jueves, 5 de agosto de 2010

Animales de laboratorio

Compartir
Probablemente usted haya firmado alguna petición popular para evitar la matanza de animales. O puede que su buen corazón lo lleve a salir con pancartas que piden leyes para evitar que los animales de laboratorio sean utilizados con fines de experimentación.
Si es así y encomendándome a su buen corazón, le pido que lea este post, aunque sé que los que son tan largos espantan a mis lectores. (a mí me ha espantado también)
Muchos piensan que el norteamericano promedio sólo es un ser pluricelular descerebrado o con al menos la inteligencia de una ameba enucleada.
Aunque me duela debo disentir con ellos.
Una ameba es más inteligente aún enucleada.
No, perdón, (voy a ponerme realmente serio) son muy pero muy astutos en lo que les conviene. Por ejemplo: son geniales a la hora de generar confianza bursatil o en manejar al pueblo sobre falsos preceptos. Gozan de una ignorancia estatalmente planificada para su propio beneficio y tranquilidad, que solo ve un mundo en blanco y negro, olvidando los tonos del gris tal como si George Orwel en persona hubiera participado en la planificación gubernamental.
Además, y a eso viene la razón de este post, tienen la habilidad de poder darse el lujo de condenar con total descaro en los demás, aquello que ellos mismos dicen haber hecho por "el bien de la humanidad".
Me gustaría poder mostrarles con este post que ellos presentan un comportamiento disociado que permite por ejemplo que estén en guerra con el mismo país que hacen negocios , recluten a sus científicos o se apropien de sus descubrimientos, mientras realizan las mismas prácticas que condenan en sus adversarios.

Por ejemplo, al finalizar la Segunda Guerra Mundial, el mundo libre encabezado por los norteamericanos se afanó en la desnazificación de Alemania y en la demonización del nazismo. Este proceso significó la prohibición de ejercer cargo público alguno y aún de ejercer sus derechos civiles (fundamentalmente el derecho a voto) a cada afiliado del NSDAP, ( Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei (Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán), leyó bien "Partido Obrero o de los Trabajadores") la eliminación de todo símbolo Nazi de la vía pública, la quema de toda literatura y la desaparición de sus órganos de prensa. Sin embargo antes de la guerra y durante ella, los EE.UU mantuvieron estrechas relaciones comerciales con la Alemania de Hitler.
Existía una especial afinidad que , aunque hoy nieguen, persistió hasta y luego del Plan Marshall.
El mismo Henry Ford era un declarado antisemita que publicaba en un periódico nacional notas que formaron una colección llamada "los libros negros" por el color de sus tapas, que el mismo Hitler guardaba con deleite y dedicación.
Henry resguardó sus intereses manteniendo en funcionamiento una fábrica de camiones que proveía al Reich. El hijo de Ford, Edsel, no sólo se encargaba de las compañías europeas de la marca, sino que también ocupaba puestos directivos de la IG Farben norteamericana.
De hecho la planta de la Ford en Poissy, en Francia, no fue tocada por los alemanes. Todo lo contrario, ahí se fabricaron multitud de motores de avión y camiones para ellos. General Motors y Ford controlaban el  70% del mercado automotor alemán cuando estalló la guerra y se reconvirtieron para proveer material bélico al ejército alemán.
La Coca Cola Company , por su lado, dejó sus fábricas en funcionamiento. De esa época data la creación de la marca Fanta, que tiene su origen en la necesidad de suplantar el producto por falta de ingredientes y ocultar la permanencia de Coca Cola en el mercado alemán.
Los ejemplos son interminables, así que dejo sólo dos más para pasar al punto central del post.
El Chase Manhattan Bank, propiedad de los Rockefeller, actuó como intermediario entre los bancos alemanes y el exterior. En una época en la que la mayoría de los bancos americanos clausuraban sus operaciones en Europa por su devastación producto de la guerra, el Chase florecía en París. Es más, sin indicaciones previas de los alemanes, cerraba las cuentas de los judíos.
La Standard Oil, también propiedad de los Rockefeller, había intercambiado patentes con la IG Farben en 1926. A partir del 33, con Hitler en el poder, los acuerdos continuaron y los alemanes obtuvieron las patentes esenciales para el combustible de avión, como la del tetrailo y otros aditivos.
Todo esto fue demostrado durante los juicios de Nüremberg, pero nunca fueron condenados por su colaboración con el Nazismo.
Por el contrario, al finalizar la guerra y hasta la finalización de los juicios en 1946/1947, los norteamericanos llevaron adelante un plan maestro que consistía en:
  • Capturar para sí la totalidad de documentación incriminatoria de estas relaciones.
  • Colectar toda información de carácter científico alemana, o si usted quiere, Nazi. 
  • Mantener en funcionamiento el aparato de producción bélica para fundar las bases de la cortina de hierro.
  • Mantener a raya al verdadero y más poderoso vencedor de la segunda guerra: Rusia.
Los mismos que en EE.UU. habían creado campos de concentración donde encerrar a los americanos -japoneses luego de vaciarles los bolsillos y quitarles toda propiedad (que hasta la actualidad no han sido restituidas), se desgarraban las vestiduras con el descubrimiento de las atrocidades de los campos de concentración Nazi y la apropiación ilegal de las riquezas, pequeñas o grandes, de los allí encancelados.
Usted, al igual que yo, ha recibido durante mucho tiempo la propaganda anti Nazi mediante películas de Hollywood, la televisión y libros de todo tipo y seguramente tiene razón en enojarse y decir que lo que estoy planteando no es lo mismo. Que los Nazis eran totalmente diabólicos. Pero eso sólo es porque los americanos han sabido ocultar sus propias fechorías, o las han realizado en escala más reducida. Y mire que me estoy circunscribiendo a la Segunda Guerra Mundial nada más. Diabólicos son los dos.
Si he elegido a los norteamericanos y no a Rusia, China o Japón para este ejemplo, es simplemente porque los norteamericanos se autodenominan protectores del mundo civilizado, la moral y las buenas costumbres. Por eso y porque es mucho más fácil obtener documentación al respecto. No porque sean peores que los demás.
Sin embargo, usted sabe, la historia la escriben los vencedores.
Por supuesto comparto la opinión popular de que los hechos ocurridos en los campos de concentración Nazi son totalmente condenables. Una vergüenza para la humanidad. No alcanzan las palabras para condenar lo que allí han perpetrado. Pero convengamos que ellos no son los dueños del mal. Sería como negar Hiroshima y Nagasaqui o el genocidio Armenio, o las masacres del conflicto Árabe - Israelí o la guerra de Bosnia. O para nosotros , los argentinos, pretender que la Escuela de las Américas que entrenó en la tortura y el asesinato a los represores de la dictadura, no era Norteamericana.
Vamos al punto ahora que he dejado en claro mi opinión de que Norteamericanos y Nazis son muy parecidos y hasta muy pero muy amigos.
Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, y habiendo capturado a los supuestos responsables de crímenes durante la misma (si ya sé, la guerra en sí es un crimen), se llevaron adelante una serie de juicios denominados de Nüremberg que, en teoría, finalizarían el tema (borrón y cuenta nueva, o el "Nunca Más" europeo) al impartir la  justicia que el mundo andaba reclamando.
Entre los 12 juicios que lo componen se encuentra el Juicio a los Doctores seguido contra los 24 médicos acusados de conspiración, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, incluyendo casos de esterilización forzosa y masiva de enfermos, el asesinato de 300.000 enfermos, especialmente de hospitales psiquiátricos durante el programa de Eutanasia Aktion T-4, colaboración o participación directa en el confinamiento, tortura y exterminio de miles de personas en los campos de concentración así como la realización de investigaciones médicas coercitivas, nocivas y letales contra prisioneros de guerra, civiles y contra pacientes en hospitales y otras instituciones médicas.
Este último punto fue el que originó el primer documento legar que limita el accionar científico en investigación sobre humanos. Antes no existía nada. Los médicos alemanes NO tenían un problema moral sobre el tema, porque era práctica común en todo el mundo la experimentación sobre pacientes sin consentimiento. Tal es así que se autoincriminaron al fotografiarse durante los experimentos, generar documentación de autoría y la simple aceptación de haber cometido los hechos.
Sepa usted amig@ lect@r que la legislación referida a la experimentación y bioética en humanos, fue creada luego del Juicio a los Doctores. Antes, sea en EE.UU. Europa, Asia o América del Sur se usaban para experimentación, pacientes de institutos psiquiátricos o penales sin necesidad de mediar consentimiento escrito o de ninguna otra modalidad.
¿Quedó claro?
En EE.UU. era de uso corriente experimentar con humanos al igual que hoy en día sigue haciéndose en África, merced al vacío legal que existe en el continente negro al respecto.
Pero volvamos a los norteamericanos. Si usted presta atención verá que casi todos los logros o beneficios para la humanidad que figuran bajo el ala del águila calva, tienen autoría Europea. Digamos que allí está el cerebro del imperio. Solo para ejemplificar, fíjese que Einstein era Judío Alemán. Von Braum (el padre de la cohetería astronautica y creador de la V1 y V2 que destruyeran Londres) era Alemán , Bell era Escocés, Tesla era Austriaco (hoy Croacia) y siga usted porque la lista es interminable.
Una de las cosas que ansiaban poseer luego de la guerra  era parte de la inteligencia europea escondida  en la revolucionaria tecnología alemana y entre ellos estaban los estudios realizados por los Nazis en los campos de concentración. Era indispensable evitar que los rusos tuvieran acceso a ellos.
Es que aún cuando fuera condenable la forma en que fueron realizados, la avaricia intelectual americana les hacía correr un hilito de baba con solo imaginar que podían llegar a tener en su poder , por ejemplo, el estudio sobre la cantidad de veces que un hueso humano puede volverse a soldar en el mismo punto. Experimento éste que implicó quebrarle un hueso al objeto experimental (ser humano vivo) hasta observar que no volvía a soldarse.
Uno de los acusados en el juicio, el doctor Sigmund Rascher utilizó a detenidos de Dachau  como cobayos humanos para el estudio de la resistencia del hombre en los vuelos a gran altura. Hubo experimentos sobre el tifus exantemático en Buchenwald y Auschwitz, sobre la congelación en Dachau, sobre el cáncer en Auschwitz, sobre las operaciones quirúrgicas y la tuberculosis en Gusen y Dachau, sobre los trasplantes de huesos en Ravensbrück. Me detengo aquí porque creo que ya entendió mi punto.
Al igual que Europa les dio el dominio del átomo y la cohetería,  los norteamericanos querían obtener el Santo Grial de la medicina sin necesidad de verse implicados en practicas alejadas de la moral..
Cuando al fin se hicieron de la documentación, la misma se convirtió en otro botín de guerra celosamente guardado y que hasta el día de hoy es utilizado como consulta. Los resultados obtenidos por tan cruentos métodos fueron explotados por las industrias de la salud  sin declarar la fuente consultada para sus "descubrimientos".
Sin embargo, quienes condenaron por crímenes de guerra a los doctores alemanes son los mismo que investigaron el curso natural de la sífilis, utilizando campesinos negros analfabetos de Alabama (USA) (Instituto Tuskegee), a quienes bajo engaño y después de haberles hecho el diagnóstico de la enfermedad, se les privó de tratamiento con antibióticos, durante 40 años (desde 1932 hasta 1972) mientras se les iba estudiando su deterioro físico progresivo y las complicaciones que presentaban. Más de mil quinientos guatemaltecos fueron infectados con enfermedades sexuales , sin que lo supieran, en el marco de un experimento médico realizado y financiado por EE. UU. Muchos de los infectados eran enfermos mentales y prisioneros. El experimento duró de 1946 a 1948. O por otra parte, el uso de soldados que a la fuerza, recibieron dosis elevadas de drogas alucinógenas solo para investigar si enloquecían o no lo suficiente como para revelar información secreta. Otros fueron ubicados en las proximidades de las explosiones nucleares de prueba a diferentes distancias, para así determinar los efectos de la radiación en el  tiempo y su acción en el organismo humano. Me detendría aquí también porque creo ya ha entendido mi punto, sin embargo no quiero dejar fuera otras investigaciones reprobables, algunas abiertas y aprobadas por las Instituciones de Salud. Por ejemplo, casos de delincuentes prisioneros, que se "ofrecen" voluntariamente para recibir células cancerosas o productos tóxicos, solo para mejorar sus condiciones carcelarias, o niños retrasados mentales, cuyos padres "aceptaban" fueran infectados por virus o aquellos individuos de países muy pobres que por unas monedas dan formalmente su "consentimiento" para recibir experimentalmente fármacos no aprobados todavía por la US Food and Drugs Administration (FDA) ya que necesitan pruebas clínicas, para poder ser comercializados en los países ricos.
"Por si le nace la duda, aquí, en Argentina, la regulación de experimentos médicos sobre humanos queda cubierta por las Regla de Bioética recién en 1997. Lo que no quita que si un laboratorio quiere experimentar seguramente lo haga sin inconvenientes. Esto es debido principalmente a la falta de legislación  complementaria o , como pasó en el mismo año de la promulgación, de dicha Regla,  (ver caso Hospital Naval) porque  las condenas son de índole comercial y no penal, resultando incluso en multas muchísimo más económicas de las que recibirían en Europa o EE.UU si fuera el caso. La relación costo-beneficio sólo dará a nuestro favor en la medida que la publicidad de estas prácticas dañe la imagen comercial de la entidad implicada. De lo contrario siempre será buen negocio experimentar libremente y luego pagar las multas."
Como dije, la humanidad ha desarrollado principios éticos para controlar la investigación solo después que se han hecho públicos una larga lista de episodios denigrantes. El abuso de investigadores sobre prisioneros durante la guerra no se queda atrás de los estudios realizados al amparo del proyecto Manhattan, en el cual se utilizaron miles de mujeres embarazadas y sus fetos, enfermos desahuciados, recién nacidos, moribundos y ancianos que bajo engaño fueron utilizados para investigar los efectos de las radiaciones, fueron inyectados con dosis elevadas de isótopos o los ingirieron con alimentos sin tener conocimiento del material radiactivo que se introducía en sus cuerpos.
No defiendo con esto el comportamiento Nazi, sólo digo que los norteamericanos han caído en las mismas prácticas. Les reitero, tanto Nazis como norteamericanos tenían el mismo accionar con diferente medidas de sutileza. El norteamericano generalmente aducirá que no existía mala intención en su obrar o que el beneficio resultante para la humanidad bien merecía el riesgo, y hasta es posible que la justicia los sobresea y un monumento sea erigido en conmemoración.
Resumiendo:
Los experimentos en humanos realizados por los médicos Nazis han sido utilizados por la industria de la salud norteamericana para beneficio comercial propio.
La alarma que hizo sonar el Nazismo  dio como resultado la elaboración, en 1947, del Código de Nüremberg, un documento de referencia que rige el procedimiento ético en la investigación con seres humanos.
Este código no proviene del gremio médico, lamentablemente no rige en todos los países del mundo y es fácilmente violable.
Nuestro país fue foco de experimentación solapada de medicamentos hasta 1997.
Hasta ese momento se comercializaban medicamentos que en el mismo EE.UU. la FDA no permitía para la venta o uso en humanos.
Hoy África (Si tiene ganas vea la película "El Jardinero Fiel" que trata este tema) se encuentra desprotegida y convertida es el nuevo Auschwitz del comercio farmacológico mundial.
Y ellos nos dicen que son los buenos. !! Por favor...¡¡
Ahora puede tomar nuevamente su pancarta si quiere y salir a reclamar por los derechos de los animales de laboratorio. Total, estamos todos incluidos.
Taluego.


Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , , , , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Animales de laboratorio fue publicado por O Pin el jueves, 5 de agosto de 2010. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 10 comentarios: en el post Animales de laboratorio

10 comentarios:

  1. Triste y escalofriante realidad.
    Pensar que yo creía que todos tenemos una segunda oportunidad menos Hitler...
    Gracias por confirmarme lo que sospechaba.Somos conejillos de indias, mientras sus imperios crecen.Qué lo tiró!
    Sigo firmando peticiones contra matanzas y maltratos de animales, un humilde aporte para exponer mis repudios en lo que puedo.Si se logra el fin, dudo.En algún lado se paran las listas.
    Muy buen post.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Reflexiono por cuentagotas jaja.
    Somos casi conejillos de indias,a estos "genios" sí les importan las consecuencias.

    ResponderEliminar
  3. Impactante su crónica, Opin.
    Patente la hipocresía imperialista.
    Pero en política, el que esté libre de culpa, ya sabe, lo de la piedra.
    Mi felicitación por este informado e informador artículo.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, coincido en todo. Los americanos son la lacra de este mundo, es claro. todo lo dominan, todo lo manipulan, todo lo usan.

    Creo, sin embargo, que su era, està llegando a su fin.

    La relaciòn "Nazi-Yanquee", queda demostrada en las crìticas que estàn recibiendo, desde hace unos años, "History channel" y "Discovery", por su "Germanismo".

    Pasa que, en realidad, estos canales muestran la verdad. Todo Yanquilandia deviene de los nazis!!

    La historia, la escribe quien gana.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Doña Mónica: Gracias por leer semejante mamotreto. Comencé con la pregunta de ¿Qué habrán hecho con los estudios de los Nazis? y terminé enredándome en un montón de cosas. Si algo se entendió...ES UN MILAGRO.
    Un abrazo y siga cuidando a los animalitos, ellos no pueden legislar por si solos.

    ResponderEliminar
  6. Doña Noah: Como puse en este post tan enredado, usé a los Norteamericanos por cercanía y por facil acceso a la información.
    Yo tengo problemas con todos los imperios que no me tengan a mí como emperador.
    Gracias por leer el engendro.
    Un abrazo

    (Por lo del Blog. no lo mude, abra otro en paralelo y si se acostumbra a usarlo en blogger nos avisa y vamos para allá.)

    ResponderEliminar
  7. Don Gaucho: No me retó por ponerle a Tesla como Polaco, jeh. Ya lo arreglé.
    Bueno, el post es un mamotreto pero obedece a la pregunta de ¿dónde fueron a parar los resultados de los experimentos nazis?.
    Creo que lo respondí.
    En este caso se los llevaron los yankis, pero pudieron ser los rusos tranquilamente y habría que cambiarle solo una palabra al post.
    Todos son iguales en las luchas por el poder. Y el conocimiento es poder.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Ud, lo ha dicho, la lucha por el poder, los iguala.

    (Gracias por la idea, pero creo que seguiré en mi rincón (minimalista),porque no tengo claro que supiera manejar algo mas complejo, pero veo los que ustedes tienen, y claro, la envidia me ataca :-))

    Gracias Opin, es ud. muy amable, y sus articulos siempre interesantes.

    Una sonrisa

    ResponderEliminar
  9. EXCELENTE POST !!!!!!!!!!!

    Como bien dice la OMS (Organización mundial de la Salud) “los ensayos clínicos constituyen una de las fuentes más importantes de evidencia científica relacionada con la eficacia y la seguridad de los procesos de intervención en la salud”.
    Sin embargo, después de haber trabajado tantos años en el sistema de salud, el gran inconveniente es asegurar la transparencia en este proceso.
    América latina es el escenario del BOOM para el desarrollo de la industria de las pruebas médicas en los últimos 15 años, por sus bajos costos entre otras cosas. Por ejemplo una prueba clínica cuesta promedio 30 % menos que en EEUU ¿Por qué? porque las regulaciones son extremadamente laxas.
    Además, ¿qué investigador va a dar primacía al bienestar y los derechos de los humanos que participen en la investigación? cuando el patrocinador (industria farmacéutica) le está pagando 2.700 dólares por paciente incluido en el estudio. Este fue el monto que los investigadores del Naval recibieron (1997-1998) por el laboratorio Hoechst Marion Roussel. Para estos “profesionales la falsificación de datos incluyendo las firmas de algunos consentimientos estaba plenamente justificado”.

    Según datos proporcionados por CAEMe (Cámara Argentina de Especialidades Medicinales) hasta el 2009, en Argentina había 1.008 estudios clínicos ocupando el segundo lugar en Latinoamérica después de Brasil. Más del 90 % de esos estudios pertenecen a empresas internacionales radicadas en nuestro país y en 2009 hubo 30.464 pacientes participantes de estudios clínicos.
    Según la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), hasta el 2009 no brindó información oficial del total de protocolos de investigación existentes en el país.

    Si tomamos como ejemplo nuestros hospitales en donde se reclutan gran parte de estos pacientes, ¿Qué regulación estatal operó en Argentina hasta el 2009?
    1) ¿Cuántos recursos municipales, provinciales o nacionales fueron usados por los investigadores locales para investigaciones privadas (realización de estudios complementarios entre otras cosas a cargo del hospital por ejemplo)?
    2) ¿El estado determinó un orden de prioridades sobre los problemas de salud más importantes para permitir su investigación por la industria farmacéutica?
    3) ¿Cuántos estudios se realizaron fuera de la aprobación del ente regulador (ANMAT)?
    4) ¿Que sabemos sobre el seguimiento a largo plazo de esos pacientes que fueron incorporados y que recibieron drogas en fase I y II (no se conocen los efectos adversos de las drogas usadas), es decir, de quién es la responsabilidad de localizarlos hoy, para saber a qué fueron expuestos?

    En nuestro país, recién en el 2009, el Ministerio de Salud elaboró el primer registro de ensayos clínicos en seres humanos de la Argentina que permitirá tener un mejor control sobre experimentaciones en humanos y rápidamente saber si un ensayo cuenta con la aprobación según reglamentación vigente.
    Pero yo me pregunto ¿Cómo confiar en este sistema cuando aún hoy el reclutamiento de pacientes está basado en un interés económico? es decir, el investigador recibe dinero de la industria por reclutar pacientes.

    “Un médico preocupado”

    ResponderEliminar
  10. Ups ¡ Lo paso para post porque es muy largo para ser Anónimo.

    ResponderEliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates