jueves, 7 de abril de 2011

El primer bolígrafo en el espacio: el AG-7

Compartir
Algunos lo llaman "leyenda urbana" pero en realidad son comentarios irónicos o francamente burlones referidos a la incapacidad de los poderosos para lidiar con los problemas simplificándolos. Muchas veces se trata de una crítica social que en realidad  podría resumirse en el siguiente pensamiento capitalista: 
La solución más simple es la más acertada siempre y cuando no podamos hacernos millonarios con la otra.
La historia en cuestión, para aquellos que no la conocen, dice algo así:
En plena carrera espacial los americanos se habrían dado cuenta de que necesitaban un bolígrafo para escribir en sus naves espaciales ya que los bolígrafos convencionales de la época no funcionaban en gravedad cero. Luego de invertir una suma pavorosa de dinero [normalmente las cantidades mencionadas aquí oscilan entre el millón de dólares y varias decenas], la NASA dio finalmente con un dispositivo que era capaz de escribir en el vacío, en ingravidez y bajo temperaturas extremas como son las que presentan los viajes espaciales.
Cuando los rusos tuvieron el mismo problema, emplearon un lápiz.
La historia ha tenido tanta aceptación que como pueden apreciar en la fotografía al pie del post, hoy día se comercializan productos cuyo argumento es "Lapicera espacial Rusa" (conteniendo un simple lápiz) por un lado y " Lapicera de gravedad Cero de tecnología espacial" por el otro (conteniendo una lapicera común con tanque presurizado). No hablemos de precios ya que es obvio.

Pero cuando, como en este caso, la historia se va haciendo carne en el ideario popular, salen a la palestra los reivindicadores que intentan regresar el nivel de credibilidad a los científicos de una  institución tan importante como la NASA. O lo que sería mucho más importante, evitar el ridículo frente a la comparación realizada con la solución de nada menos que la potencia opositora  o contrincante de aquellos años: Rusia.

La verdad es que tanto los norteamericanos como los rusos usaron lápices en sus vuelos de gravedad cero sin que se presentaran inconvenientes. Algunos han planteado absurdamente que esta práctica  era sumamente peligrosa debido a que una mina rota podría entrar en el ojo de algún astronauta. Si,  han dicho esto y no se les cae la cara de vergüenza. En resumen, la creación de una lapicera espacial se debió a una cuestión de imagen, a un desafío tecnológico, más que a una necesidad ineludible.
A tal fin la NASA contrató en 1965 a la empresa Tycam Engineering Manufacturing, Inc., en Houston, para desarrollar 34 bolígrafos espaciales con un costo de 4.382’50 $, es decir, 128’89 $ por bolígrafo. Muchos lo criticaron por que era un gasto innecesario y mire que ni siquiera se acercaba a las cifras de la leyenda. La NASA se echó para atrás y los astronautas usaron medios más baratos.

Más tarde Paul C. Fisher de la empresa Fisher Pen Co. decidió diseñar un bolígrafo capaz de funcionar en el espacio sin ningún tipo de financiación de la NASA. Jugó su carta y una vez desarrollado la compañía informó que había gastado alrededor de 1 millón de dólares de sus fondos propios para I+D (Investigación y Desarrollo) y patentó su bolígrafo espacial con el nombre de "AG-7"

Fisher le ofreció el bolígrafo a la NASA en 1965, pero la NASA no aceptó la oferta. En 1967, tras muchas pruebas, la NASA aceptó que los astronautas de las misiones Apollo utilizaran los bolígrafos espaciales AG-7. Aproximadamente 400 bolígrafos Fisher fueron comprados por la NASA con un precio de 6 $ la unidad . La Unión Soviética compró 100 bolígrafos Fisher y 1000 cartuchos de tinta en febrero de 1969 para su uso en los vuelos espaciales Soyuz. En la actualidad tanto rusos como americanos usan estos bolígrafos en sus misiones espaciales.

Para la empresa Fisher fue una gran publicidad que sus bolígrafos espaciales fueran utilizados en la Luna por los astronautas y la empresa se dividió, siendo Fisher Space Pen Co. la que los fabrica en la actualidad.”

El bolígrafo sucesor del argentino ideado por Ladislao Biro de la Fisher Pen Co. y que costó un millón de dólares para ser desarrollado utiliza un cartucho de tinta a presión utilizando nitrógeno comprimido y puede funcionar en el vacío, en ausencia de gravedad, dentro de otros líquidos y en un rango de temperaturas entre -10 y 204 grados centígrados.
Así que es relativamente barato.

En la foto superior de este post se muestra una pieza que pertenece a una edición limitada de 1.000 ejemplares. Se trata de una réplica del primer bolígrafo AG-7, creada para conmemorar el 40º aniversario de la llegada del hombre a la Luna. 
El AG7-40LE cuenta con acabado de nitruro de titanio negro. Además, tiene grabados diversos detalles en oro de 24 quilates, como el número de serie y los nombres de la tripulación del Apollo 11. Incluye una lámina de Kapton, el material original que aislaba térmicamente al módulo de mando del Columbia. Se encuentra en el extremo del bolígrafo, sellado con un material acrílico transparente.

Si alguien me lo quiere regalar sepa que estos chiches son muy de mi agrado, y que estoy dispuesto a escribir dentro del congelador, sobre la hornalla, en caída libre o dentro de una bomba de vacío.
Ah. Si le interesa, uno de los subproductos de este desarrollo, son los bolígrafos que escriben en cualquier posición, de manera que si usted ha podido escribir tirado en la cama mirando al techo o apoyado sobre una pared vertical, debe agradecérselo al AG-7.
O a un lápiz.

Taluego

Fuentes consultadas : Historia verdadera de la NASA: Steve Garber (NASA History Web Curator), “The Fisher Space Pen.” y Fisher Space Pen Co.

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo El primer bolígrafo en el espacio: el AG-7 fue publicado por O Pin el jueves, 7 de abril de 2011. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 6 comentarios: en el post El primer bolígrafo en el espacio: el AG-7

6 comentarios:

  1. Amigo, la verdad es que sus entradas no tienen desperdicio. Vamos, en todo caso, lo que tienen son mucha miga, como se dice por aquí.
    Lástima no tener uno de esos bolígrafos, estilográficas o demás. Pero que también sirvieran para escribir en la pantalla del pc esto que le estoy escribiendo.
    De esos chistes seudo científicos, hay muchos por la red. Anecdotarios que no han cesado de llegar hasta aquí, hasta cualquier lado. Nunca sabremos, eso sí, qué es verdad de la buena, qué es medio verdad de la buena, qué es ficción de la buena, qué es mentira de la buena, perdón, de la mala. Así que, según cómo seamos cada uno, creeremos un cuento o haremos caso a una historia. A ver...

    Madre mía, ahora que pienso, si la cosa es cierta, qué cara les debería quedar a los "mandamases" de USA al comprobar que un simple lápiz era capaz de hacer las labores y luchar, de punta, contra la ingravidez.

    Por cierto, que a mí también me gustan estos detalles. Así que si encuentra un par, y no sabe qué hacer con el segundo... no dude en contar conmigo. Yo, por supuesto, haré lo propio.

    Ahora, en este punto, retomo un comentario anterior. Vamos, que vuelvo a lo de la seguridad social, la medicina del estado y las enfermedades que uno de a pie no puede combatir de lado del estado, pues éste no hace otra cosa que no hacer nada para ayudar al contribuyente...
    En España viene pasando lo mismo.
    Ayer, en la prensa nacional, El País, El Periódico, La Vanguardia, etecé... venía la noticia de que diferentes gobiernos autonómicos han planteado, para combatir la crisis, cerrar zonas de varios hospitales, suprimir las operaciones en los turnos de tarde, y desviar pacientes a hospitales de ciudades colindantes, para poder ahorrar en personal médico y demás...
    Eso sí, el gobierno que nos está desgobernando, es capaz de apuntarse a ayudar a la liberación del pueblo libio por la módica cantidad de un millón de euros al día. Casi nada...
    Eso sí, segunda parte... cuando lo más extraño es que hace sólo un año, Gadafi le daba la mano al rey, un corcel negro azabache al señor, entre comillas, Zapatero, y todos tan amigos. Quien antes, hace poco menos de un año, era un buen aliado, ahora es pasto de las llamas institucionales. Vamos, lo peor de lo peor, es la hipocresía de la clase política. Pero nuestros enfermos ya no podrán ver esta noticia por la tele, pues se prevé que supriman los televisores de los hospitales, también para ahorrar.

    Socio, este comentario no me lo tenga en cuenta, eh...

    Un abrazo, anticrisis e ingrávido, o algo así.

    Mario

    ResponderEliminar
  2. Que interesante.

    Yo siempre pensè que usaron làpices, nada mas.

    Yo hubiera puesto una màquina de escribir y listo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. A 2 pesos la birome!, a 3 x 5 pesos la birome!...
    Sí, señora, ya paso... se la pruebo?, mire .... azul, roja o negra,... elija, señora!
    A la NASA le hacía falta un busca de los del subte...
    Atte/

    ResponderEliminar
  4. Don Mario. En argentina decimos que todo lo atamos con alambre, haciendo referencia a que nos damos maña (habilidad y astucia) para solucionar los problemas con poco y provisoriamente.
    La salud la atamos con alambre, la política la atamos con alambre, la educación la atamos con alambre y el resultado es una estructura débil que apenas se mantiene en pie.
    De allí que seamos sobrevivientes de muchas caidas y refundaciones en donde cosas que serían inentendibles en cualquier país civilizado aquí pasan como corrientes.
    Si España está siguiendo el mismo camino que nosotros hemos recorrido en las mil y una crisis que nos ha tocado vivir (y con ninguna alegría por medio) prepárece a ser sorprendido por cosas que jamás imaginó que los políticos podrían llegar a implementar o ni siquiera a pensar.

    Un abrazo anticrisis para usted también.

    ResponderEliminar
  5. Don Gaucho. Y yo creo que las fibras funcionaban igual ya que no necesitan gravedad (o presión atmosférica) para funcionar.
    Tampoco tenían mucho para escribir. Seamos francos. Ponían O.K. o Fail.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Don Jorge. Ja! JA! Yo también me imaginé a Fisher de esa forma:
    - !Me gasté un millón para encontrarte la solución y así me lo pagás?-
    -Hagamos un trato: te lo vendo regalado y me das publicidad gratis así se lo vendo a los giles como OPin-
    En realidad gastó $20 con 50 ctvs. en I+D pero era argentino...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates