lunes, 17 de mayo de 2010

Empaquetaron mi dulce infancia

Compartir
Antes que llegaran los supermercados había muchos más gallegos como Manolito y su papá y Joaquín Salvador Lavado seguro que hacía los mandados igual que yo.
Cada dos o tres cuadras se encontraban esos lugares mágicos descendientes de las Pulperías y los Ramos Generales llamados  Almacenes. Allí adentro existían cosas maravillosas como la bolsa de papel madera, la libreta de fiado y la yapa.
Las señoras se quedaban horas chusmeando (ese vicio tan argento) y los chicos hacían los mandados para recibir alguna yapa de dulces o quedarse con parte del vuelto como comisión. Muchos logramos comprar la primer Pulpito usando esta metodología. 

En esas épocas no existían términos como polución y la basura era un tema secundario solucionado en las "quemas".
Si usted pudiera pegar una mirada en el tacho de basura de entonces y lo comparara con el de ahora, seguramente se llevaría una sorpresa. (por la cantidad de envases, digo)
Es que todos estamos pagando Packaging, envoltorios coloridos, no biodegradables, casi en mayor cantidad que el producto mismo contenido en ellos.
Antes la cosa era más casera y práctica.
Si usted quería galletitas, tenía esto

!Si señor una lata biodegradable con ventanita de vidrio y que encima se reutiliza hasta que no dé más¡ 
El almacenero le pesaba la cantidad que usted pidiera y se lo ponía en una hermosa bolsa de papel. 
Cuando se entraba al almacén siempre había una pared cubierta por estanterías repletas de estas latas, con la ventana hacia el frente donde usted podía ver el contenido y donde, sabiamente, el almacenero había colocado el precio por Kilo y fracciones de medio y un cuarto.
Si usted logra imaginar una de estas latas llena de galletitas, se dará cuenta que puede que entren, que se yo, unas mil. Ahora imagine que las galletitas están envasadas una por una. No solo ocupan más espacio, sino que ha generado una gran cantidad de basura no degradable ya que los envoltorios son , en general, derivados plásticos. 
Si usted piensa que es más sano o limpio, le aseguro que nadie nunca enfermó por el contenido de estas latas.
Yo era fanático de torturar a mi hígado, así que cuando podía compraba un cuarto o medio kilo (no eran tan caras como ahora) de las siguientes delicias:
Tita, Rhodesia (que linda presentación, pero las prefería sueltas),...
Azafatas ( Chocolinas con cobertura de chocolate- Extintas), ...
Kocoas (Bocas de Dama con cobertura de chocolate semiamargo, no tengo foto),...


Habanitos y ...(primero le sacás el chocolate chupándolos y después te comes la masita, je)

Cremocoas (Galletita con bomba de crema cubierta de chocolate semiamargo y corazón de cereza. Con forma de tetita. Extintas -ay Dios, que bajón-)

Muchas pasaron a empaques de pocas unidades aptos para kioscos pero a precios comparativamente exorbitantes, otras fueron desapareciendo por razones que aún no puedo entender. 
El pueblo aulla su enojo ante la falta de las Azafatas y las Cremocoa y patalea por la escasa cantidad de producto por paquete de los Habanitos y las Kocoas. Pero lo que a mí me pone verde es que en este raid contaminador le han cambiado el paquete a las clásicas Rhodesias. Si señor, aquel envase de papel manteca por dentro y exterior metalizado de oro, envuelto en un listón tipo fajo de billetes, se perdió, era muy caro o la máquina se rompió y compraron otra que no sabe hacer paquetitos. 
Ahora mi querida Rhodesia se ve así.

No quiero ni saber lo que le habrán hecho a Tita...manga de degenerados
¿A usted no se le escapa un lagrimón ?
Taluego.

Difúndalo, péguelo en su muro de Facebook, retwittéelo y envíeselo por mail a todos los que quiera.
Pero no olvide mencionar la fuente.
NINGÚN TEXTO ES ANÓNIMO.

Tags: , ,

SÚMESE A NUESTROS AMIGOS


Publicado por

El artículo Empaquetaron mi dulce infancia fue publicado por O Pin el lunes, 17 de mayo de 2010. Esperamos que le sea de alguna utilidad o interés. Gracias por su visita y no olvide dejar su comentario antes de partir. Hasta el momento hay 8 comentarios: en el post Empaquetaron mi dulce infancia

8 comentarios:

  1. Como tipo de 29 años casi treinta salvo un par de cosas todo lo demas lo vivi.
    Y como kiosquero vengo a intentar una vez mas, como lo habran intentado miles, millones; asesinar tu niño interno: el viernes recibi para la venta la tita envuelta en plastico.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. NOOooooooooooooooooooooooooooooo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Y cuando comprabas azùcar y te hacìan un "repulgue" de papel como bolsita?

    Tita en plasssshhhhhhtico?

    Y bue, tampoco hay bidù cola.

    ResponderEliminar
  4. Don Gaucho: Hace un tiempo publiqué un post sobre Ramos Generales en otro Blog y una señora tuvo la amabilidad de comentarme que en su pueblito de Santa Fe todavía queda un lugar donde venden el azúcar con un "repulgue" de papel como bolsita.
    Aunque usted no lo crea esas cosas son muy respetadas y protegidas en algunos países de Asia y Europa por que es parte de su propia identidad nacional. Y es todo un arte.
    No digo que no evolucionemos, pero las cosas lindas del pasado cotidiano hay que cuidarlas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Ya se que este post tiene cierta edad...pero cómo yo también...me tocó el corazón...Por favor Don Opin , ¿ me despacha 1/4 de galletitas Fideitos , 1/4 de galletitas Maicena y 1/4 de galletitas Imperiales ...en bolsa de papel blanco con repulgue...? son mis favoritas y hace una punta de años que no las encuentro... y...de yapa ...¿ me regala una Gremocoa...? ¿ ehh...? Dele...que le cuesta....Chasgraaaciaas....

    ResponderEliminar
  6. Doña Elba. Estoy segurísimo que si nos ponemos un local y las preparamos nosotros mismos, nos hacemos millonarios. Lo que no sé es a cuantos millones de pesos tengo que vender cada unidad para que sea rentable.
    (las fideito, maicena e imperiales, se consiguen en los super chinos, no se lo diga a nadie que hay muy pocas)
    Cariños.

    ResponderEliminar
  7. Si , pero , ¿ usted las probó...? son de plástico , no tienen el mismo gusto y...hasta vienen con otro nombre...Lo del negocio , dejemeló pensar...abracito

    ResponderEliminar
  8. CUANTA NOSTALGIA !!! HERMOSA EPOCAS, AÑORO LAS CREMOKOAS,Y MEJOR NO PENSAR UNO SE EMOCIONA MUCHO VIO??? BESOS Y CARIÑOS. SIMPLEMENTE, MARIA F.

    ResponderEliminar

¿Sobrevivió a mi punto de vista? ¡Ahora es su turno!
Sin embargo como los comentarios son una gentileza entre usted y yo, se moderarán y anularán aquellos subidos de tono, agresivos o que utilicen lenguaje soez.
Aproveche su oportunidad , dele, que total nadie lo está mirando y acá lo tratamos mejor que en el mundo real.

Comenta aquí con tu perfil de Facebook

 

OPin Pinturas

OPin cuentos

Seguir por Email

-¿Qué somos?, ¿Adónde vamos?-No tenemos la más pálida idea.
El psicoanalista no nos mandó tener un blog. No estamos escribiendo un libro, ni somos periodistas en trabajo práctico. No hablamos de nuestros ex, ni de sexo, ni de estreñimientos. No tenemos segundas personalidades como "groncho grasa" , "pituco fiestero" o "mujer de la vida". No somos poetas ni tenemos fotos de gatitos o figuritas con brillantina que se mueven.
Eso sí, hablamos en primera persona del plural de nosotros mismos. Algo raro teníamos.

Aviso de uso

Los contenidos de este blog, con excepción de los cuentos y pinturas originales, son de libre disposición, no comercial, siempre que se cite su origen. Si desea reproducir alguna de las entradas en su sitio, sólo tiene que citar su procedencia y establecer un enlace con el blog, manteniendo sus fuentes. Las fotografías de este blog han sido obtenidas de la red, si usted es su autor y cree que se vulneran sus derechos, póngase en contacto con nosotros y serán retiradas una vez se verifique su propiedad. Queda bajo su responsabilidad el uso que haga con lo extraído del blog.

DMCA.com
Volver ARRIBA
Copyright © 2010- | Nuevo BlogOPin.a® | Designed by Templateism.com | Improved by OPinTemplates