Alfa-Lima-Uniform-Echo-Golf-Oscar
O sea:
Taluego.

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Internet de principios del siglo pasado fue publicado por O Pin el lunes, 17 de octubre de 2011. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 10 comentarios: en el post Internet de principios del siglo pasado

10 comentarios:

  1. Creo, sinceramente, amigo, que como lo descubra no sé qué enciclopedia virtual, o la famosísima Wikipedia, lo fichará. No sé bien por qué, pero sigo asombrándome con su faceta comunicativa. Qué manera de ciber entender el mundo que nos atañe, ahora, que empezó, parece ahora, hace más de mil años.

    Leerlo es ponerse al día, a la noche, a la definición, al descubrimiento. Y de eso, un servidor, no se cansará nunca, nunquísima. Además todas esas imágenes que ilustran lo que nos presentan engrandecen, si cabe, un poco más, este espacio. No sé qué universos visita pero con su aportación, otra vez sus aportaciones visuales, hace que me detengas algunas miles de veces en sus fotos. Genialidad…

    Es un placer llegar hasta aquí y tener dos textos para leer. Hoy, que terminan mis vacaciones, quería hacerlo de la mejor manera. Y a día de hoy y hora de ahora, no conozco otra que regresar a los sitios acordados y dejarme arrastrar por esta estampida de letras.

    Y me sucede aquí, y en otros sitios... como con los postres de mi niñez y el sexo de mi adultez, que cuando voy terminando este paseo letrado, ya estoy deseando más, mucho más.

    Amigo, mi socio, toda la admiración hacia usted y sus trabajos.

    Un abrazo, agradecido.

    Mario

    ResponderEliminar
  2. Conocì un radioaficcionado, en mi infancia. El hablaba de "Banda ciudadana" recuerdo.

    El còdigo "Q", todavìa sobrevive en muchas remiserias.

    Muy interesante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sabe socio? mi padre era radioaficionado, y tenia la emisora montada al lado de su despacho. Recuerdo sus QRX, cuando le llamaba mi madre,sus montones de postales de todo el mundo,de las que estaba muy orgulloso.Yo era su "armonica", y me voy a los dos metros, su despedida nocturna.

    He vuelto a verle, a sentirle,gracias a su magnífica entrada.

    Gracias Opin. Un abrazo emocionado.

    ResponderEliminar
  4. No sabía mucho de los radioaficionados hasta que me vine a vivir al campo.
    Acá conocí a varios. Tenían un estatus social importante hasta hace unos 30 años, pero despues fueron quedando en el olvido.
    Yo, que soy aficionado a la electrónica desde muy chico, me vi atraído por las cuestiones técnicas, pero siempre me resultaron tipos aburridos. Aunque como tenia amigos radioaficionados hasta me sabía los códigos y modulaba cuando estaba aburrido, pero nunca me enganché demasiado.
    Eso si, las ganas que le ponían de andar armando antenas, cambiando cables y esas cosas llamaban la atención.
    Durante un tiempo viví de ellos también, porque les reparaba los equipos y las antenas, pero fueron desapareciendo con el celular y las pcs.
    ¿Existe alguno activo aún?

    ResponderEliminar
  5. Don Mario. Muchas gracias por su comentario, aunque estoy más preocupado por donde no comenta que por donde si lo hace.
    Yo sigo luchando con los signos de puntuación y los tiempos, tratando de mantener un estilo propio aunque éste sea desastroso.
    Ya quisiera yo poder escribir como usted o como Noah, pero hay sensibilidades que no se adquieren simplemente con el practicar esta forma de comunicación.
    Algunos nacen con estrella y otros, como yo, estrellados.

    Le mando un abrazo y que esa sensación de vacaciones le dure un buen rato.

    ResponderEliminar
  6. Don Gaucho. Por suerte algunas cosas quedan. Yo que siempre me manejé con códigos me hago mucho matete pues para las letras se usan diferentes nombres según el pago de donde uno provenga.
    La Banda Ciudadana todavía se usa mucho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Doña Noah. Precioso recuerdo de una pasión poco entendida.

    Un cariño para usted, socia.

    ResponderEliminar
  8. Don Gamar. Si, siguen existiendo y son de mucha ayuda en emergencias, sobre todo en el campo, pues como pongo en el post, hasta se pueden comunicar en Morse aunque nos invadan desde Marte.
    Yo tenía un compañero que era radioaficionado desde chico y ahora es dueño de un servicio de venta y postventa de sistemas de radio.
    Y sigue siendo radioaficionado.
    Aunque uno no pueda creerlo son gente que vive peleada con las computadoras, aunque saben un montón de electrónica.
    La prefieren difícil. Como a las mujeres.

    La última foto es actual, de un radioaficionado alemán.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Que lo parió cuantos recuerdos...mi primera radio fue una Spica, tuve un combinado y escuchaba en Porteña, luego Continental el teatro en directo, por favor una caja de Carilinas!!
    Gracias OPin.

    ResponderEliminar
  10. Don Don Diego. De nada, pero mejor que Carilinas un buen pañuelo de confección y bordes decorados de Suixtil ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates