lunes, 26 de septiembre de 2011

Una historia con muy pocos buenos

Compartir
"Desde octubre de 1975, bajo el gobierno de Isabel Perón, nosotros sabíamos que se gestaba un golpe militar para marzo del año siguiente. No tratamos de impedirlo porque al fin y al cabo, formaba parte de la lucha interna del movimiento peronista"

Mario Firmenich en una entrevista de Gabriel García Márquez en 1977.

Si usted es asiduo del blog sabrá que soy un tipo que odia cualquier tipo de violencia. No porque no pueda ejercerla, creame que no es por pusilánime, sino porque va en contra de mis principios y para sostener algunos principios hay que tener un poquito más de "voluntad".
Este post lo venía escribiendo y morigerando desde hacía mucho tiempo y no le encontraba una imagen que lo representara, hasta que el jueves pasado me la encontré en medio de la calle. Un papá y su princesita que ahora ya mayor debe seguir reclamando en cada aniversario lo que para muchos de nosotros sería justicia.

Pero mejor se lo cuento distinto.
Que ahora nos digan que Manuel Belgrano y Mariano Moreno eran jóvenes con ideales no parece ser nada más que un dato anecdótico que decora las personalidades de ambos próceres para hacerlos aún más queribles para la población. Pero que ambas figuras (y algunas otras más) sean utilizadas como antecedente justificante de las actitudes de la juventud sediciosa de los 60´/ 70´ me resulta un tanto chocante y manipulador. Fíjense sino como se ha abandonado la figura de San Martín como modelo a seguir simplemente por ser militar y el símbolo heroico del Ejército Argentino.
Como nos siguen obligando a vivir en los 70´ y ante las preguntas de algunos jóvenes de la familia, se me dio por ordenar mis propias ideas pues posiblemente les serían de utilidad y los despegarían de la historia oficial tan manoseada por el momento K y así obtener una visión más simple y clara de lo que el viejo OPin presenció en su juventud y nadie le ha debido contar o reinterpretar a su gusto y conveniencia.


Comencemos por lo básico; lo que nosotros vivimos en los 60´, 70´e inicios de los 80´fue Terrorismo y Subversión, y en casi todo el mundo civilizado la subversión terrorista es un delito penado por la ley.
En la última década en Argentina algunas pocas organizaciones de DDHH vinculadas al gobierno se han dedicado casi exclusivamente a defender los derechos de los familiares de desaparecidos y ha obtener el poder necesario como para hacer justicia a su modo, olvidando en el camino que el resto de la población también necesita de los DDHH en cada día de sus vidas para asegurar la educación, la seguridad, la alimentación, el techo, el trabajo y cientos de otros derechos que ellos ubican en segundo plano y vulneran con  actividades lindantes con lo delictivo o directamente estafando al Estado.
Me pongo enciclopédico por las dudas y tan solo un ratito para que vayamos utilizando el mismo idioma y no se me malentienda.

Terrorismo
1. m. Dominación por el terror.
2. m. Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror.
3. m. Actuación criminal de bandas organizadas, que, reiteradamente y por lo común de modo indiscriminado, pretende crear alarma social con fines políticos.

subvertir.
(Del lat. subvertĕre).
1. tr. Trastornar, revolver, destruir, especialmente en lo moral.

Usualmente se clasifican los tipos de terrorismo subversivo en tres grupos básicos:

a) Terrorismo Nacionalista
b) Terrorismo de Estado
c) Terrorismo Global

Los primeros dos tipos, terrorismo nacionalista y de estado, son los tipos tradicionales de terrorismo, aunque el nacionalista con su nombre engañe y siempre encubra intereses foráneos. En la década del ´70 dominaron la escena nacional de diferentes maneras hasta terminar abandonando su formato original junto con el fin de las dictaduras militares. El tercer tipo, el terrorismo global, se ha vuelto especialmente significativo en tiempos recientes, a partir de los atentados fundamentalistas a la Embajada de Israel y la AMIA.
Cualquiera sea el caso se ve agravado en caso de homicidio, secuestro de personas, atentados, etc.

Ahora ya agarro mi guitarra y de enciclopédico me vuelvo subjetivo y le cuento como entiendo yo las cosas, que para eso uno se pone a volcar sus pareceres en una página virtual.

Es usual que se nos intente confundir igualando a un "Revolucionario" con un "Terrorista" o un "Guerrillero" con un "Subversivo" o combinaciones libres entre ellas. Pero no todo es igual, al menos a mi criterio. Y si bien para las víctimas no importa si quien las agrede porta uniforme o no, esta pequeña diferencia marca incluso las acciones que su oponente tomará para confinarlos, apresarlos o suprimirlos.

Un Revolucionario o Guerrillero se embanderará, formará un ejército, portará uniforme y librará batallas con su oponente encumbrado en el poder, con todo el derecho que una declaración de guerra franca puede ofrecerle a quien porta armas, siendo usualmente solventado por los intereses que se beneficiarían con un cambio de situación. "Su" Revolución se idealiza como la que, como es justa, culmina con el poder en manos de la mayoría y un pronto llamado a elecciones libres y democráticas.
Pej. Güemes, San Martín, Belgrano, Che Guevara, Fidel Castro.(aunque no cumplieran el último párrafo)
Su oponente seguirá las leyes de la guerra tal como si la fuerza revolucionaria o guerrillera correspondiera a un ejército foráneo que intentara invadir su territorio.
Es decir: Lucha frente a frente.

Un Terrorista o Subversivo se embanderará en ideales extremos, se ocultará y mimetizará con el pueblo, lo usará de escudo, vivirá encubierto y librará batallas basadas en los atentados que mayor daño provoquen a su enemigo y al pueblo, para lograra así mayor difusión de sus ideas por medio del terror. Llevará adelante ataques sorpresa sin uniforme que lo identifique y se solventará con lo robos y secuestros extorsivos frecuentemente seguidos de muerte. Su objetivo no siempre incluye la toma del poder y mucho menos desembocar en salidas democráticas y plurales.
Pej. Firmenich, Vaca Narvaja y el grupo Montoneros, Mario Roberto Santucho y el ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo)
Es decir: Lucha encubierta y alevosa

Para este último ejemplo el oponente, en todos los casos que nos ocupan "el poder encumbrado en el gobierno", deberá seguir reglas de contrainsurgencia siguiendo comportamientos similares a su oponente, mimetizándose e infiltrándose entre sus filas para lograr detectarlos y combatirlos. Para este caso la Guerra Sucia es la herramienta que todas las escuelas de guerra han enseñado a partir de los manuales y las clases impartidas por instructores franceses como Paul Aussaresses y los especialistas franceses en guerra antisubversiva que instruían a los militares estadounidenses y argentinos y que establecieran la metodología en base a sus experiencias en Argelia. Cursos pagados durante los gobiernos de Héctor José Cámpora y Juan Domingo Perón y puestos en práctica por un decreto democrático firmado por una presidenta argentina.

Y no estaba mal que aprendieran como combatir el terrorismo foráneo. Nunca deberíamos olvidar que los ejércitos son nuestros "asesinos ninjas" entrenados para defendernos de los "asesinos" de afuera. Por eso son nuestras "fuerzas armadas". No siembran begonias ni tejen al crochet aunque podrían, pero no es para lo que los necesitamos. Hoy  resulta ridículo ver mujeres ministras que quieren enseñarles Derechos Humanos considerando que en los ejércitos de nuestros posibles agresores se les enseña  como picar mejor la carne enemiga desde más lejos. A  las Fuerzas Armadas se las debe entrenar en su oficio y armarlos con lo mejor posible controlándolos desde la herramienta legal e instalándoles un patriotismo extremo que impida que obren en contra de su pueblo y al mismo tiempo los impulse a defenderlo con sus vidas. Su sola existencia y poderío debería desmotivar cualquier idea extranjera de agresión. Lo que se debe lograr es su fidelidad y nunca pedirles como lo hiciera el Peronismo de los 70 que ataquen a sus propios ciudadanos. (María Estela Martinez de Perón / Italo Luder) Para eso no se los ha formado.
En éste punto aparece el tema de los crímenes de Lesa Humanidad enmarcados en las acciones que desde el poder que otorga el Estado se llevan adelante para suprimir al enemigo que niega una condición de guerra. Llámense Tripe A (Alianza Anticomunista Argentina) de José López Rega desde un gobierno Peronista y democrático o un Proceso de Reorganización Nacional de facto de las Fuerzas Armadas Argentinas con Jorge Rafael Videla al mando.

Considerando esta disparidad de causa y efecto veremos que:
  • Si un Terrorista A asesina a un efectivo del ejército B o a un civil indefenso, está incurriendo en un delito simple con caducidad o prescripción pasados unos pocos años.
  •  Pero si el efectivo del ejército B asesina al Terrorista A o a un civil indefenso, al estar haciendo uso de un poder superior amparado en el del Estado se convierte en un crimen de Lesa Humanidad sin prescripción posible.
Estos son los datos que usualmente se manejan para anular la denominada Teoría de los Dos Demonios y dejar libre a algunos en perjuicio de otros.
Pero debe quedar en claro que fuera del tema de las prescripciones, al no estar declarado un estado de guerra, AMBOS están cometiendo un delito. Aquí cabría una discusión que me debo para otro post ya que en diferentes momentos se ha negado y declarado el estado de guerra según la conveniencia de los propios terroristas.
En los 70´ no existió ninguna juventud idealista a quienes debamos recordar con cariño, eran personajes de armas tomar responsables por ejemplo de la muerte por asesinato de líderes sindicales como José Ignacio Rucci (la imagen de tapa), el ex presidente Aramburu, jefes policiales como Cesáreo Cardozo (colocándole una bomba bajo la cama ) y del famoso y redituable secuestro de los hermanos Juan y Jorge Born por el que recibieran unos 220 millones de dólares a la actualidad, por citar solo unos pocos ejemplos ya que la lista sería interminable. Se demuele de esta manera el viejo e injustificado mito de que toda víctima es per sé inocente. Pero usted tampoco se debería sorprender al notar que muchos nombres de quienes pertenecen hoy al gobierno estén vinculados con estas acciones y para verificarlo solo tiene que cotejarlos con las publicaciones que difundían sus actos (P.ej. la publicación Evita Montonera)
Por el otro lado la fuerza desmedida del Estado aniquiló y desapareció no solo a combatientes subversivos, sino también a pensadores, militantes y artistas que se veían involucrados en acciones bélicas pese a, o por su voluntad, como Rodolfo Walsh o Héctor Germán Oesterheld y familia.

A que vengo yo con semejantes obviedades del pasado?. Simplemente a recordarle y recordarme que los desaparecidos de aquella época, salvo aquellos pocos inocentes vinculados inadvertidamente con los violentos, hijos tal vez de alguna Madre, no eran inocentes jóvenes idealistas. Sus propias progenitoras lo dicen aún hoy día con orgullo. Eran soldados de un movimiento encubierto dispuestos a todo y como tales vivían armados hasta los dientes. Ellas reflejaron en sus hijos aquello que tal vez  quisieron hacer para imponer sus ideales políticos y no pudieron o no se animaron a hacer. Fueron sus amados héroes con nombre aunque para el resto de nosotros y según la ley vigente en Argentina fueron simples delincuentes anónimos por haber incurrido en Terrorismo Subversivo, un delito simple sin ningún lustre de justa heroica. La diferencia es que se han convertido en mártires por una metodología racional e inhumana utilizada por sus oponentes con total conciencia del método elegido, como lo fue la desaparición de personas.
Hoy uno infiere que lamentablemente estas prácticas no se han abandonado y se siguen enseñando en la nueva Escuela de las Américas llamada ahora "Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación de Seguridad" ( Western Hemisphere Institute for Security Cooperation (WHISC)).

Es de imaginar que los métodos se han perfeccionado con la experiencia acumulada en Latinoamérica y han dado como resultado cambios en algunos apartados. Con seguridad ahora no se darán nunca más en adopción los hijos de desaparecidos y se promoverá la eliminación de la totalidad de integrantes de una misma familia beligerante, evitando así la formación posterior de entidades que hagan del reclamo de justicia sobre éstos hechos una bandera contraproducente y molesta para cualquier régimen que pretenda seguir adelante con la historia. Seguramente los norteamericanos ya aplican las versiones mejoradas de estos manuales en Afganistán e Irak, aunque sea difícil de verificar ya que no dejarían testigos con vida.

A mi todos los violentos y todas las violencias me producen el mismo rechazo, pero sí, los militares del Proceso son quienes merecen el mayor de ellos, al igual que la Triple A Peronista, porque lo hicieron desde el uso y abuso del poder que proviene del mandato que delegamos en el Estado, es decir, con nuestro dinero y en nuestro nombre.
El de TODOS.
Por lo tanto, deberíamos ser conscientes de que aún no se ha hecho justicia.
Al contrario.

Taluego.

Luego de realizar algunas entradas aparecen notas de gente relevante que tocan el mismo tema de una u otra forma. Un día más tarde de mi publicación  aparecieron estas dos notas que les dejo en caso de ser de interés.

Asesinaron a Rucci, dispararon contra el camino de la democracia

y curiosamente...

La CGT pegó el faltazo a la misa por Rucci en la Catedral


Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Una historia con muy pocos buenos fue publicado por O Pin el lunes, 26 de septiembre de 2011. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 10 comentarios: en el post Una historia con muy pocos buenos

10 comentarios:

  1. No se ha hecho, y no se harà justicia.

    Es imposible, don Opin.

    Hay cosas que solo el tiempo, puede arreglar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Nada se parece tanto a la injusticia, como la justicia tardía (Séneca)

    Que bien lo escribe ud. socio.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Don Gaucho. Claudia Rucci ya ni siquiera pide justicia, sino que los autores se hagan cargo. La macana que son 13 y algunos podrían ser también directores de la biblioteca Nacional y de "Carta Abierta".
    Estoy de acuerdo con usted en el imposible, pero en la medida que se recuerde la historia completa al menos tendrán el desprecio de la sociedad.
    No me gusta la idea de algún día verlos en los libros de texto de las primarias en lugar de Moreno, San Martín o Belgrano.

    Un abrazo y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  4. Doña Noah. Disculpe la impertinencia, pero mientras escribía el texto me venían a la mente los atentados de la ETA y me preguntaba como influiría sobre los españoles que quienes hacían aquellos atentados con tantos muertos inocentes llegaran algún día a ser gobierno y enseñaran a la juventud que los verdaderos próceres eran ellos.
    Lo mismo vale para cualquier grupo terrorista, y creo que el corporizarlo fuera de Argentina me ayudó a ponerle un poco de perspectiva al texto.
    De todas formas los jóvenes tarde o temprano se dan cuenta solos.

    Un cariño y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  5. Pues como le sucede a usted mientras lee comentarios, a mí, con su entrada me viene a la cabeza ETA y sus consecuencias nefastas en la sociedad de este país. Al final nos damos cuenta que el mal campa por todos sitios casi por igual, casi haciéndose entender del mismo modo, casi usando los mismos métodos de tortura y sometimiento.

    No hago otra cosa que sorprenderme cada vez que visito su espacio. Claro que me preparo para pasar un rato agradable entre lecturas. Da igual la índole, o sobre lo que trate. Aquí se llega, se pone uno cómodo y se dispone a conocer otros problemas, a asimilar otros conceptos, a adquirir otros grados de sumo conocimiento y de sus causas.

    Y no puedo estar más de acuerdo con usted, amigo, la violencia sea cual sea su naturaleza y/o origen no merecen la pena aunque sí la atención. Hay que darle esquinazo a los que quieren imponer el lenguaje de las armas, de los explosivos y del lenguaje mudo de la muerte.

    Voy a seguir leyendo un rato, y cafeceando. Aprovecho para darle las gracias por su visita a mi blog, por su comentario y por aceptar sin rechistar mi dedicatoria, dedicatoriamente merecida.

    Un abrazo, amigo

    Mario

    ResponderEliminar
  6. Don Mario. Menuda sorpresa y alegría me ha dado con su dedicatoria. Sin duda un honor para nada esperado ni merecido. Nuevamente mi agradecimiento por su atención.
    Con respecto a ésta, mi entrada catárquica de la semana, simplemente trato de expresar un pensamiento que muchos callan por que suelen ser comparados con la "bestia" los "gorilas" o los "represores", por quienes ostentan un pensamiento 2D de etiquetas inamovibles.
    El tema es tan complejo que mi post solo araña la superficie de un tema mayor, pero por lo menos es un intento de poner en perspectiva y demoler el mito de que toda víctima es inocente.
    Por suerte aún hay testigos de la época y es difícil que la mentira se esparza libremente.
    Yo siempre le estaré agradecido por su constancia y gentileza al leer mis garabatos delirantes.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  7. Se acuerda del otro dia, en el que hablábamos del obituario de la Verdad y la Esperanza, bueno la Justicia murió en la misma epidemia, pero la que va a vivir hasta mientras que nosotros estemos es la Memoria, el otro día escuchaba, en el zapping radial previo a al apagado, a Gonzalez Oro que decía:"la pucha que bueno es ser viejo" y explicaba algunas cosas de aquella época, que ahora nos la quieren vender cambiada, ja,ja, conmigo no pueden, yo estuve allí, y Ud tambien y sabe que? TIENE RAZON!

    ResponderEliminar
  8. Don Don Diego. Le agradezco muchísimo sus palabras y le aseguro que me resulta sumamente "energizante" saber que hay quienes recuerdan con la misma claridad que yo.

    Le mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Estimado Opin:
    Permítame disentir con Ud un...nadie fue inocente en esa época, pero como decía Orwell, "algunos animales eran más iguales que otros"...la CGT y su JSP (juventud sindical) entraron en guerra con la JTP (brazo sindical de Montoneros), Rucci lo sabía...Perón eligió a su rama derecha el 1 de Mayo del 74 en su famoso echar a la JP de la plaza, como militar podía hacerlo, pero tampoco era inocente en que ahí se daba luz verde a la crueldad desatada...que se quiera borrar eso, es como ahora decir que Perón murió en el 52 y Evita siguió viva gobernando..que la Cámpora ahora prefiera recordar la muerte de NK que la de JDP se debe a eso, pero el tiempo no sana por sí solo nada, solo lo elimina...pero los militares no hicieron como los italianos con las Brigadas Rojas, prefirieron el anonimato homicida, y eso también lo sabían ellos aunque se hicieran los tontos...en España levantar estos puntos cuesta porque allí ganó Franco, pero acá ganó la flota inglesa gracias al deseo de ser héroes frente a un enemigo enorme...cada gobierno se suicida a su manera, despues del 82 solo quedó la Omertá(pacto de silencio)y una democracia culposa....
    Lo saludo y pido disculpas por la verborragia, he escrito sobre esos temas pero veo que demasiado poco, volveré a pensarlo...
    Atte/

    ResponderEliminar
  10. Don Jorge. Como dije el tema es muy amplio y solo arañé la superficie para remarcar que a mi criterio todos eran delincuentes y no idealistas sin importar a que facción respondieran.
    El tema Rucci apareció a último momento pero no es el centro del post aunque lo parezca. No me refería a él exclusivamente como inocente, si bien había cierto afecto que aún guardo por la figura de un sindicalista que no se enriqueció como los de ahora y que en definitiva están vinculados con su muerte.
    Tal vez los inocentes eramos los que la mirábamos de afuera.
    Usted habla de guerras internas del peronismo que nos envolvieron a todos y nos llevaron de la mano hasta la última dictadura y veo que tiene una visión y mucha letra ansiosa por volcarse en la página virtual para ser compartida con todos.
    Le aseguro que allí estaré en primera fila para leerlo pues sé que su aporte será muy valioso o al menos muy interesante.

    Un abrazo y gracias por dejar su comentario.

    ResponderEliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates