viernes, 15 de octubre de 2010

La otra historia / Parte I

Compartir
Allá por 1970 las mañanitas de primavera del gran Buenos Aires rebosaban del trinar de los pájaros, el griterío de niños inquietos y comadres parlanchinas con aroma a jazmines y césped recién cortado. El vecino motorizado compartía su orgullo de automovilista con aquellos que si bien lo necesitaban, lejos estaban de poder contar con uno de ellos. El único teléfono público comunitario se escondía en un nicho con puerta de hierro que todos los implicados podían abrir merced a la llave que la Sociedad de Fomento suministraba por una módica suma. Las solicitudes de servicio a La ENTel (Empresa Nacional de Telecomunicaciones) podían tardar cerca de quince a veinte años en ser atendidas, así que esa única herramienta de comunicación con hospitales , ambulancias y el resto de la comunidad debía ser resguardada de la mejor forma.
Los "amigos" de Atalaya. la revista de los Testigos de Jehová se nos insertaba cada primer domingo de mes , sin anestesia, aunque negáramos nuestra presencia y juráramos una antigua pertenencia a las huestes del gran cornudo. Ellos eran el único peligro cuando el viejo leía el diario y la vieja tejía sentada en la puerta, mientras quien les escribe quemaba hormigas negras Argentinas con el arma Laser de la muerte, fabricada con un rayo de sol y una lupa heredada de alguna tía.
Pero lo más interesante mirando ahora hacia atrás eran los vendedores puerta a puerta. Se los veía avanzando por las calles polvorientas o asfaltadas portando pilas de baldes en hermosos colores, juegos de sábanas de 180 hilos o cubrecamas de  matelassé. Llamaban aplaudiendo desde la entrada o tocando el timbre frontal atentos a las dentelladas de cualquier objeto perruno mientras saludaban a la "Doña" con el regalo de "una muestra para que usted la observe" y un "¿a que hora le quedaría bien que se la pase a buscar?"
Las señoras amas de casa recibían la oferta conscientes de que usualmente los precios eran acomodados y con ver la mercadería nada se podría perder. Por la tarde el vendedor desandaría lo andado y pasaría por las mismas puertas con la esperanza de haber capturado el interés comprador de alguna vecina recién mudada.
Hasta que un día el noviazgo con la confianza terminó.
Entre las mantas, los baldes y las sábanas se encontraban notas que decían algo así:

A partir de este momento usted y sus allegados han sido reclutado por el Ejército Revolucionario del Pueblo ERP. Usted debe obedecer las órdenes que nuestros representantes le harán llegar. Si usted se niega a colaborar, o ignora esta misiva, se tomaran represalias contra sus familiares directos.
PRT-ERP
El movimiento se había formado en ese mismo julio y su forma de solventar la compra de material bélico y recursos, se fundaba en el secuestro extorsivo, el robo y la asistencia forzada de personas que por medio de estas cartas o apretes similares debían colaborar con "aguantaderos" , motorización, documentación limpia y "donaciones" monetarias.
Muchos de éstos inocentes colaboradores terminaron sus días en el triste grupo de los desaparecidos.
El ERP operó desde 1970 hasta 1976, año en que desaparece definitivamente como organización local , destruida a pedido del gobierno Peronista constitucional de  María Estela Martinez viuda de Perón  , mientras que su líder y fundador Mario Roberto Santucho pasa al exilio. Años más tarde ocurriría la disolución definitiva de este grupo terrorista en el exilio. (año 1979)
Entre esos años fueron tantos los daños ocasionados a nuestra sociedad por este movimiento, que hoy en día cuesta creer que fueran los mismos individuos que en sus orígenes habían sido idealizados por aquellos que resentían las dictaduras militares previas y veían al comunismo como la única salida posible.
El tiempo los mató a todos. Al barrio con sus sonido y sus olores. A la señora confiada que tomaba mate en la vereda, Al vendedor que podía llevar puerta a puerta su producto. 
La violencia tomó las calles sumando múltiples organizaciones armadas que hacían de la Argentina un frente de batalla de la guerra fría donde el trabajador común, el estudiante dedicado y el profesional probo, eran rehenes de la violencia desatada por aquellos que hoy sabemos estaban equivocados.
Quien esto escribe nunca sufrió tanto la violencia y amenazas de muerte como en aquellos años. Una escalada sin fin con picos descontrolados entre 1973 y 1976 nos hacía temblar y dudar de la posibilidad cierta de poder regresar a casa luego del trabajo, el estudio o el esparcimiento. La violencia de aquellos que se mimetizaban entre el ciudadano común para lograr el terror, generaron tantas víctimas  por daño colateral que terminaron convirtiéndose en el enemigo más temido. La violencia por la violencia misma, para instalar una salida no democrática que nadie quería en realidad.
Las etapas y movimientos terroristas de izquierdas y derechas que se desarrollaron en forma paralela, deberán ser retiradas  y analizadas capa por capa.
La tarea me excede pues no soy ni político ni historiador, pero me parece interesante contarles pequeñas viñetas y sentimientos puntuales generados por estos momentos de la historia de nuestra república, desde el punto de vista de  un joven que intentaba estudiar y trabajar mientras la violencia le hacía sonido de fondo.
Lo que vino después ya es otra historia .
Taluego.

(Continuará)

NdA: Este post y los que le siguen son la mirada personal del autor sobre lo vivido. En las frases remarcadas que contienen hipervínculo puede consultar la historia completa y documentada de cada caso.

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo La otra historia / Parte I fue publicado por O Pin el viernes, 15 de octubre de 2010. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 12 comentarios: en el post La otra historia / Parte I

12 comentarios:

  1. La verdad verdadera es que casi nunca recurro a las frases remarcadas por usted. Con lo que cuenta, cómo lo cuenta, hasta donde llega, me llega tanto que puedo notar cada letra golpeándome y saciándome, pagana ambivalencia. Noto sus verbos conjugar la historia, leo su historia convertida en literatura. Es un placer aprender a su lado, rememorar a su lado, escribir y trabajar a su lado debe ser, como poco, un viaje a los placeres de esta liturgia escrita.
    No me deja nunca indiferente, señor escribidor. Y escribidor en términos arquitectónicos, por aquello de las licencias literarias.

    Entre Sabina, y Serrano y Luis Ramiro y ahora, desde hace unos capítulos ya, usted, con mayúscula, vivo en su Argentina, la de los buenos aires escritos.

    Y sí, tiene razón, tengo que leer más a más colaboradores de nuestra estantería relatada. Y lo haré, casi acto seguido, casi ya... Y después, a partir del lunes, quiero ponerme letras a la obra y escupir un texto nuevo para mi otra casa, y para la compartida con nuestros socios...

    Felicidades por su “textualización” (Lic.) histórica.

    Un gran abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  2. Las distintas miradas sobre lo ocurrido, como bien se sabe, fundamentan ideas o terminan de cerrar otras.
    Sobre este post, que decirte. Lo simplificas en un titulo estupendo, y nos lo relatas de manera clara.
    En estos ultimos tiempos (en realidad, desde que pise un secundario) la historia argentina parece fraccionarse entre 1810 a 1976 y de 1976 a 1983, remarcada en esta ultima sobretodo, sin mediar entre todas las situaciones conflictivas que se afronto (y se afrontan) en otros tiempos.
    Para un pais que juega al revisionismo historico, dejeme decirle que este post es aire fresco (por la calidad) e historia que muy pocos quiza recuerden (o quieran recordar, quien sabe?)

    ResponderEliminar
  3. El ERP se disolviò oficialmente, en 1979, con un "conductor" desconocido, que no me acuerdo el nombre. Estaba en Francia.

    Que tiempos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias!!
    En estos últimos años me siento como una paria, yo tengo estos mismos recuerdos que hoy son borrados de la memoria colectiva a fuerza de manosear la historia.
    Recuerdo haber salido de cines por amenazas de bombas o por un extraño envoltorio dejado en una butaca.Recuerdo el miedo.Recuerdo las manchas de sangre en una vereda donde lanoche anterior se habían llevado a una persona.
    Recuerdo muchos "daños colaterales" que hoy pretenden que olvidemos porque solo hay lugar para unos supuestos idealistas que no fueron tales.
    Lo pasabamos mal.
    Nosotros, la gente común lo pasabamos mal.
    La violencia es algo que rechazo y no justifico en nombre de ninguna bandera.
    Y por supuesto rechazo que desde el estado se hayan usado métodos de horror.
    Creo que nosotros, los que soportamos muchas situaciones tenemos que ser respetados, relatar algo como lo que ud dice aquí, hoy es motivo para atacarlo, descalificarlo,insultarlo.
    Ya tuvimos más que suficiente, que bueno sería que se dejaran de jo-robar y contaran toda la historia reciente completa o callaran.
    Hay tanto bien por hacer.
    Espero la continuación.
    Beso

    ResponderEliminar
  5. Mire Opin,por varias razones,soy alergica a la politica, pero al leerle, quedo enfrascada en su texto, porque es historia, es humanidad, es una fuente de información que yo le agradezco profundamente.
    Ud. habla de situaciones y de personas,y eso siempre me interesará y me inquietará.
    Además y por más, escribe ud. cada día mejor.

    Un placer socio, y felicidades por esta delatadora entrada.

    Un abrazo, fuerte y sincero

    ResponderEliminar
  6. Don Mario: Socio y fiel seguidor, estoy ansioso por leer un nuevo escrito de su autoría.
    Por aquí estoy necesitando un tiempo para dedicarme a la fantasía y tratar de alejarme un poco de una realidad que me altera.
    Voy a tratar de poner un poco de relato humano a cosas que están mucho mejor contadas en los libros serios.
    Lástima que los poderosos quieren escribir su propia historia, borrarla y luego volver a escribirla.
    Bueno, muchas gracias y nos veremos por nuestro blog comunal.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Don Lic_jasper:Muchísimas gracias por sus palabras. Voy a tratar de no defraudar en las secuelas.
    Ciertamente la historia real está profusamente documentada, pero esa misma característica hace que sea ilegible o difícil de poner en contexto.
    No me decidía como encarar el tema. Tenía varios post escritos y me di cuenta que hay gente mucho mejor capacitada que yo, pero que lo único que yo podría sumar al relato era la experiencia vivida. El "¿qué se siente?"
    Y nada mejor que contarlo con anécdotas reales.

    Un abrazo mi amigo y espero seguir viéndolo por acá.

    ResponderEliminar
  8. Don Gaucho: Me encanta cuando me dá una mano. Si, tiene razón y ya cambié el contenido del post. Muchas gracias.

    El texto de wiki dice:

    "Desde el exilio, el PRT se dividió en dos fracciones; la representada por Luis Mattini organizó, en Italia y en 1979, el Sexto Congreso del partido donde se dispuso, entre otras cosas, la disolución del ERP, decisión que fue discutida y desobedecida por algunos militantes que se habían quedado en el país. El otro sector, comandado por Gorriarán Merlo, se dirigió a Nicaragua para combatir en las filas del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) ."

    Un abrazo socio.

    ResponderEliminar
  9. Doña Cantares: Querida señora, espero que seamos muchos los que tenemos buena memoria.
    Gracias a este medio impagable que es el blog, podemos dar a conocer nuestras vivencias aún cuando los fanáticos sigan pululando por aquí.
    Me decidí a iniciar los post por lo que está pasando y principalmente al ver a los "chicos" de Sociales tomado por la violencia el Ministerio de Educación.
    Es el huevo de la serpiente que se está incubando otra vez.
    Un cariño y la espero seguido por aquí.

    ResponderEliminar
  10. Doña Noah: Tengo el oído selectivo. Ayer renové el carnet de conductor y como resultado del examen de audición, se supo que solo escucho cuando me adulan.
    Así que solo entendí en su comentario que escribo mucho mejor;)

    Un cariño grande socia.

    ResponderEliminar
  11. Me alegro leerlo y escuchar otra versión de algo que pasó. No soy Argentina ni estoy allá pero, he tenido que escuchar una versión que para nada se parece. La suya me parece más verosímil.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Doña Reina: Muchas gracias. El motivo de escribir esto es justamente ese, pues la juventud está recibiendo una educación donde algunas cosas no se les comenta y terminan interpretando mal lo que sucedió. Lo mejor es no hacer revisión histórica (hay muy buenos historiadores) y contar lo que uno vivió. Imagínese que hijos y nietos jamás lo escucharían, así que un blog es el mejor lugar y que quiera oír quien quiera.
    Un cariño grande para usted y gracias por pasar.

    ResponderEliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates