jueves, 31 de marzo de 2011

Su Gerencia Opinática Nº9 / Sistema de Salud

Compartir


Puede que usted, tal como yo, haya podido observar el funcionamiento de los hospitales públicos y contraponer esta experiencia con la de los servicios privados. Impresionante ¿no?. Pero no voy a repetir todo lo que ya le conté en los post anteriores, solo comentarle que las malas lenguas me han pasado el dato de que en los próximos días o meses usted podrá ver unas cámaras ocultas muy pero muy interesantes. Son el resultado de denuncias que indican que los directores de los hospitales porteños, anque nacionales también, reciben dádivas del poder que los "someten" deliciosamente mediante coimas junto a los representantes de las gremiales de enfermeros y médicos. Una vergüenza pues quienes trabajan en pésimas condiciones allí, se encuentran  amenazados con la pérdida del empleo si denuncian algo a los medios.
La impresionante cantidad de salas y quirófanos cerrados por infecciones intrahospitalarias (usted entra sano y se muere por un contagio interno por falta de enfermeros), la disminución de camas en lugar de su crecimiento y la falta de insumos, hacen que los hospitales sigan adelante solo mediante el esfuerzo de médicos y enfermeros que luchan contra la destrucción sistemática del sistema de salud público, para instalar un sistema privado "amigo" de los políticos de turno.
 
Para igualar el nivel de prestaciones al del sistema privado solo debería haber un correcto mantenimiento de los equipos existentes, reinversión del presupuesto nacional y de lo cobrado a las prepagas y obras sociales (sistema relativamente nuevo), adquisición de insumos de buena calidad, nombramiento de enfermeros y médicos, creación de nuevas "camas" y un sistema de vigilancia que prevenga del vandalismo a las instalaciones existentes.
La Sub Gerencia que traigo no es nueva, la verdad que es muy vieja y sigue siendo una idea genial.
Cuando veo a los políticos turritos que están manejando éste tema y se atienden en la clínica "Los Arcos" o similares, me nace el agnóstico que reza y le pido a Dios que los atropelle un auto y la ambulancia los tenga que llevar a un hospital público y que por el tipo de heridas no los puedan trasladar al hotel cinco estrellas que tienen por sus prepagas. 
Quiero que padezcan la obra que han creado. 
Por eso se debería instaurar una ley que obligue a todos los empleados públicos encaramados en el poder a atenderse en el sistema de salud público además de que sus hijos deban estudiar también, por qué no , en las escuelas y universidades públicas. 
¿Que los hijos de Fidel Castro estudiaban y tenían seguro médico en New York?
¿Que Bin Laden, los Kadafi y todos los demás también?
¿Que todos los políticos tienen obras sociales de alta gama?
Bueno, ya ven como estamos.
Si queremos que lo público sea de calidad, lo más sencillo es hacer que quienes lo administran estén obligados a usarlo.
Así de simple.
Y si así no lo hicieran, pues,... al paredón. Que tanto.
Taluego.

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Su Gerencia Opinática Nº9 / Sistema de Salud fue publicado por O Pin el jueves, 31 de marzo de 2011. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 8 comentarios: en el post Su Gerencia Opinática Nº9 / Sistema de Salud

8 comentarios:

  1. Estimado:
    Le corrijo un error común: las Obras Sociales son sistemas de salud obligatorios por rama laboral que se supone no tienen rentabilidad porque lo que entra debe ser igual a lo que se gasta... no así los Seguros Médicos comúnmente denominados pre-pagas que son seguros privados contratados de antemano en forma voluntaria y que si Ud no garpa no hay prestación, o sea que sí deben ser rentables...el sector público es el tercero en cuestión que ya sabemos tiene rentabilidad negativa , o sea, se gasta y no se gana plata...los 3 sistemas conviven caoticamente, remedando unos a Cuba (el sector público), otros a USA (los seguros médicos), y las obras sociales al modelo inglés...como es evidente la convivencia armónica de los 3 es utópica, es imposible se puedan sostener sin uno que conlleve todo el déficit de los otros 2 ...ya es hora de un sistema único tipo seguro nacional de Salud obligatorio que una las obras sociales con el sector público, y si hay personas que deseen un sistema privado que lo tengan pagando de su bolsillo como tanta cirugía plástica y psicoanálisis que andan por acá....el problema es quien controlará ese seguro, porque si ahora se afana, no le cuento lo que se puede robar por ahí...
    Atte/

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo.

    sobre todo en la parte del paredòn.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Que bueno saber que no estoy solo....una ley que obligue a los funcionarios publicos a atenderse en hospitales publicos y que sus hijos estudien el escuelas publicas...
    Como hacer para que esto se haga realidad, no?

    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Don Jorge. Un placer leer comentarios como el suyo. Más allá de que las Su Gerencias Opináticas son un irónico banquito al que me subo para despotricar un rato, su corrección a mi falta es totalmente justa y se la agradezco. Espero haber realizado bien la corrección.
    Lo bueno es notar que el sentido de mi berrinche de todas formas se ha entendido.
    En algún otro post mencioné cómo en los hospitales públicos se hacen atender personas con obra social o prepaga sin que el sistema reciba un peso por ello. Eso se está revirtiendo y ahora se pasan algunas facturas (casi nada, salvo en hospitales donde se da un premio monetario al médico que las genere).

    Ningún médico que se precie debería dejar de atender en un hospital público, pues esa es la actividad que los mantiene actualizados y "en la trinchera", y la gente lo nota.

    De ahí que se me mezclen los tantos, y las fronteras entre un sistema y otro se borren cuando, si se tiene plata, se puede hacer la consulta en un sistema, realizar las intervenciones en otro, mientras además, como le descuentan de su recibo de sueldo el restante, obtener buenos descuentos en los medicamentos por su obra social. (público, prepaga, obra social).
    Y lo más loco es que muchos pagamos por los tres.
    Nos cobran los impuestos, pagamos una prepaga y nos descuentan por recibo la obra social.

    Tiene razón en que se deberían unificar. Los mejores ejemplos de su excelente funcionamiento son el sistema Catalán y el Canadiense.

    Un abrazo y gracias.

    ResponderEliminar
  5. Don Gaucho. Sabía que esa parte le iba a gustar a usted así como a su abuelo. Cuatro kilómetros de paredón.ja!ja!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Don Carlos. No me acuerdo qué político había usado este argumento para captar votantes. Es uno de los que están ahora y hacía énfasis en que él mandaba a sus hijos al sistema de educación público. Claro, el tema salud ya era otra cosa.
    Como resultó muy evidente que era simple marketing de campaña, creo que nadie lo votó. Pero si alguien lo pensara de verdad o lo hiciera realidad ya cuenta con mi voto asegurado. Claro que tendría que acompañarlo con algo más, como un verdadero plan político nacional ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Amigo, creo que esta vez ni la distancia nos diferencia, o algo así. Vamos, que no hago otra cosa que estar de acuerdo con lo mismo, con todo, porque al igual que con la iglesia, unas veces, también ahora con la sanidad pública e impúdica hemos topado.

    Y sí, una estupidez común en toda clase política, gubernamental; todos defienden una enseñanza pública que no practican y a la que no envían a ninguno de sus familiares cercanos, todos quieren y defienden y apuestan por la sanidad pública y, sin embargo, acaban yéndose a clínicas privadas, a privados y exclusivos hospitales donde lo humano brilla por su ausencia y el oro robado a un Salomón público, brilla por su presencia. O algo así.

    Así que ya no pienso cambiar de opinión... porque sé que ya puedo desesperarme, ya, en una sala de espera sin la esperanza de encontrarme con algún político, politicucho en cuya hoja de ruta electoral el punto uno, línea primera, primaba, sobretodo, la salud pública como un bien universal. Que debía estar cuidado, defendido, bien atentido, y no sé cuántas cosas más. Claro que quién puede creer a quien no predica con el ejemplo. Así que tendrían que tener prohibido los que quieren salir electos en un proceso electoral, hablar de sanidad pública, primero… y educación pública, después.
    Y, por cierto, en un par de meses tenemos elecciones en España. Municipales. Y ya he visto a la presidenta de la comunidad de Madrid inaugurando un hospital público que aún no está terminado (sólo una parte, la de urgencias, pero no la de pediatría, por ejemplo) Pero la foto, las prisas por llegar a tiempo a la hipocresía y a la fecha señalada, nos dejan ver imágenes como la que le acabo de contar, tan mediáticas como poco médicas, tan estúpidamente innecesarias. Me enciende este tema y me enferma… Así que voy a frenar… o acabaré siendo pasto de la sanidad en cuestión (Sonrisas sin lágrimas)

    Creo que al final, como me sucede cuando lo visito, me lío demasiado. Tendré que adjuntarle otro día, ya lo estoy viendo-leyendo, un solucionario para que me entienda, o no le cueste tanto llegar a mi dicción. Y, créeme, me esfuerzo en sintetizar. Lo consigo en otros sitios… pero aquí, allí… no soy capaz de dejar una frase concisa y quedarme tan a gusto… Ay…
    Eso sí, en caso de dolor de cabeza tras transitar mi comentario, no acuda a la seguridad social=sanidad pública, por favor.

    Le dejo un abrazo, personal y totalmente transferible.

    Muchas gracias.

    Mario

    ResponderEliminar
  8. Don Mario. No sabe como me extraña que usted observe este problema. Tenía entendido que en sus pagos no había problema con el sistema de salud ya que está considerado uno de los mejores del mundo.
    De todas formas, me quedo con la frase "predicar con el ejemplo" que por más que la he buscado, al momento de escribir el post se me hizo esquiva. Suerte que usted dispone de esa imaginación privilegiada que lo transporta empáticamente a cualquier situación haciéndola suya.
    Creame que no necesito ni aspirinas ni explicativos para disfrutar de su manera de expresar lo que le nace del corazón.
    Un abrazo curado.

    ResponderEliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates